Lloris paró todo menos a Chiriches

Lloris Focus Tottenham

Poco a poco se iba acercando el gol del Besiktas y al final llegó porque Chiriches quiso y lo puso fácil: al central rumano se le olvidó cómo despejar un balón, que le pasó por debajo de las piernas y, para evitar el error, decidió tocarlo con la mano y alejar la pelota del rival que se disponía a disparar. Penalti y amarilla a escasos minutos del final. El lanzamiento de la pena máxima, anotado por Demba Ba cuando los locales ya saboreaban el triunfo, fue lo único que Lloris no fue capaz de detener en todo el partido. La exhibición del portero del Tottenham comenzó en el primer tiempo y se estiró hasta el último momento, pero no fue capaz de evitar el 1-1 final, pues los Spurs tuvieron ventaja desde muy temprano gracias a un muy buen tanto de Harry Kane, que condujo, se abrió hueco en la frontal y sacó un disparo raso cruzado. Los de Pochettino no dieron una buena imagen y se vieron dominados por un Besiktas que, como ya ocurriese ante el Arsenal hace semanas en la previa de la Champions League, sigue dejando muy buenas sensaciones europeas de la mano del técnico Bilic.

Lloris Tottenham FocusUn penalti en el 89′ evitó que Lloris se fuese sin recibir un gol (Foto: Focus Images Ltd)

La alineación del Tottenham demostraba que Pochettino quería dar opciones a todos los futbolistas de su plantilla y puso de inicio a casi todos los suplentes. En el centro de la zaga, Fazio y Chiriches. En los laterales, Dier y Davies. En el centro del campo, Stambouli y Bentaleb. En las bandas, Townsend y Paulinho. De mediapunta estaba Harry Kane y de delantero, Soldado. No hubo equilibrio ni forma de detener los ataques turcos, generalmente finalizados por un Sahan que de no haber estado tan errático -en la primera jugada del partido, un fallo clamoroso de Chiriches en la salida de balón, falló un disparo sencillo ante Lloris y lo mandó fuera-, el resultado habría sido muy diferente. Una chilena suya salió desviada por muy poco en el segundo tiempo. Con Hutchinson cerrando en el centro del campo y entre Töre, Ba y Sahan generando peligro en tres cuartos, la figura de Lloris apareció cuando más estaban sufriendo los londinenses. Sobre todo, dos paradas de reflejos que hicieron pensar que nadie conseguiría marcarle un gol. Hasta que falló Chiriches, muy espeso y vulnerable, que le regaló el empate al Besiktas.

Con dos puntos en dos jornadas tanto para Besiktas como Tottenham, el equipo que lidera el grupo es el Asteras Tripolis, que ganó 2-0 al Partizan.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*