Hat-trick de Ibra para encarrilar el pase

Zlatan Ibrahimovic está sancionado en competiciones domésticas, pero sí que puede jugar la Europa League. Foto: Andrew Timms/Focus Images Ltd.

Con un hat-trick de Zlatan Ibrahimovic, el Manchester United encarriló su eliminatoria de dieciseisavos de la Europa League ante el Saint-Étienne en Old Trafford. El equipo dirigido por José Mourinho dominó todas las fases del encuentro, a excepción de un tramo de incertidumbre en los instantes previos al descanso. Por mucho que pueda intimidar el ambiente del Stade Geoffroy-Guichard en el siguiente partido, resulta difícil imaginarse al Saint-Étienne dándole la vuelta a este marcador. Antes del encuentro de vuelta  —que tendrá lugar el próximo miércoles— el United visitará al Blackburn Rovers en la FA Cup y el Saint-Étienne al Montpellier en Ligue 1.

Manchester United 3 (Ibrahimovic 15′, 75′, 88′ p.)
Saint-Étienne 0

United vs ASSE - Football tactics and formations

El balón comenzó a rodar entre el humo que habían dejado las bengalas de los hinchas del Saint-Étienne desplazados a Manchester. Fue el United quien tuvo la iniciativa desde el principio. El cuadro visitante guardaba las distancias y esperaba a su rival sin ejercer una presión adelantada. En una de las primeras llegadas del United, Ibrahimovic se dispuso a recibir un balón desde la izquierda y fue derribado por Veretout. El árbitro señaló falta en la frontal y el delantero sueco se hizo cargo del lanzamiento con un disparo de baja altura que dio en la barrera para luego acabar besando la red.

Poco cambiaría el escenario tras el primer gol. El United prolongó su dominio ante un Saint-Étienne que no ofrecía reacción alguna. Los locales volverían a amenazar la meta defendida por Ruffier cuando Juan Mata recibió en el área un envío elevado de Paul Pogba —el mediocentro francés contribuyó al juego con varios pases clave— y probó con una volea. El contacto con el balón no fue del todo bueno y la acción no tuvo mayor trascendencia.

Hasta que no se cumplieron los primeros treinta minutos de juego, el Saint-Étienne no comenzó a cuestionar seriamente la defensa del United. El equipo francés fue progresivamente ganando presencia en campo contrario, comiéndole metros al United, teniendo más posesión y comenzando a encadenar sus primeras ocasiones. Los de Christophe Galtier empezaban a tener más poderío ofensivo después de una primera media hora en la que habían estado ausentes. Para alivio de Old Trafford, esos avisos del Saint-Étienne no se llegaron a traducir en problemas para su guardameta Sergio Romero y el encuentro llegó al descanso con el 1-0 a favor de los locales.

Juan Mata pudo haber marcado con un volea. Foto: Andrew Timms/Focus Images Ltd.
Juan Mata pudo haber marcado con un volea. Foto: Andrew Timms/Focus Images Ltd.

Mourinho introdujo un primer cambio en el entretiempo: Lingard entró por Fellani y se situó en la mediapunta, pasando Pogba a jugar en el doble pivote con Herrera. El técnico portugués también aprovecharía el descanso para pedirle más a los suyos, pues se habían relajado en el tramo final del primer tiempo. Sus jugadores respondieron y saltaron al terreno de juego reforzados, con la ambición recargada. No tardó el United en recuperar la voz cantante que había perdido antes del descanso.

Además de participar en el juego con sus pases, Pogba también quiso probar la portería rival. Primero recibió de Mata desde la derecha, hizo un brillante control orientado con el que superó a su marcador Veretout y disparó con efecto buscando el costado izquierdo de la portearía, pero el tiro se marchó ligeramente desviado. También estuvo cerca de marcar minutos después cuando un remate suyo de cabeza a un centro de falta se topó con el larguero.

Al Saint-Étienne le costó generar peligro en la segunda parte. Sin embargo, parecieron capaces de empatar en una rápida ofensiva que concluyó con un desafortunado disparo del delantero Roux, que había entrado en sustitución de Barbosa Intima. Acto seguido, el United hundiría las esperanzas de Les Verts. Marcus Rashford —que había sustituido a Mata— retrocedió su posición para recibir un pase de Pogba y, una vez tuvo el balón en sus pies, el joven atacante inglés avanzó por la izquierda hasta el fondo del campo. Desde la línea de cal, Rashford envío el esférico al área y acabó llegando a Ibrahimovic en el segundo palo. El 9 del United no falló. Más tarde, en el 87’, Zlatan provocaría un penalti y lo transformaría él mismo, sentenciando así al equipo francés.

Paul Pogba jugó ante su hermano Florentin. Foto: Focus Images Ltd.
Paul Pogba jugó ante su hermano Florentin. Foto: Focus Images Ltd.

Duelo de Pogbas

Dos hermanos Pogba se vieron las caras sobre el césped: Paul (mediocentro del United) y Florentin (lateral izquierdo del Saint-Étienne). Ambos saltaron al campo juntos y se reencontraron en un abrazo tras el pitido final. La madre de los Pogba observaba el partido en la grada junto con el tercer hermano, Mathias (jugador del Sparta Rotterdam), y los dos lucían una camiseta mitad roja, mitad verde. Mathias, además, tenía la mitad de su pelo teñido de rubio como Paul y la otra mitad como su gemelo Florentin. Fue, desde luego, un partido especial para la familia Pogba. En la prensa se le llamó el ‘Pogbdery’.

Paul Pogba: “Fue algo mágico. No me lo podía creer cuando lo vi [a su hermano], nos empezamos a reír. Disfrutamos el momento porque no es algo que pase todos los días; lo disfruté mucho”.

Foto de portada: Andrew Timms/Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*