Mkhitaryan ya ha llegado

Henrikh Mkhitaryan of Manchester United (left) shoots at goal during the Premier League match at Goodison Park, Liverpool
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
04/12/2016

Volvía Henrikh Mkhitaryan a Ucrania, el país en el que se ganó una merecida fama de centrocampista goleador. Los 25 goles que firmó en 29 partidos de la edición 2012/13 de la liga ucraniana sirvieron de puente para acabar engrosando las filas del Borussia Dortmund, entonces subcampeón de Europa. El armenio formaba parte en sus inicios del doble pivote del Shakhtar Donetsk, ya fuese acompañando a Fernandinho o al checo Tomas Hübschman. El punto de inflexión de su carrera tuvo lugar el día que Mircea Lucescu, su entrenador, resolvió que Mkhitaryan podía ser una pieza más productiva para el equipo unos metros por delante, que debía actuar como mediapunta en su 4-2-3-1. Y aquello produjo una explosión goleadora espléndida. A Henrikh se le caían los goles jugando cerca del área rival: 11 en las primeras 7 jornadas de la liga 12/13, por ejemplo. Nunca la liga ucraniana había conocido un futbolista capaz de sellar 25 tantos en un curso -ni lo ha habido tras la marcha del armenio-. Ni siquiera Andriy Shevchenko, Serhiy Rebrov o los atacantes brasileños que por allí han circulado.

Su habilidad goleadora llegando desde segunda línea explica que el Borussia Dortmund desembolsase 27,5 millones de euros por él y que el Manchester United aceptase pagar alrededor de 40 M €. Ambos lo hicieron por una sencilla razón: querían disponer en su plantilla de la verticalidad y del gol que caracteriza a Mkhitaryan. Verticalidad y gol: dos palabras que definen a este jugador nacido en Ereván hace 27 años.

Por eso causaba sorpresa que tuviese tantas dificultades para entrar en los planes de su nuevo técnico. “Está siendo un poco difícil para él adaptarse a la intensidad de la Premier“, alegó Jose Mourinho. Comenzó la campaña en el banquillo, tuvo la oportunidad de jugar de inicio el conocido Manchester United-Manchester City y en el descanso de aquel duelo desapareció del mapa. Sufrió una pequeña lesión, tardó algunas semanas en volver a tener un papel importante y no ha sido hasta los últimos quince días cuando los aficionados del Manchester United han podido empezar a conocer el perfil y la categoría de jugador que contrató el club inglés este último verano.

Henrikh Mkhitaryan of Manchester United has a look of pain during the Premier League match at Goodison Park, Liverpool Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 04/12/2016
Henrikh Mkhitaryan estuvo varias semanas parado debido a una lesión / Foto: Focus Images Ltd

Lo raro era que Mkhitaryan jugase poco, no jugase o jugase mal. Lo natural es que el armenio haga lo que ha hecho en sus últimos tres partidos (todos ellos como titular): marcar un gol, dar dos asistencias y especialmente transmitir la impresión de que ya encaja en el engranaje del Manchester United.

Henrikh Mkhitaryan: “El problema no era él [Mourinho], era yo. Mourinho me dijo qué era lo que tenía que mejorar y me dio la oportunidad de jugar de nuevo.”

Triunfó en Ucrania como mediapunta, vivió más tiempo en Alemania como extremo derecho y en el United también ha jugado mayoritariamente en esa demarcación, pero su repertorio no termina ahí. También puede hacer las funciones de un extremo izquierdo, como demostró este jueves en la casa del Zorya Luhansk. Alineó Mourinho a Juan Mata, Wayne Rooney y al armenio por detrás de su ‘9’ (Zlatan Ibrahimovic). No tuvo problema alguno Henrikh en jugar en la banda contraria a lo habitual. Desde luego que no supuso un impedimento en la jugada que culminó anotando el 0-1, su primer tanto oficial con la elástica de los ‘red devils’.

Se fue de Odesa, sede del encuentro, el Manchester United con los tres puntos y con Mkhitaryan más adaptado que nunca. Sus goles, sus asistencias, sus movimientos y sus apariciones desde segunda línea suenan a refuerzo otoñal después de que apenas pudiesen disfrutar de su fútbol en el primer tercio de la temporada. No conviene olvidar que si el año del Man United no cumple con la expectativas no será por falta de recursos ofensivos: Ibrahimovic, Martial, Rooney, Mata, Rashford, Mkhitaryan, Herrera, Lingard, Pogba, Depay, etc.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*