Oro entre carbón

Picture by Gerald O'Rourke/Focus Images Ltd +44 7500 165179.06/11/2012.Mircea Lucescu manager of Shakhtar Donetsk picture during a press conference at Stamford Bridge, London.

Un cabezazo del delantero luso Wilson Eduardo a pocos minutos del final del tiempo reglamentario maquilló la derrota de un Sporting de Braga errático en la definición. El cuadro portugués careció de fortuna a la hora de concretar sus llegadas al área y acabó pagando con creces esa ausencia de puntería. El Shakhtar Donetsk, más certero en el remate, regresa a Ucrania con un botín (1-2) que se antoja suficiente para encarrilar el pase a las semifinales de la Europa League, aunque Mircea Lucescu prefiera ser cauteloso en su análisis.

El choque arrancó con el conjunto local como protagonista: de la mano de Rafa y Pedro Sandro, los hombres de Paulo Fonseca asumieron la responsabilidad de negociar la pelota. No rehusaron a ser protagonistas porque el estilo del Braga es inquebrantable: combinaciones verticales en la zona de tres cuartos, continuas permutas entre líneas y los dos laterales, tanto Marcelo Goiano como Baiano, recorriendo sus pasillos hasta pisar la línea de fondo. Sin embargo, no fueron ellos dos sino Rafa el que acaparó todos los focos: a sus 22 años, el mediapunta de Barreiro es capaz de aportar esa pizca de lucidez con la pelota que convierte lo intrascendente en peligroso. Tiene chispa. Mientras él llevaba la voz cantante, Kovalenko y Ferreyra exigían a sus compañeros adelantar unos metros la línea defensiva, tratando de incomodar la salida de balón portuguesa, pero la pareja de centrales formada por Rakitskiy y Ordets no varió ni un ápice el plan preestablecido: los blancos esperaron atrás bien organizados con la intención de coger desprevenido al rival una vez recuperada la posesión de la pelota. El Shakhtar apostó descaradamente por castigar las imprecisiones de sus oponentes, pero se encontró con un adversario fiable a la hora de trenzar su fútbol de ataque. En consecuencia, no hubo noticias del cuadro capitaneado por Srna hasta el 30′, cuando el propio lateral croata dio un paso adelante y comenzó a incomodar a los locales con sus conducciones desde el costa derecho.

Disposiciones de Sporting de Braga y Shakhtar Donetsk

Sporting de Braga vs Shakhtar - Europa League - Football tactics and formations

El gol psicológico de Rakitskiy (45′) –el central ucraniano se perderá la vuelta por acumulación de cartulinas amarillas–, fruto de la pillería del defensa en el segundo palo, le dio a los visitantes la seguridad que ansiaban: independientemente del resultado final, volver a casa con un tanto anotado en campo contrario ya suponía premio suficiente, porque ese y no otro era el objetivo apuntado por Lucescu en la previa. Con el 0-1, el encuentro se partió y los ataques mandaron sobre las defensas. Malyshev, llegando libre de marca a una posición franca de remate cercana al punto de penalti, y Rafa, con un disparo potente escupido por el larguero, pudieron variar el electrónico, pero sería Ferreyra el que daría la segunda estocada con un toque sutil de empeine para picar la pelota por encima de Matheus. En una contra rápida, el Braga mordió el anzuelo dispuesto por el conjunto ucraniano más poderoso de la última década y el punta argentino no desaprovechó la posibilidad de ampliar la renta (0-2). Instantes después, la realización enfocaría a Mircea en el banquillo: una sonrisa de oreja a oreja simbolizaba que la pesca había dado sus frutos.

En el último suspiro, Wilson Eduardo le dio un halo de esperanza al cuarto clasificado de la liga portuguesa. Maquillaje.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*