El Athletic se pone serio en Belgrado

Beñat Athletic Bilbao Focus

En este complejo juego de equilibrios que Ernesto Valverde está intentando hacer desde el inicio de la temporada para evitar que el equipo acabe fundido y al mismo tiempo no renuncie a competir en ningún torneo, en el partido de Belgrado decidió salir con el mejor Athletic. Y más llamativo aún: hizo sólo un cambio (el portero) con respecto al equipo que, tras ir ganando 0-2 en La Coruña durante un largo rato, acabó empatando el pasado domingo en Liga. Una clarísima declaración de intenciones: después de haber tropezado en Alkmaar, en la muy caliente cancha del líder del grupo no se podía fallar. Ganar suponía encarrilar la clasificación: seis puntos y aún dos duelos por jugarse en San Mamés. Y a eso fue el Athletic. Sin titubear, con determinación, se adueñó del partido desde el primer minuto y sólo sufrió algo porque le costó acertar y el segundo gol llegó demasiado tarde para los méritos que había hecho en el campo. Aún así, la inquietud vino provocada únicamente por la estrechez del resultado. Aún con 0-1, el partido estuvo siempre controlado, con un Beñat Etxebarría soberbio en la dirección del juego y con un Aritz Aduriz que, pese a no marcar, generó ocasiones para sus compañeros. En general, todo el equipo de Valverde firmó un encuentro completísimo, de superioridad pura ante un rival que no anda bien en la liga serbia (está a catorce puntos del Estrella Roja) pero que había sumado el pleno en lo que llevábamos de Europa League. Y en el siempre complicado ambiente que se genera en el Estadio Partizan.

PARTIZÁN 0-2 ATHLETIC CLUB: PLANTEAMIENTOS INICIALES

Partizan vs Athletic - Football tactics and formations

Fue tan claro el dominio del Athletic que prácticamente no vimos nada del talentoso Andrija Zivkovic, campeón del mundo con la Serbia Sub-20 de Veljko Paunovic en el pasado Mundial de Nueva Zelanda. Un tiro con la zurda desde fuera del área que se marchó alto y poco más. Es cierto que los balcánicos tenían bajas importantes, y este factor, junto al buen encuentro que firmaron Mikel San José, Beñat y la pareja de centrales, evitó que Iago Herrerín tuviera que emplearse a fondo como sí ocurrió en la victoria ante el Ausburgo en San Mamés. El equipo de Drulovic sólo insinuó intenciones dañinas en alguna buena acción entre líneas del joven Nikola Ninkovic, pero sus puntos fuertes estuvieron controlados prácticamente en todo momento. Etxeita y Aduriz avisaron de cabeza antes de que Raúl García anotara el 0-1 llegando desde atrás y culminando una magnífica jugada iniciada por Beñat, continuada por De Marcos -¡qué centro puso!- y facilitada por la atracción y el desconcierto que Aduriz genera entre los centrales. Si el partido no quedó resuelto antes del 85′ fue en gran medida porque Zivko Zivkovic lo evitó con intervenciones de mucho mérito. A Beñat le sacó dos muy difíciles antes de no poder hacer nada ante su magnífica ejecución de un tiro libre a cinco minutos del final. Ernesto Valverde respiró entonces. El muy buen partido de su equipo iba a tener la recompensa que merecía.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*