Payet lidera una noche inolvidable en el Velodrome

General views of the stadium before the UEFA Euro 2016 match at Stade Velodrome, Marseille
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
11/06/2016

Cuando Dimitri Payet eligió firmar por el Olympique de Marsella, renunciando seguro a escuadras de un presente mucho más ambicioso, probablemente lo hizo soñando con noches como la de ayer en el Velodrome. Era la vuelta de unos cuartos de final de Europa League, un trascendente escenario que atenazaba a casi todos los presentes, pues no sabían cómo se juegan estas cosas, y el OM se encontró con una majestuosa actuación del que internamente sabe que ha nacido para esta clase de encuentros. Una actuación que marcó todas las diferencias posibles. Por grandeza, por liderazgo, por determinación. Cuando los aficionados del West Ham cantaban aquello de “we got Payet, I just don’t think you understand” sabían de qué hablaban.

Olympique de Marsella 5 (Ilsanker pp 6′, Sarr 9′, Thauvin 38′, Payet 60′, Sakai 94′)
RB Leipzig 2 (Bruma 2, Augustin 55′)

OM vs Athletic - Football tactics and formations
Formaciones iniciales. Foto:sharemytactics

El encuentro comenzó vertiendo un jarro de agua gélida sobre un vibrante Velodrome, pues entre Augustin, Keita y Bruma tejieron una bonita combinación que significó el 0-1 antes de que hubiera transcurrido el segundo minuto de partido. Aquel doloroso golpe anímico amenazaba con llevarse por delante las esperanzas de emoción que había puestas en este partido. Sin embargo, se trató solo de un espejismo. No pareció afectar lo más mínimo al conjunto marsellés, que desplegó su juego con una firmeza a prueba de balas.

La fórmula de Rudi García consistió en dibujar triángulos sobre las bandas que descompusieron a un RB Leipzig que nunca supo cómo defenderlos. Los profundos carrileros -Sarr y Amavi- abrían su posición, los dos geniales mediapuntas les apoyaban por dentro y gracias a los apoyos de Sanson y Maxime Lopez, el OM conseguía incrustarse y hacer correr al conjunto sajón hacia atrás, al que no se le notaba nada cómodo en ese 5-3-2. El conjunto marsellés consiguió encender pronto al Velodrome con sus constantes sacudidas y arrasó sin miramientos al cuadro alemán. Volcó descaradamente el campo hacia la meta de Gulacsi. En una primera parte apoteósica, el Olympique consiguió los tres goles que necesitaba para darle la vuelta a la eliminatoria. Este equipo alberga una calidad ofensiva más propia de la Champions League que de la Europa League y ayer se puso de manifiesto ante los ojos del continente.

El Leipzig, superadísimo, no encontró juego al que agarrarse, pero su principal individualidad acudió al rescate. Se trata de Naby Keita, que firmó un encuentro notable pese a que nada le sonreía a su alrededor. El futuro jugador del Liverpool se incrustó sigilosamente entre la zaga del OM con una conducción marca de la casa y le cedió de espuela el balón a Augustin, que definió con la contundencia que le caracteriza. 3-2, y el conjunto de Red Bull sacaba la cabeza para respirar.

Keita compareció. Foto: Focus Images Ltd
Keita compareció. Foto: Focus Images Ltd

Sin embargo, Dimitri Payet, el indiscutible hombre de la noche, no iba a dejar que durara demasiado la alegría. El ex del West Ham combinó con Thauvin, le desencajo la cintura a Ilsanker y definió ante Pele con una autoridad impactante, como gritándole al continente que él no iba a perder este partido, que lo podía hacer más veces si hacía falta. El Leipzig, como viene siendo la norma esta temporada, no encontró un juego que le diera respuestas y, con Forsberg fuera de forma y sin Werner, las individualidades tampoco le resolvieron la papeleta. El OM será semifinalista con toda justicia.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Desde luego que Payet necesitaba un club a su altura… no se si el Marsella lo es, lo que estoy seguro es que el West Ham no. Pero pasa mucho en Inglaterra, Shaquiri, Rondón etc etc todos en clubes que digamos no están ni de lejos a su altura. Qué pernicioso es el dinero de la Premier que produce estas cosas.

No lo van a ver mis ojos pero lo que daría por ver en el Mundial un : Payet Kante Kondogbia / fekir Griezmann mbappe

Fue espectacular la exhibición de Payet. Quizás al gran actuación individual de lo que llevamos de Europa League. No andará lejos. Y su mejor acción quizás fue ese zurdazo que clavó por la escuadra y que no valió por una falta paralela a su disparo, de Mitroglou, que le dejó sin un gol monumental. Qué bueno es Payet cuando está fino.

Deja un comentario

*