Pesadillas europeas

Frank de Boer. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

El Ajax no juega los cuartos de final de una competición europea desde 2003, cuando cayó contra el Milan, a la postre campeón de esa edición de la Champions League. Cayó por culpa de un gol en el tiempo de descuento de Tomasson, delantero fichado del Feyenoord unos meses antes por los rossoneri. Desde que Ibrahimovic, Sneijder, Chivu, Litmanen, Pienaar y compañía fracasaran en su intento por emular los éxitos de los años noventa -título del 95, final del 96 y semi del 97, siempre contra rivales italianos-, el prestigio del Ajax ha ido decayendo progresivamente en las competiciones internacionales. No supera la fase de grupos de la Champions desde 2006 y en el último lustro acumula precoces eliminaciones en la Europa League, torneo que le recuerda que ya no es un gigante continental. Olympique de Marsella (2009), Spartak de Moscú (2011), Manchester United (2012), Steaua de Bucarest (2013) y Red Bull Salzburgo (2014) han terminado con sus aspiraciones europeas en los últimos tiempos. Y siempre antes de que pudieran soñar con acercarse a la final.

Ajax Frank de Boer Edu Ferrer Alcover

Frank de Boer, técnico del Ajax.

A la decadencia ajacied hay que añadir las dificultades de Frank de Boer a la hora de lidiar con los torneos coperos, que no se le dan demasiado bien. En cuatro años el técnico del Ajax ha ganado cuatro ligas, pero ninguna Copa. Y apenas ha superado rondas de la Europa League. Las eliminatorias son la asignatura pendiente de Frank. Este año, sin embargo, no hay excusas para poner más empeño en este tipo de partidos. El PSV, ya eliminado de la Europa League, lidera la Eredivisie con autoridad: suma 11 puntos más que los amsterdamse a falta de 21 por repartirse. Ocho unidades por debajo del equipo capitalino se encuentra el Feyenoord. La temporada del Ajax, pues, terminará cuando caiga en Europa. Lo hará con algunas dudas, pues en las últimas semanas parece que Viergever se ha impuesto a Moisander como pareja de Veltman en el eje de la zaga y con Klaassen como mediocentro tras la aparición de Bazoer, ya instalado en las alineaciones de Frank de Boer. Cuando Klaassen juega tan retrasado se pierde su mejor virtud, la llegada, aunque poco a poco va creciendo en la toma de decisiones y se involucra más en el juego de su equipo, pues gana en constancia. Sin embargo, no es el futbolista más capacitado para dotar de equilibrio a nivel defensivo, pero al menos está flanqueado por dos perros de presa como Bazoer y Serero, jugadores intensos y agresivos que recorren muchos metros. También regresa a la convocatoria Kishna después de quedarse fuera del último choque liguero contra el Heerenveen por una disputa con De Boer, aunque es más complicado pensar que pueda desbancar a El Ghazi o Milik tras partir de inicio en la goleada del pasado domingo en el siempre complicado estadio frisón.

“En los últimos tres o cuatro partidos hemos logrado nuestro objetivo de apretar al rival. Tenemos mucho el balón y lo perdemos generalmente cerca del área rival, en la llamada ‘tercera fase’. En partidos anteriores perdíamos muchos balones en la primera y la segunda fase, lo que es mucho más peligroso”, Frank de Boer.

Más estímulos encuentra el Dnipro en la competición doméstica, pues está peleando con el Shakhtar por el segundo puesto de la liga ucraniana, que da acceso a la Champions. Se marchó Juande Ramos y alguna que otra pieza (Stinic y Giuliano, sobre todo), pero el Dnipro sigue compitiendo en Europa y lo hace cada vez mejor. Ahora confía en el veterano Markevich, que llevó al Metalist hasta los cuartos de final de la Europa League 2011-12, y goza de una gran oportunidad para demostrar que se trata de un proyecto maduro; que existe cierta continuidad respecto al ciclo anterior y que su mejoría también les permite competir a nivel internacional. Sin embargo, el preparador ucraniano no ha viajado a Amsterdam por enfermedad y no podrá sentarse en el banquillo.

El inicio de 2015 es positivo (5 victorias y 1 empate) y el marcador de la ida favorece al Dnipro. Llega a Amsterdam con un muy buen resultado (1-0) y la entidad del rival, que ya no es lo que era, les permite aspirar a subir un peldaño más en Europa. Sin embargo, defenderán su ventaja sin tres de sus titulares, pues Fedetskiy, Rotan y Zozulya se perderán el choque de vuelta por sanción. Tres bajas sensibles que pueden definir el rumbo de la eliminatoria que se suman a los lesionados Matheus y Mazuch, ausencias junto a Chygrynskiy, no inscrito en la competición. Sin el checo para sustituir a Fedetskiy, es probable que entre en el once titular el joven defensa Luchkevych (19 años). Tantas bajas limitarán muchísimo al equipo ucraniano ante un conjunto que, precisamente, destaca por su producción ofensiva. A cambio, regresa Kankava en el centro del campo y amenazarán al contraataque con la figura del siempre desequilibrante Konoplyanka. El extremo internacional con Ucrania se puede convertir en el enésimo villano de las pesadillas europeas del Ajax.

Alineaciones probables:

Ajax vs Dnipro - Football tactics and formations

 

Fotografías: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*