Olympique de Marsella-Atlético de Madrid: la ilusión gala contra la rutina colchonera

Simeone Burgos Atlético Focus

El Olympique de Marsella ha roto una racha de catorce años sin representantes franceses en una final europea. El equipo marsellés volverá a jugar la final de la segunda competición continental después de perder ante el Valencia de Benítez en 2004, un año en el que otro club de la Ligue 1 como el Mónaco también disputó la final de la Champions. Para más inri, la final de 2018 se celebrará en Lyon, a apenas unos 300 kilómetros de la ciudad mediterránea. La institución olympien rebosa de ilusión después de una campaña meritoria que puede encumbrar un proyecto ambicioso que se ha ido cocinando a fuego lento en los dos últimos años, tanto con la llegada de Rudi Garcia en el banquillo como con la de Andoni Zubizarreta en la dirección deportiva. El OM sueña con un nuevo título continental en el 25º aniversario de su triunfo en la Copa de Europa contra el Milan. Una victoria también aseguraría su presencia en la próxima edición de la Champions, pues el club marsellés no la tiene garantizada a través de la liga. Sin embargo, el último escollo será el más difícil. Si hay un equipo en la Europa League capaz de jugar y competir al máximo nivel ajeno al fervor de una hinchada como la marsellesa, y ajeno también a la ilusión que despierta un torneo como la Europa League en los clubes que acumulan lustros sin colarse en finales europeas, ese equipo es el Atlético de Madrid. Un club que disputará su quinta final continental en la última década. 2010, 2012, 2014, 2016 y ahora 2018. El conjunto colchonero se ha levantado del duro revés que supuso la eliminación en la fase de grupos de la Champions, ha marcado la segunda competición europea como un objetivo y está a un partido de volar a Madrid con la copa bajo el brazo.

“La experiencia es un dato importante, pero no termina de ser totalmente influyente en el juego. Encontraremos un equipo que empezará con mucho desparpajo, mucha ilusión, mucha presión. Tenemos que llevar el partido a donde creemos que podemos hacerle daño. Es un equipo que está bien preparado, tiene un entrenador que donde ha estado lo ha hecho muy bien. Generará un partido intenso”.

Diego Pablo Simeone.

El Atlético de Madrid desplegará sobre el tapete una pareja de delanteros destinada a torturar al Olympique de Marsella. La sociedad que forman Griezmann y Diego Costa es perfectamente complementaria, con el francés moviéndose con libertad entre líneas y el hispanobrasileño fijando a los centrales y amenazando al espacio en uno de los puntos débiles del cuadro galo. En el cuadro de Rudi Garcia planea la duda del estado físico de Rolando, que aparentemente no se encuentra con el ritmo necesario para arrancar de inicio un partido de esta exigencia e intensidad. Si el central portugués no es de la partida, lo más probable es que Luiz Gustavo vuelva a acompañar a Rami en el eje de la zaga. Y pese al buen rendimiento del mediocentro brasileño en esa posición, en la que ha completado buenas actuaciones cuando ha protegido su área o ha podido anticipar al delantero rival, su presencia en la retaguardia supone una potencial ventaja para Diego Costa, que puede hacerle sufrir sacándole de posición, alejando al ex del Bayern de la zona en la que se siente más seguro. La zaga del OM es su parcela más endeble y la delantera del Atlético de Madrid puede aprovecharlo.

Diego Costa of Atletico Madrid during the UEFA Europa League Semi-Final match at the Wanda Metropolitano Stadium, Madrid Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 03/05/2018
Diego Costa puede chocar con Luiz Gustavo. Foto: Focus Images Ltd.

La posición de Luiz Gustavo no solo condicionará la defensa, sino también la composición del centro del campo. Si el brasileño juega en el primer peldaño, Rudi Garcia deberá buscar un acompañante para Morgan Sanson en el doble pivote del Olympique de Marsella, que suele jugar con un 4-2-3-1 -con la excepción de la eliminatoria ante el Leipzig, en la que apostó por alinear a tres centrales-. Por un lado está la opción de Maxime Lopez, un futbolista de enorme talento, un centrocampista excelso en el apartado técnico. Pero si el OM no domina los tiempos del juego, Lopez puede sufrir para proteger su espalda si Griezmann le busca las cosquillas. La zona de influencia del ‘7’ colchonero es muy amplia, pues Griezmann interpreta el juego de maravilla para leer dónde puede recibir. Sanson puede ejercer de ancla en la medular sin Luiz Gustavo, pero al OM le costará defender al Atlético si acumula centrocampistas por dentro, centrando las posiciones de Koke y Saúl y juntando a sus dos canteranos con Griezmann en esas zonas intermedias. Por este motivo, no resultaría extraño ver al internacional camerunés Zambo Anguissa en el doble pivote para reforzar la medular con un futbolista poderosísimo en el apartado físico. El objetivo, arropar un poco más a la defensa, garantizar una base de seis futbolistas que guarden la posición y que cuenten con la ayuda de los dos extremos, y dar libertad a Payet y Germain para armar los contragolpes.

Maxime Lopez o Zambo Anguissa. Entre ambos debería salir el acompañante de Sanson en la medular si Luiz Gustavo finalmente juega de central. Foto: Focus Images Ltd.
Maxime Lopez o Zambo Anguissa. Entre ambos debería salir el acompañante de Sanson en la medular si Luiz Gustavo finalmente juega de central. Foto: Focus Images Ltd.

En el Atlético de Madrid la principal incógnita puede ser la composición del centro del campo. Diego Pablo Simeone deberá elegir entre si mantener a sus cuatro centrocampistas más habituales, que pueden intercambiar sus posiciones con naturalidad a lo largo del partido, o si considera oportuno sacrificar a Thomas para introducir a un extremo más punzante por fuera como Correa. Koke y Saúl pueden actuar tanto por dentro como por fuera, arrancar en una demarcación y pasar luego a otro en el minuto 20 de partido, o incluso podría repetir el rombo del pasado fin de semana. En los laterales apuntan a titulares Vrsaljko y Lucas Hernández, pese a que en el último encuentro de liga jugaran de inicio Juanfran y Filipe Luis. Tanto el internacional español como el internacional brasileño acaban de recuperarse de sus respectivas lesiones, por lo que resultaría sorprendente que fueran titulares este miércoles en Lyon tras pocos días de descanso.

“Se jugará en lo mental. Es una de las mejores defensas de Europa, un equipo rodado que se conoce muy bien, que tiene la experiencia de las finales europeas, sobre todo de la Champions League, con jugadores con experiencia. Trataremos de sacudir todo eso, pero no será fácil”.

Adil Rami.

Más allá de los matices del cuadro español, la esencia del equipo de Simeone siempre es la misma. El Atlético de Madrid probablemente apostará por imprimir un ritmo elevado a los primeros minutos, con una presión agresiva que haga dudar al Olympique de Marsella y pueda provocar errores en su salida de balón. Sin Mitroglou, recién recuperado de una lesión, el OM tampoco cuenta con una referencia con la que jugar en largo. Germain es un buen intérprete de los espacios y sabe moverse a la contra, tirando movimientos de ruptura, pero si el Atlético ensucia los primeros pases del cuadro francés y le obliga a mandar balonazos debería controlar las segundas jugadas. En este contexto, el reto marsellés será rebajar las pulsaciones a partir de una circulación segura con el balón, con pocas pérdidas en zonas comprometidas del campo. La presencia de Luiz Gustavo en el eje de la defensa es un plus en esta faceta del juego, aunque seguramente el OM opte por salir por fuera, con dos laterales de recorrido como Bouna Sarr y Jordan Amavi para luego conectar con Ocampos, Thauvin y Payet. En definitiva, atraer la atención de la defensa madrileña con el lateral y el extremo de un flanco y luego filtrar el balón hacia dentro para Payet. Si hay espacios, habilitar a Payet y Thauvin para activar la velocidad de Ocampos y Germain. Payet llega algo justo en el apartado físico, pero es el futbolista de mayor grandeza en el último tercio. Ha repartido siete asistencias en esta edición de la Europa League y es el atacante más autosuficiente del OM, el jugador con más capacidad para inventarse una ocasión de gol de la nada. Su golpeo con ambas piernas y su creatividad son recursos que permiten al Olympique de Marsella salirse del guion y dinamitar un partido.

Thauvin.
Thauvin es una de las amenazas del Olympique de Marsella. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Otra fórmula que cuenta el Olympique de Marsella para sacudirse la presión es ir a presionar muy arriba el Atlético, sobre todo al inicio, para provocar un efecto análogo al descrito en el párrafo anterior. El equipo de Rudi Garcia puede apostar por un planteamiento algo más conservador, renunciar a la posesión en un principio, deshacerse del balón y cederle la iniciativa al Atlético. Seguramente se alternarán ambas fases a lo largo del partido, motivo por el que Simeone ya declaró que esperaba un encuentro de fricción. Si Rudi Garcia entiende que la mejor forma para hacerle daño al Atlético es obligarle a proponer desde atrás, más aún si no juega Filipe Luis para sacar la pelota desde el sector izquierdo, deberá ponderar que en el último semestre el equipo colchonero es más fluido en la circulación y ha duplicado la amenaza en ataque con el reparto de atención y responsabilidades entre Griezmann y Diego Costa. Si el plan del técnico francés surte efecto, esta vez será Germán Burgos quien deberá dar con la tecla en la dirección, con Simeone sancionado.

Mientras el Atlético ha convertido en rutina su presencia en las finales europeas con su quinta participación en una final de un torneo largo en los últimos ocho años, el Olympique de Marsella disputará mañana su quinta final continental. La quinta en toda su historia. Solo ganó la Copa de Europa de 1993, en el que fue el primer título europeo de un club francés. En 1996 el PSG alzó la Recopa, el último título internacional con sello galo a nivel de clubes. Francia ansía que la sequía de 22 años terminé en el Parc OL de Lyon, pero el Atlético es un rival muy poco dado a concesiones de estas características. Al fin y al cabo, desde que Simeone cogió las riendas del cuadro colchonero, solo el Real Madrid ha apeado al Atlético en una eliminatoria o final europea, con la excepción del Rubin Kazan de Kurban Berdyev en la Europa League 2012-13.

Alineaciones probables: O.Marsella-Atlético de Madrid, miércoles 16 de mayo a las 20:45h en en beIN SPORTS ESPAÑA

Atletico de Madrid vs O. Marsella - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Excelente previa Tomás. En el medio campo la cosa está muy pareja, Thauvin Máxime Gustavo Payet no me parecen para nada inferiores a Saúl Gabi Thomas Koke, de hecho a mi personalmente me gusta mucho más la del OM. La principal diferencia está en las áreas, en las que el Atlético es infinitamente superior. Por tanto, veo ganador al Atlético con relativa solvencia, 2-0 es mi apuesta.

¡Muchas gracias! Aclaro en los comentarios un matiz que puede dar pie a confusiones. Cuando hablo de finales europeas (tanto de OM como de ATM) me refiero a finales de torneos continentales largos, obviando las Supercopas, que son producto de una victoria en un título continental.

Yo sospecho que será un partido cerrado, sin demasiadas oportunidades, y que en ese escenario pesará la calidad individual de las estrellas: Payet, Griezmann, Costa, la puntualidad de Saúl en estas citas… A ver qué piezas alinea Rudi Garcia para acabar de dibujar el contexto del partido.

Aprovecho para comentar una cosa que me lleva llamando mucho tiempo la atención. ¿Tan MALO es Abdennour para que no juegue nunca, para que tengan que reconvertir a Luiz Gustavo que es la piedra angular del equipo, para que ni siquiera vaya convocado con Túnez? Es que en Valencia no dio el nivel, de acuerdo, pero tenía de compañero a Aderlan Santos. En el Toulouse y Mónaco hizo buenos años, sonó para equipos muy grandes, no sé… Es que no entiendo su situación.

Deja un comentario

*