Los potros vuelven a España para enfrentarse al campeón

FotorSVBMG

El Borussia Mönchengladbach vuelve a jugar un partido europeo en suelo español después de su visita a Vila-Real hace casi 3 meses. En aquel encuentro, los potros no consiguieron más que un empate (2-2), útil a la postre para ser campeones de su grupo en esta edición de la UEFA Europa League. No obstante, no fueron capaces de ganar en España, algo que tiene una connotación especial para el club blanquinegro. La última vez (y única) que salió victorioso de este país fue en diciembre de 1974, en mitad de la exitosa década de los 70, cuando eliminaron al Real Zaragoza en los Octavos de Final de la que sería su primera Copa de la UEFA. Fue en esos años cuando los renanos consiguieron sus dos trofeos de la segunda competición continental, pero en el camino hacia el segundo no se encontraron con ningún oponente español. Desde entonces, los clubes de La Liga han sabido mantener a raya (2 victorias, 2 empates) a un equipo que ha intentado recuperar parte de la grandeza que se disipó tras la caída del Muro. Ahora, los potros, terceros de la Bundesliga y candidatos a puesto de Champions, visitan el lado rojo y blanco de Sevilla como invictos tras 8 partidos disputados este curso en Europa. Pretenden ganar en territorio español como en 1974 y avanzar hacia el que sería su tercer título de esta competición; el primero con el nombre de UEFA Europa League. El Sevilla FC consiguió eso mismo en Turín hace unos meses y su misión esta noche (21:05 CET) es ganar al Borussia Mönchengladbach en el centésimo partido de su historia en la UEFA Europa League. Conseguirlo supondrá reafirmar su fortaleza como local (6 victorias consecutivas, 49 semanas/26 partidos oficiales sin perder) y dar un paso adelante en la eliminatoria de Dieciseisavos de Final cuyos contendientes suman más trofeos de campeón (5).

“Se encuentran cómodos con el balón con jugadores de calidad y movilidad de medio campo hacia arriba lo que también les permite buscar rápidamente la portería contraria tras robo, y defensivamente son fuertes. Somos dos equipos muy parecidos en cuanto a la forma de jugar por lo que se prevé una eliminatoria igualada y que probablemente se acabará de decidir en la vuelta”

 

Unai Emery en un artículo previo al partido en su web personal

Previsiblemente, el partido de hoy –y la eliminatoria en general– estará marcado por lo que suceda en los flancos. Borussia Mönchengladbach y Sevilla son dos equipos que acostumbran a atacar por esas vías en los últimos tiempos. El conjunto de Lucien Favre se ha mostrado en esta temporada como un equipo proclive al juego exterior, en el que se sale desde los laterales con la posesión y sin ella se sirven desplazamientos largos para la carrera de, principalmente, los extremos. El combinado sevillista, que parece avanzar en la gestión de grandes volúmenes de posesión esta temporada, lleva utilizando los costados como rutas principales de ataque con balón desde el denominado Euroderbi. La condición de visitante del Borussia Mönchengladbach invita a pensar que será el Sevilla el que tenga que proponer en el duelo de esta noche. Eso llevaría a los potros a aplicar su “plan A” sin balón, el cual consiste en ejercer una presión localizada a una altura suficiente como para que sus extremos (previsiblemente Patrick Herrmann y el recuperado André Hahn) roben y transiten o, al menos, para que impidan la salida de los laterales sevillistas, quienes ocuparán una demarcación debilitada por las lesiones invernales. Si estos últimos consiguiesen superar esa presión, tendrían que buscar un apoyo en el carril central para poder completar su recorrido de la banda. Este apoyo se ha convertido en necesidad tras los planteamientos defensivos de casi todos los rivales del Sevilla en los últimos meses. El Borussia Mönchengladbach también lo puede exigir con la alineación del doble mediocentro Granit Xhaka-Håvard Nordtveit, pareja repetida en todas las salidas europeas menos una y con muchas opciones de juntarse hoy por la poca influencia del campeón del mundo Christoph Kramer en lo que va de 2015. Este tándem no es muy creativo, pero su presencia en un equipo tan exterior como el blanquinegro no resta agresividad. Menos aún ante un Sevilla que junta a mediocentros destructivos en su medular (hoy probablemente Vicente Iborra y Grzegorz Krychowiak) y no tiene, en consecuencia, juego interior. El doble ‘5’ de los alemanes podría impedir a Éver Banega –o a quien ejerza de mediapunta– caer a un costado para apoyar el ataque por bandas o incluso para conducir hacia dentro y romper líneas del sistema defensivo rival. Los movimientos de los volantes sevillistas y del ariete Carlos Bacca en el cuadrado que formarán el doble pivote y centrales potros podrían resultar fundamentales para intentar marcarle gol al indiscutible Yann Sommer.

FotorBMGXhaka y Nordtveit son los pivotes preferidos por Favre para jugar fuera de casa en Europa.
Fotos: Focus Images Ltd. Edición: MarcadorInt.

Pese a que sabe operar sin balón, el Borussia Mönchengladbach es un equipo que prefiere imponerse con él, con lo que sabe aprovecharlo cuando lo tiene. Si, como parece probable, el Sevilla no opta por presionar en altura, el combinado alemán optará por la salida clásica por los costados y por las asociaciones entre laterales y extremos. A pesar de su importancia táctica, la figura del lateral es la menos fija en los últimos onces de Favre. En esa demarcación se alternan dos laterales puros como Oscar Wendt y Julian Korb y dos centrales adaptables como el español Álvaro Domínguez y Tony Jantschke. No obstante, jueguen quienes jueguen, todos intentan encontrar por su cuenta a los extremos, los cuales buscan el desborde, el gol o la asistencia al único delantero del esquema tipo de su equipo (4-4-1-1). Los atacantes de banda blanquinegros son los encargados de aumentar la velocidad del juego de su equipo. Eso les convierte en destinatarios principales de los (ocasionales) desplazamientos largos de Granit Xhaka, quien aprovecha su buen golpeo de balón no solo en faltas sino también en el inicio de transiciones –y no en envíos en largo al delantero, puesto que todos los arietes potros son poco referenciales–. En suma, Herrmann, Hahn, Ibrahima Traoré y Thorgan Hazard son los hombres más amenazadores para un Sevilla que ha llegado a experimentar con Aleix Vidal de lateral derecho por la merma de laterales en los últimos tiempos. Pese a que Benoît Trémoulinas ha vuelto a los entrenamientos tras una lesión, es probable que hoy jueguen Fernando Navarro y Diogo Figueiras y, previsiblemente, será el portugués quien más problemas tenga ante un jugador dinámico como Herrmann cuando aparezca en su zona. La temporada pasada, las ayudas defensivas de los volantes del Sevilla eran un quebradero de cabeza para Unai Emery. Sin embargo, el recién recuperado José Antonio Reyes, Víctor Machín, Gerard Deulofeu y el propio Vidal han demostrado tener más cultura defensiva que en tiempos pasados. En consecuencia, la ventaja alemana en las bandas podrá ser minimizada si no se dan situaciones de uno contra uno.

Bacca Reyes Victor Machín Vitolo www.sevillafc.esReyes, reaparecido tras lesión, compartió once titular con Bacca y Víctor Machín el sábado.
Foto: www.sevillafc.es.

Todas las previas de la jornada de las 19h.
Todas las previas de la jornada de las 21h.

A pesar de que Emery ha intentado que su equipo sea más constructivo por dentro en las últimas semanas con adaptaciones como la de Coke –hoy lesionado– al puesto de interior, el Sevilla ha parecido ir desacompasado con respecto a su técnico. En Getafe (derrota 2-1), el Sevilla recuperó las bases del libro de estilo que le hizo campeón de la pasada Europa League, con Iborra ejerciendo de lanzador de transiciones para el ataque de los espacios de Bacca y de unos Iago Aspas y Banega caídos a bandas. En la recepción del Córdoba el pasado sábado (victoria 3-0), el equipo de Nervión anotó aprovechando el comodín del balón parado en un córner –pese a la lesión del rematador Mbia– y utilizando un juego directo tan simple como efectivo sobre el punta de referencia. Estos dos encuentros (los dos últimos) hacen dudar sobre cuál será el comportamiento ofensivo del Sevilla cuando reciba la presión que suele aplicar el Borussia Mönchengladbach. Un excesivo esfuerzo ofensivo de Iborra –que ha llegado a ser mediapunta en partidos lejos de casa por las lesiones– podría permitir al segundo delantero brasileño Raffael ofrecerse por dentro y por fuera y poner en un brete a quien acompañe al espigado pivote moncadense. Suceda lo que suceda, y reciba o no juego directo, Bacca tendrá que poner a prueba a un Martin Stranzl que apunta a la titularidad aun habiéndose recuperado de unas molestias físicas hace solo unos días. El punta colombiano será el titular en el lado hispalense por la lesión de Aspas y por lo temprano que le llega el partido a un Kévin Gameiro recién salido de lesión. Probablemente su homólogo será el joven (22) Branimir Hrgota, el punta preferido por Favre en una segunda competición continental en la que lleva una media de gol por partido (8 en 8 encuentros). El internacional sueco de ascendencia croata aspira a mejorar sus registros ante un portero de su misma quinta (1993) como Sergio Rico, quien tiene posibilidades de cubrir al lesionado Beto no solo en La Liga sino también en Europa.

Que gane el Sevilla se paga en bwin a 1,85€/€ apostado
Alineaciones posibles del Sevilla FC-Borussia MönchengladbachAlineaciones posibles del Sevilla FC-Borussia Mönchengladbach. Infografía: Share My Tactics.
Fotos de portada: Focus Images Ltd. Edición: MarcadorInt. Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*