En busca de la remontada ante un Porto mermado

Sevilla Sánchez Pizjuán - rguerra

Sevilla FC y FC Porto se enfrentan en el Ramón Sánchez-Pizjuán (21:05 CEST) en el partido de vuelta más igualado de los que se juegan en esta UEFA Europa League. Los dragões de Luís Castro traen de la ida en Portugal un buen 1-0 de ventaja que tendrán que mantener en la capital de Andalucía sin dos de sus futbolistas claves en el aspecto táctico: Fernando y Jackson Martínez, ambos sancionados. Sevilla es una ciudad de buenos recuerdos para el FC Porto en los últimos años, pues allí empezó la Europa League arrolladora de 2011 y allí consiguió la Copa de la UEFA de 2003. Sin embargo, las curiosidades históricas parecen empujar hacia la remontada al equipo de Nervión. La última vez que el Sevilla FC remontó un 1-0 en Europa (ante CA Osasuna en 2007) le ganó al RCD Espanyol en La Liga entre la ida y la vuelta, como en esta ocasión. Y la última vez que el Sevilla FC remontó en Europa (el reciente Euroderbi) ganó su partido de La Liga entre ida y vuelta por 4-1 (al Real Valladolid), como sucedió este domingo. Ahora bien, el Sevilla FC ha remontado marcadores de 1-0 en todas las rondas eliminatorias de la segunda competición continental menos en esta. Unai Emery intentará conseguirlo con una versión del equipo diferente a la disfuncional y mal replegada de Do Dragão.

Sevilla FC

Los motivos de la derrota en Do Dragão son, aparentemente, fáciles de detectar. Unai Emery optó por replegar a sus hombres sin tener un volante específico en la banda izquierda izquierda (Defour avasalló a Marko Marin). Además, retrocedió en el ideario táctico hasta el más puro “Sevilla del doble mediocentro”, el que depende del desplazamiento largo de un Ivan Rakitić que estuvo apagado. El Porto actual, de juego predominantemente exterior, aprovechó un mal cierre de bandas para vivir de un único recurso ofensivo: los centros de sus extremos. Por ello, la más prudente y, quizás, la mejor opción para neutralizar ese mecanismo, tan dañino hace 7 días, sea colocar a volantes específicos en los costados. José Antonio Reyes rotó en la victoria ante el Espanyol y todo apunta a que volverá al once titular. Podría hacerlo en el costado que no ocupe Víctor Machín, que ha mejorado mucho en cuanto a sacrificio defensivo en las últimas fechas y que completó un buen partido ante la escuadra de Javier Aguirre. En ese encuentro se vieron dos nuevas matizaciones a versiones del equipo ya conocidas con anterioridad. Emery desplegó un 4-4-2 con Piotr Trochowski como volante derecho y con Stéphane Mbia y Vicente Iborra (doble mediocentro) por dentro para dar descanso a Rakitić. Para asegurarse la posesión y para generar peligro ante un Espanyol muy adelantado e impetuoso en la presión, el alemán “ejerció de Marko Marin” para volver a ver la escalera del juego interior que se vio por primera vez en Maribor (cadena de pases rasos doble pivote–Trochowski–Machín/delanteros). Esta vez no hubo asimetría total en la banda abandonada por Trochowski sino que Kévin Gameiro, especialmente inspirado en los últimos tiempos, cayó al costado vaciado y se ofreció permanentemente. El francés jugaba casi como volante, al igual que en tiempos pasados en el PSG y al igual que lo hacía Víctor Machín en la otra banda. De esta forma, se recuperaron registros de juego similares a los de la victoria en Almería (1-3), un partido en el que un Sevilla cristoforizado tuvo hasta 3 vías óptimas de ataque y todas pasaron por los costados. Esta opción de juego no hubiese sido apropiada hace 7 días, pues el Sevilla tendría que haber peleado mucho –y fuera de casa– para hacerse con la posesión. Sí es viable esta noche, en la que la obligación de la remontada implicará tener posesión y controlar el partido. El problema de este modelo es que las bandas se emplean en ataque, y una de ellas está ocupada por un atacante que no tiene la cultura defensiva de un volante. Así, se podría repetir la situación de Marin en Oporto (no continuamente, sino en contragolpes).

Víctor Machín Vitolo Kévin Gameiro www.sevillafc.esKévin Gameiro le pide el balón a Víctor Machín en una jugada ante el RCD Espanyol. Foto: www.sevillafc.es.

Una cuestión del juego vista tras el gol del Espanyol (parcial de 2-1) sí es aplicable al partido de hoy. Cuando el Sevilla se vio apurado por los pericos, comenzó a presionar con los dos delanteros y los dos volantes la salida de balón de un Espanyol que quería aumentar su posesión para buscar el empate. Esa presión, propia del Sevilla más vertical de esta temporada (como el que le ganó al Getafe en enero), podría ser empleada para partir al Porto esta noche si se aplica sobre Defour o sobre quien sustituya al sancionado Fernando. El propio mediocentro brasileño sufre cuando le toca jugar presionado. Hoy, sea cual sea su sustituto, será alguien más ofensivo que él. O lo que es lo mismo, alguien más vulnerable, proclive a perder la pelota y a provocar transiciones del rival. Por esta circunstancia y por la necesidad de remontar un 1-0 parece más probable un esquema de dos delanteros con Rakitić (que volverá a ser titular) en el doble pivote que no uno de un único delantero, con Rakitić mediapunta y dos mediocentros. La debilidad del Porto en generación de cualquier tipo (sin Jackson Martínez los dragões pierden el juego directo) puede ser aprovechada por un Sevilla que, inspirado, podría recrear situaciones de alta presión, verticalidad y ritmo como las de la victoria por 3-0 al conjunto azulón. En el caso de que el esquema tenga un único punta y Rakitić esté en tres cuartos de campo, la presión seguiría siendo viable. No obstante, la fase ofensiva del Sevilla sería menos optimizada por los de Nervión: la posesión está predestinada a la gestión sevillista y el “Sevilla del doble mediocentro” no es capaz, por su constitución, de elaborar con ella.

Alberto Moreno es baja por sanción, con lo que Fernando Navarro será el lateral izquierdo titular y, como pasó en la derrota en Vigo, el mecanismo del “Rakitić lateral izquierdo” para la asimilación de la posesión no será viable. Este era, quizá, el modelo más arriesgado posible para aplicar ante un Porto de juego exterior (Varela o Quaresma sobre Rakitić-Fazio en caso de pérdida). Su éxito en la remontada ante el Real Betis se debió en gran parte al estado físico del cuadro verdiblanco; el próximo rival en La Liga de los de Emery. El preparador de Hondarribia no puede contar con los lesionados Sebastián Cristóforo (ligamento cruzado anterior pierna izquierda) y Denis Cheryshev (esguince de tobillo). Las dudas en el once son variadas, y abarcan incluso hasta al dibujo táctico (4-4-2 o 4-2-3-1). De ello depende la altura de partida de Rakitić y la presencia de Daniel Carriço, que afirma encontrarse dispuesto –ya jugó la ida– pero que sigue siendo oficialmente duda por su anticipada recuperación de una lesión de tobillo. Reyes y Víctor Machín son, a priori, los favoritos para jugar como atacantes de banda tras el problema defensivo que supuso escorar a Marko Marin a una banda ante el equipo de Luís Castro.

FC Porto

Porto Sánchez Pizjuán www.sevillafc.esEl FC Porto entrenaba ayer en el Ramón Sánchez-Pizjuán sin Jackson ni Fernando. Foto: www.sevillafc.es.

El FC Porto ha viajado a Sevilla con una convocatoria marcada por las bajas por sanción de Fernando y de Jackson Martínez. Sus rendimientos esta temporada ha tenido altibajos (el de Fernando ha tenido más bajos que altos), pero tácticamente son piezas fundamentales en el equipo, tanto para jugar ante equipos que presionan como para hacerlo ante equipos que se repliegan. Fernando es el único mediocentro posicional de la primera plantilla. El brasileño está sufriendo mucho la presión de los rivales esta temporada y tiende a bascular en exceso, pero de sus acciones depende cómo se comporta el equipo al comienzo de las jugadas, especialmente cuando los dragões tienen el balón. Jackson Martínez es mucho más que el máximo goleador de la liga portuguesa (18 goles en 26 partidos). El ariete colombiano, único ‘9’ de la plantilla de Luís Castro, es el mejor atacante de la plantilla bajando balones aéreos. Esta habilidad es muy significativa en el juego de un equipo que no ataca en posicional por dentro, que apuesta todo al juego exterior y que si es bloqueado por el oponente recurre al juego directo. Jackson no solo baja el balón para girarse y buscar su gol, sino que de él dependen los extremos en estos contextos de bloqueo. Su ausencia, pues, implica que el Porto se queda sin un buen juego directo garantizado, porque ninguno de los atacantes que pueden hacer de delantero responden a un perfil como el de Jackson. Todos tienden al juego raso, al ataque de espacios o a la conducción, incluido el argelino Nabil Ghilas, llamado a ejercer esta noche como punta de lanza como ocurriese en la única suplencia de Jackson en esta liga (2-2 en casa del Vitória de Guimarães). El Porto no tiene esta vez el comodín del juego directo.

La escuadra de Do Dragão recurría a Jackson cuando el cierre de bandas rival impedía conexiones entre Fernando y los extremos, cuando Fernando era presionado y cuando Fernando no tenía línea de pases porque el repliegue rival absorbía a unos interiores obligados a retroceder. Pero Fernando, otra viga maestra del 4-3-3 portista, no estará presente en la Bombonera de Nervión. El último precedente data de hace menos de 20 días. El 23 de marzo el FC Porto recibía en su campo al Os Belenenses con las sanciones de Fernando, el lateral derecho Danilo y el extremo Ricardo Quaresma. Ese día, Luís Castro colocó como mediocentro al belga Steven Defour, que controló el partido de ida en esta eliminatoria como interior derecho. El Os Belenenses de Lito Vidigal optó por ceder completamente el balón e instalar un repliegue alto, en 4-2-3-1, con unas líneas rígidas marcadas. Defour recibía de los centrales sin dificultad, pero en el giro no encontraba líneas de pase aún sin ser presionado. Como ocurriera con Fernando en otros muchos encuentros, los interiores (aquel día Carlos Eduardo y Josué) estaban obligados a retroceder para continuar la jugada, pero tampoco con esa ayuda el FC Porto lograba darle el balón a unos extremos que retrocedían para recibir y le facilitaban la labor defensiva al rival. Un doble pivote sólido, unas buenas coberturas y, sobre todo, unas buenas marcas de los volantes de Os Belenenses sobre los extremos del FC Porto –es decir, un buen cierre de bandas– maniataron a los dragões.

FCPOSB

Los únicos mecanismos que tenían los entonces locales de atacar eran el juego directo sobre Jackson (el comodín que no habrá esta noche) y el juego exterior por despistes muy puntuales del entramado defensivo de los azules de Restelo. El sacrificio defensivo del humilde equipo lisboeta no era compensado con buenas transiciones, pero en las mejores los de Lito Vidigal llegaron a disparar al palo merced a un completo y trabajador Filipe Ferreira. El partido varió con la expulsión del central João Afonso al borde del descanso, pues contra 10 el FC Porto insistió y acabó rompiendo el muro (ganó 1-0 con gol de Juan Quintero a falta de 10 minutos). No obstante, un equipo menor del campeonato portugués consiguió poner en apuros a un FC Porto sin ‘5’ puro sin necesidad de presionarlo y con transiciones mejorables. El Sevilla FC, que busca remontar, probablemente presione a quien ejerza como mediocentro de entre Defour, Héctor Herrera o Carlos Eduardo, lo hará sufrir y podría provocar robos en una altura idónea para transitar con velocidad y dañar con delanteros tan móviles como Bacca y Gameiro.

Las bajas de Jackson y Fernando no son las únicas del FC Porto para esta noche. El central senegalés Abdoulaye Ba, titular en la victoria por 3-1 ante Académica de Coimbra de este fin de semana, se quedó fuera de la convocatoria por veto UEFA –jugó la Fase de Grupos del torneo con Vitória de Guimarães–. También sigue fuera el portero Helton, lesionado del tendón de aquiles de la pierna derecha. Tras el buen nivel de Diego Reyes como protector de Eliaquim Mangala en la ida, las dudas del once de Luís Castro se limitan únicamente a los puestos vacantes de los dos sancionados. El precedente de Os Belenenses hace pensar que Defour tiene más opciones de ser mediocentro que el trabajador Carlos Eduardo o que el conductor Herrera. No obstante, y aunque Defour es el más ofensivo de los tres mencionados, cualquiera de ellos (interiores) estaría fuera de posición y sufriría en caso de ser presionado. El joven (20) nigeriano del filial Mikel, mediocentro posicional, ha sido preseleccionado por Luís Castro, pero probablemente sea el descarte que ha de hacer en su actual lista de 19 futbolistas. En la demarcación de delantero, todos los candidatos tienen un perfil muy exterior como para sustituir a Jackson Martínez (Quaresma, Silvestre Varela, Josué, Licá, Ricardo Pereira y Kelvin). El único que por sus características de juego encaja es Nabil Ghilas, el emergente volante argelino, que ha insinuado en la rueda de prensa previa al partido que será titular y fuera de la posición en la que venía jugando (banda izquierda).

 

SEVFCPPosibles onces del Sevilla FC – FC Porto.
Foto de portada: rguerra.

Related posts

9 comments

Sólo un gol de diferencia, el Sánchez-Pijzuán como un hervidero, una buena racha en liga, y un Porto sin su goleador estrella, Jackson Martínez, y sin su mejor medio de contención, Fernando.

Eméry tendrá mucho ganado si consigue atar en corto a Quaresma.

Sin duda. José Antonio Reyes tuvo algunos despistes en la ida ayudando a Coke y uno de ellos costó el gol. Es importantísimo Quaresma en este Porto de hoy en día. Está ofreciendo un gran rendimiendo, asiste y desborda con mucha frecuencia. Hay voces, incluso, que piden que vaya al Mundial con Portugal.

El Sevilla debe proteger mucho las bandas. Son claves en este Porto y anularlas, con las bajas que tiene Luís Castro, podía suponer un desarme total del equipo portugués. A ver qué ocurre.

A mí sí me gustaría verlo en el Mundial. La verdad, cuando fichó en enero por el Porto pensé: “bueeeeeno… contrato por ser quien es, por antiguos años gloriosos, y en fin, qué mal tiene que estar el Porto para tirar de un Quaresma que va cuesta abajo”. Pero oye, me equivoqué, y fue una grata sorpresa. Lo veo bien de forma, que es lo que me sorprende, pero sobre todo, y por fin… maduro, muy mejorado tácticamente, y aportando criterio sin que se le haya ido ni una pizca de talento y técnica.
A la hora de elegir extremos para Portugal, está claro que Ronaldo es inamovible en la izquierda. Vierinha lo ha hecho muy bien en la derecha, y se confía mucho en Varela por su capacidad de trabajo y sacrificio. Me gustaría ver a Quaresma como cuarto extremo.

Buenas David,

Me parece q Emery no se va atrever a poner a Rakitic en el doble pivote, jugaran Carriço y Mbia. Mi duda esta en si jugara con dos puntas y Rakitic de por detrás, con Gameiro dejándose caer a banda o con el croata en media punta y un solo delantero q seria Bacca.

Q opción de las 2 te gusta mas? saludos crack

Carriço-Mbia sería una opción para evitar el empuje de Defour (o quien se meta de mediocentro en el Porto) y que los dragões no controlen el centro del campo, pero tengo la sensación de que es una protección excesiva. Va a ser un partido en el que, por la localía y por la necesidad de remontar, el Sevilla va a tener casi seguro la pelota. Poner a dos mediocentros de corte defensivo obliga a Emery a depender de los desplazamientos largos de Rakitić, y el croata ha demostrado en algunos partidos recientes que es humano y que no siempre le sale eso de rendir al 110%. Me parece que la opción que señalo en la previa con el 4-4-2 es la ideal para esta noche. Porque te permite presionar a un mediocentro que no será mediocentro en el Porto y porque te ayuda a robar muy cerca de la portería lusa con Rakitić llegando como 5º atacante desde atrás. Pero ambas opciones son posibles. Si algo es difícil con Emery es anticiparse a sus onces. No es un técnico muy predecible que digamos, y normalmente todas las opciones que maneja tienen unos porqués.

Sobre las dos que me comentas, Antonio, me parece que meter a Gameiro en una banda no sería 100% ideal hoy. Funcionó muy bien (a ratos) ante el Espanyol, pero el Porto no es como el equipo de Aguirre. El Porto te exige que defiendas con, por lo menos, dos jugadores cada banda (lateral y volante). Si no lo haces o te despistas, tienes ya a Varela y a Quaresma centrándote al área o buscando al delantero con pases peligrosísimos. Acuérdate del partido de ida (Marin apenas defendió y Reyes tenía algún despiste con Quaresma).

Gameiro no tiene tanto sacrificio defensivo como lo pueda tener un jugador como Reyes o Víctor Machín. No es un delantero tan trabajador como Cavani, por ejemplo, que es quizá el delantero más sacrificado del fútbol mundial en estos momentos. Por eso me quedaría, si el Carriço-Mbia fuese innegociable, con la opción de un único punta. Aunque ya te digo que mi primera opción sería juntar a Bacca y a Gameiro y meter a Rakitić con Mbia.

buenísima tu respuesta, como dices es difícil acertar con emery, pero algo me da q como un gol portugués complica mucho el partido no va ir a tumba abierta desde el principio. gracias por tu dedicación

Deja un comentario

*