El Sevilla ante un Standard sumido en el caos

Standard Lieja Andrea Guerra

A orillas del río Mosa palpita el corazón económico y cultural de la Valonia: Lieja. Es una plaza que, como una parte del Estado belga, está vinculada a Francia. Si bien las conexiones históricas datan desde muchos siglos antes, uno de los hechos más demostrativos de esta relación sucedió en 1789. Mientras en julio los franceses tomaban la Bastilla y propiciaban la caída del absolutismo, los liejenses iniciaban en agosto –con su ayuda– una lucha de similares características contra los príncipes-obispos impuestos por el emperador germánico. Los habitantes de Lieja, francófonos en su mayoría, hacen gala de su “espíritu liejés”, un tópico de siglos de antigüedad que los califica de orgullosos y tenaces: quieren lo mejor para su ciudad. Esto permite contextualizar la pasión que se siente por el equipo de la localidad, el Standard de Liège, y lo caliente y animoso que es habitualmente el Stade Maurice Dufrasne. La pasión y el fervor son a veces desmedidos y hay quienes los convierten en una excusa para ser violentos. Esto fue lo sucedido el domingo ante el SV Zulte-Waregem, el actual colista de la liga belga. Los gritos en contra del entrenador israelí Guy Luzon y en contra del presidente Roland Duchâtelet se transformaron en amenazas de asaltar los banquillos. Con un 1-2 desfavorable en el marcador, el partido se suspendió en el minuto 89 por el lanzamiento de sillas y otros objetos. Además, los jugadores tuvieron que ingeniárselas para no ser atacados por algunos ultras, como casi le sucedió a Igor de Camargo.

Standard Lieja Andrea GuerraStade Maurice Dufrasne. Foto: Andrea Guerra.

El Standard va a recibir al Sevilla FC (19:00 CEST) presionado y sumido en el caos. Tras los incidentes del domingo, Guy Luzon presentó su dimisión. Ha optado por quitarse de en medio después de que su equipo no haya sabido asumir la salida en el mercado verano de futbolistas capitales como Batshuayi, Vainqueur u Opare. El joven (37) preparador serbio Ivan Vukomanović va a ejercer de técnico interino esta semana y pronto se definirá el futuro del 4º club con más ligas de Bélgica. En contraposición, el Sevilla ha viajado a Lieja como segundo clasificado de La Liga y tras igualar el domingo en Elche (victoria 0-2) el mejor arranque de su historia en mencionada competición: 6 victorias, 1 empate y 1 derrota (como en la temporada 1990-91). El vigente campeón de la Europa League sufrió en Rijeka para sacar un empate (2-2) que le hace líder de su grupo con 4 puntos. A pesar de que Unai Emery considera que el de hoy es “un partido clave para el devenir en esta competición”, de sus declaraciones se extrae también que va a hacer rotaciones.

“Seguro que habrá cambios. Hay jugadores importantes que deben dar un paso al frente y quizás no lo han dado hasta ahora porque no ha habido sitio para ellos. Mañana van a tener esa oportunidad”

Unai Emery en la rueda de prensa previa al Standard-Sevilla

Los cambios que se plantea el técnico vasco tienen que ver con el debut de Alejandro Arribas en el eje de la zaga, la rotación en los laterales en favor de Fernando Navarro y de Diogo Figueiras y el cambio a un sistema de 4-4-2 con Éver Banega y Vicente Iborra en la medular y con Iago Aspas y el recuperado Kévin Gameiro en el doble ‘9’. Este sistema táctico solo se ha utilizado esta temporada en el tramo final del partido en el Martínez Valero, con lo que es una incógnita qué estilo futbolístico va a traer consigo. El Sevilla de esta temporada es capaz de ganar teniendo la posesión y atacando en posicional por fuera (Feyenoord, Deportivo) pero también jugando replegado y a base de transiciones como la pasada campaña (Córdoba, Elche). Si se tiene en consideración que el Standard se ha mostrado en Europa como un equipo replegado y contragolpeador, es probable que, aun sin Luzon, esto no cambie y el Sevilla sea quien tenga que proponer con pelota. Vukomanović fue explícito ante los periodistas en la previa del encuentro: no va a cambiar prácticamente nada con respecto al ideario de su predecesor. Solo hará un cambio en el once: el del portero. Eiji Kawashima, cuestionado por sus actuaciones en lo que va de temporada, será suplente en beneficio del francés Yohann Thuram, primo de Liliam Thuram.

“Kawashima sigue siendo un campeón, pero hay que admitir que está en un mal momento. Yohann Thuram tendrá su oportunidad. No solo para este partido sino para un período más largo. […] Para el resto hay que esperar. No habrá grandes cambios [ante el Sevilla] porque tampoco ha habido tiempo para hacerlos. Retocaré cosas menores. Este grupo de jugadores tiene cualidades para sacar buenos resultados. Ahora es el momento para reaccionar”

Ivan Vukomanović en la rueda de prensa previa al Standard-Sevilla

Teniendo en cuenta todo lo anterior, el partido puede tener las siguientes claves futbolísticas:

1. El rol de Banega en la zona de De Camargo. Si el esquema del Sevilla es el 4-4-2 esperado, Banega no jugará de mediapunta como viene haciendo sino que se desplazará al doble pivote. Cuando el argentino está en esa zona, el Sevilla es un equipo posesivo y que quiere dominar con ataque posicional y juego exterior. La tarea del rosarino cuando es interior consiste en recibir de los laterales y devolver el balón bien a estos cuando están por delante de él o bien a los volantes. Esta labor ofensiva puede resultar fundamental ante un equipo que se repliega como el Standard en Europa, pero el conjunto belga puede dificultarla para bloquear al Sevilla. Por un lado, puede hacerse mediante la inclusión en la zona de Banega de mediocentros físicos de tendencia destructiva como el senegalés Ricardo Faty o el camerunés Eyong Enoh. Por otro lado, puede hacerse mediante la presión sobre la salida de balón del mediapunta Igor de Camargo y del móvil atacante haitiano Jeff Louis. Sus cualidades físicas (al igual que las de trequartistas como Jonathan Viera o la de delanteros como Vinícius Araújo) les llevan a retrasarse, a salir del área con frecuencia y a buscar a los centrocampistas. Esto hace que, cuando presionan, lo hagan a la altura del doble pivote rival y no a la de sus centrales. En este escenario, Banega podría quedar anulado y la salida del balón sevillista dependería del compromiso defensivo de los desbordantes volantes belgas Paul-Jose M’Poku y Geoffrey Mujangi Bia, capaces de jugar en cualquier banda. Ha de matizarse que, pese a la presencia de Faty y pese al repliegue del Standard, el Feyenoord pudo generar peligro con jugadas similares a las citadas hace 3 semanas.

Éver Banega Sevilla www.sevillafc.esÉver Banega. Foto: www.sevillafc.es.

2. La protección del influyente van Damme. Jelle van Damme es un lateral izquierdo belga de 31 años cuyo físico condiciona el juego del equipo: mide 191 centímetros. Esta estatura, propia más bien de un central, no le impide recorrer la banda e interactuar con el volante de su perfil. En partidos como los europeos, en los que el Standard tiende al repliegue, es un futbolista fundamental para que el equipo se estire contragolpeando. La característica de la movilidad excesiva de los puntas hace que el equipo retroceda, no saque beneficio del juego directo, recupere balones muy atrás y tenga a sus hombres más ofensivos demasiado lejos del arco rival. Para poder transitar o iniciar jugadas con balones largos, van Damme tiende a moverse sin balón hacia la zona natural del lateral derecho rival. Ahí puede contactar con todos los atacantes a una altura considerable, sin haber tenido que conducir el balón desde campo propio. Esta ha sido la principal vía de salida en los encuentros ante el HNK Rijeka (victoria por 2-0) y el Feyenoord (derrota por 2-1). Es probable que, por ello, el Sevilla coloque en su banda derecha al volante más solidario en tareas defensivas (probablemente Aleix Vidal). Su lateral debe estar al tanto del peligro que puede darse con van Damme recibiendo cerca de él, cerca de un volante rouche y cerca de Igor de Camargo, participativo en este tipo de jugadas.

Standard Van Damme http://rsca.be/Jelle van Damme. Foto: http://rsca.be/.

3. La movilidad de los puntas de ambos equipos. Tanto si usa un 4-2-3-1 típico como si emplea un 4-4-2, el Sevilla cuenta en su plantilla con hombres ofensivos del carril central con movilidad (Carlos Bacca, Gameiro, Aspas, Denis Suárez, Banega). Esta característica puede resultar fundamental a la hora de superar repliegues como el del Standard europeo de esta temporada, que no ha llevado la iniciativa ni como local ni como visitante. Caídas a bandas de Gameiro o Aspas pueden completar las labores de futbolistas como Aleix Vidal o José Antonio Reyes. Estos últimos tienden hacia el centro y son especialmente dañinos si un compañero les apoya a la espalda del doble pivote rouche. En el partido ante el Feyenoord, uno de los puntos débiles del Standard fue la espalda de su interior, el francés Adrien Trebel. Esa zona la aprovechaba Toornstra (volante derecho ese día) para ofrecerse por el carril central y dar la posibilidad a los neerlandeses de atacar desde fuera hacia dentro o desde dentro hacia dentro. En el frente del ataque del Standard está jugando un futbolista que, aunque con capacidad rematadora, se parece poco a un ‘9’ al uso: Jeff Louis. Su movilidad, propia de su demarcación natural (mediapunta o volante), puede resultar perjudicial en caso de que las defensas rivales no le impidan acercarse a los costados. Ante el Feyenoord se apreció cómo buscaba el perfil de van Damme para completar los ataques. Así generó ocasiones que puede volver a tener si Iborra, Figueiras y el inspirado Daniel Carriço se despistan.

Tanto Sevilla como Standard son equipos de tendencia exterior cuando el balón está a ras de césped. Los duelos individuales de las bandas, así como las acciones a balón parado botadas estratégicamente por el Sevilla, pueden ser elementos decisivos en el partido. El conjunto local no podrá contar con el volante marroquí Mehdi Carcela-González (abductor) ni con Ronnie Stam (tobillo). Enoh es duda por unas molestias físicas. Por su parte, en Sevilla ha viajado sin el sancionado Thimothee Kolodzieczak (expulsado en Rijeka) y sin los lesionados Víctor Machín (bíceps femoral) y Mariano Barbosa (cuádriceps).

Standard Liege vs Sevilla FC - Football tactics and formationsAlineaciones probables en el Standard Liège-Sevilla FC. Infografía: Share My Tactics.

Related posts

2 comments

Rotando voy, rotando vengo… a priori muy favorito el Sevilla, pero no se descarta una sorpresa, porque el equipo local estrena entrenador en Europa, por mucho que sea interino y durante una semana. Eso anima a los jugadores a mostrar lo mejor que tienen para ganarse un puesto, en una nueva oportunidad. Además, Emery saldrá de inicio con varios suplentes, que aunque son de nivel, siguen siendo suplentes y es por algo. Destacaría a Gameiro, “on fire”, a Banega, que poco a poco va pareciéndose a un profesional, a Iborra, con ganas de que su técnico le tenga en cuenta, y a un Aspas que todavía no ha hecho nada.

Deja un comentario

*