Reparto de protagonismo

Dele Alli of Tottenham Hotspur in action against Everton during the Barclays Premier League match at Goodison Park, Liverpool.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
03/01/2016

Como si se hubiesen puesto de acuerdo en el túnel de vestuarios, cuando se dan besos y se saludan, Fiorentina y Tottenham se repartieron el duelo antes de empezar: el primer tiempo, de dominio absoluto para los Spurs; el segundo, de respuesta poderosa de los italianos. El resultado consecuente de empate (1-1) deja abierta una eliminatoria que tendrá una respuesta directa en el coeficiente UEFA en las ligas de Italia e Inglaterra, los dos países que compiten tras España y Alemania por conseguir tener cuatro participantes en cada edición de la Champions League.

Al Tottenham ha dejado de importarle el escenario. Lo que hace en White Hart Lane también lo repite en el Etihad o en el Emirates, así que no puede uno extrañarse si también fueron capaces de plasmarlo en Florencia. El equipo de Mauricio Pochettino tiene una identidad inconfundible en la que el balón tiene un papel protagonista: desde los centrales y los laterales hasta el jugador más cercano al área rival, que ante la Fiorentina fue Chadli (gol de penalti) para dar descanso a Harry Kane, el único delantero disponible de la plantilla. El técnico argentino no sólo dio descanso a su mejor futbolista sino también a la pareja del centro del campo (Dier y Dembele) y a los dos laterales (Rose y Walker). Que un conjunto pueda realizar estos cambios sin que se note es ya de por sí una muestra de solidez, pero que se acentúa cuando uno de los titulares indiscutibles, Dele Alli, es capaz de ofrecer un nivel tan regular y tan decisivo. La primera, que fue del Tottenham, fue suya. A veces desde la banda izquierda, a veces buscando el espacio en la zona central, a veces entrando en el área, porque Dele Alli no tiene límites de acción… y lo mejor es que no se los pongan.

El contraataque de la Fiorentina fue progresivo hasta que ya, casi al final, rozaron el triunfo. Antes del descanso llegó un cambio táctico en el que pasaron a una defensa de tres centrales con Marcos Alonso y Kuba de carrileros (luego Bernardeschi se quedó la banda derecha). Después, los cambios de Paulo Sousa terminaron por hacer el resto. Entraron Badelj, Vecino y Kalinic, los dos primeros para apoyar en el centro del campo a Borja Valero, el más capaz de encontrar el pase entre líneas que desquebrajara a los ingleses. Tres futbolistas en el centro del campo para detener el torrencial Alli. Luego, con Kalinic en punta, Zárate siguió teniendo movilidad con la diferencia de que alguien siempre ocupaba el área. Sin embargo, el argentino falló dos ocasiones claras. El gol llegó gracias a Bernardeschi, que cogió un balón lejano y se atrevió a disparar. La pelota tocó en la pierna de Mason y dibujó una parábola espectacular para terminar entrando por la escuadra de Vorm. El tanto justificó la buena segunda mitad del equipo viola y deja todo abierto para el partido de vuelta.

Marcos Alonso (Foto: Football.ua)
Marcos Alonso (Foto: Football.ua)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Estuve en el Artemio Franchi (que no es el estadio más bonito del mundo)
El 11 del Tottenham era muy, muy de circunstancias. Solo Alli proponía cosas, y el 0-1 al descanso me pareció muy inmerecido. La Fiore ni hizo nada del otro mundo pero sí parecía que le daba más importancia a la eliminatoria, así con el 1-1 ambos equipos deberían estar contentos…pero más Pochettino que Sousa, pues con menos (talento en campo, interés en el partido ) sacó más (el resultado favorece a los visitantes)

Deja un comentario

*