Resolver dudas en los Sudetes

Stadion u Nisy. El río Neisse, que pasa por detrás del fondo norte, da nombre al campo del Slovan Liberec. Foto: Groundhopping Merseburg.

El Slovan Liberec recibe en el ecuador de la Fase de Grupos de la UEFA Europa League al Sevilla FC. La previa del encuentro está condicionada por las dudas en ambos conjuntos. A pesar de ser segundos de grupo, los checos llegan tocados anímicamente después de una racha irregular de resultados en las competiciones domésticas. El último: la derrota en cancha del 1.FC Slovácko (4-2) el sábado pasado, encuentro antecedido por 3 semanas de descanso (no hubo jornada liguera antes del parón de selecciones). Por su parte, en el conjunto de Nervión también hay muchas dudas, muchas lesiones y algo de malestar en el ambiente tras empatar 2-2 en casa del Real Valladolid tras ir ganando 0-2 en el minuto 80. A pesar de que los hispalenses llevan 1 mes sin perder, también llevan 13 meses sin ganar fuera de su feudo en La Liga. Paradójicamente, esa dinámica negativa lejos del Ramón Sánchez-Pizjuán no afecta a las competiciones europeas, donde los de Emery lo han ganado todo. Y quieren seguir haciéndolo en los Sudetes.

Slovan Liberec

El equipo entrenado por Jaroslav Šilhavý es el más desconocido del grupo H en la segunda competición continental. Fue tercero la temporada pasada en la Gambrinus Liga y ha tenido que superar tres rondas previas antes de la Fase de Grupos (ante Skonto Riga, FC Zürich y Udinese). Es un equipo cuyo esquema básico es un 4-3-3, que habitualmente cede la posesión para contragolpear y que alterna el repliegue y la presión. En fase defensiva, el Slovan Liberec acostumbra a alinear a los 5 centrocampistas ubicados tras el punta Michael Rabušic para hacer espeso su repliegue en campo propio y con ello evitar que el oponente salga con el balón jugado, tanto por el centro como por las bandas. No obstante, también controla el espacio que le deja a los oponentes en sus intentos de salida, y si considera que exceden su límite e intentan penetrar por los costados, los volantes e incluso los interiores acompañan a Rabušic en una presión intensa elogiable.

Esta presión trae un problema anexo que se evidenció en el partido ante el SC Freiburg: la basculación excesiva. Normalmente, el Slovan Liberec presiona perfilándose hacia el costado por el que su rival intenta entrar, pero no solo acuden a la presión el volante y el interior de ese perfil, sino que el otro interior del 4-3-3 acompaña inercialmente la acción. El conjunto alemán intentaba colarse en la banda izquierda del Slovan Liberec. El volante Delarge y el interior derecho Pavelka acudían a presionar, pero también se giraba el interior izquierdo, Rybalka. Así, Schmid, volante derecho del SC Freiburg, quedaba prácticamente desatendido en la banda derecha, y tras un cambio de orientación entraba prácticamente solo desde su banda hasta el área para generar una ocasión de gol. A esta cuestión le puede sacar partido un Sevilla FC que tiene a sus mediapuntas en la enfermería y que cuenta con volantes muy dados a realizar movimientos fuera-dentro, como Perotti, Jairo o Víctor Machín.

Stadion u Nisy, campo del Slovan Liberec. Su nombre se debe al río Neisse, que pasa por detrás del fondo norte. Foto: Groundhopping Merseburg.

Con el balón en su poder, el Slovan Liberec sufre si se le presiona arriba. Sus laterales (Fleišman en la izquierda, Kušnír o Coufal en la derecha) son comedidos a la hora de desplegarse en ataque, por lo que los de Šilhavý optan por el juego directo, rifando el cuero en muchas ocasiones. El mediocentro ghanés Isaac Sackey no estará disponible por su expulsión ante el GD Estoril Praia, por lo que Luboš Hušek se perfila como principal candidato a ser el ‘5’ titular. Si consigue girarse tras recibir de centrales y dar el primer pase, puede contactar con Pavelka y Serhiy Rybalka, un dúo de interiores en el que sobresale el segundo. Es ucraniano, tiene 23 años, está cedido por el Dynamo Kyiv y está demostrando ser un centrocampista muy completo. Puede hacer de mediapunta, llegar desde segunda línea, ayudar defensivamente al lateral izquierdo, ofrecerse en salida, ayudar por dentro y presionar. Además, tiene un buen golpeo de balón, y es quien pone faltas y córneres. En las demarcaciones de los volantes vienen alternándose Šural, Frýdek, Delarge y Kalitvintsev –internacional ucraniano sub 21 también cedido por el Dynamo Kyiv–. En los últimos tiempos los dos primeros, más volantes puros, están jugando por la izquierda, mientras que los dos últimos, más mixtos y cercanos al perfil de extremo, están jugando por la derecha. Frýdek está tocado y posiblemente cause baja, por lo que la combinación esperada para recibir al Sevilla FC es Šural-Delarge.

Sevilla FC

La escuadra sevillista viaja a la República Checa condicionada por su alto número de lesionados. En la enfermería se encuentran todos los jugadores susceptibles de ser mediapuntas para Unai Emery: Marko Marin, Rakitić y Trochowski. Esta circunstancia ya afectó en la visita del domingo al Nuevo José Zorrilla. En ese encuentro, el técnico vasco desplegó un novedoso 3-4-3 que no incluía la figura de un ’10’ y que respetaba la distribución de roles de sus jugadores más habituales: Fernando Navarro, Cala y Pareja en la línea de centrales, Alberto Moreno (otrora extremo del Sevilla Atlético) y Figueiras como carrileros, doble pivote con Iborra y Carriço –un mediocentro puro y un central–, dos volantes como Víctor Machín y Jairo y un único delantero (Bacca). En fase ofensiva, el esquema parecía el habitual 4-2-3-1, pues la salida de balón era principalmente lateral, Alberto Moreno apenas estaba en campo propio y Víctor Machín tendía hacia el carril central. Se generaron multitud de ocasiones y en fase defensiva el equipo no sufrió pese al 2-2 final del marcador, pues encajó los goles en un par de jugadas aisladas. Este esquema es una posibilidad que cabe contemplar para la visita al actual 4º clasificado de la liga de la República Checa.

La versión más tradicional del equipo del Sánchez-Pizjuán es la del 4-2-3-1. El hueco del ’10’ lo podría ocupar el chileno Bryan Rabello, aunque ha jugado todo lo que va de temporada caído a banda izquierda. Otra posibilidad que cabe contemplar es la disposición de un doble ‘9’. Unai Emery, no obstante, es reacio a aplicar esta disposición a pesar de que ha reconocido en varias ocasiones tenerla en su ideario táctico. Carlos Bacca y Kévin Gameiro son dos puntas móviles que se complementan, pues el colombiano se mezcla con los hombres de tres cuartos para asociarse y generar peligro y el francés entiende la movilidad de otra manera y prioriza atacar bien los espacios. Jueguen como jueguen, los nervionenses intentarán demostrar que son favoritos y que han aprendido de lo acontecido en Valladolid, donde su conservadurismo incitó a la escuadra de Juan Ignacio Martínez a monopolizar el balón y generar progresivamente más peligro en un segundo tiempo que empezó con 0-2.

Además de Marin (isquiotibiales), Rakitić (músculo obturador de la cadera) y Trochowski (tendón de Aquiles), no han entrado en la convocatoria ni el mediocentro Stéphane Mbia (dedo del pie), ni el central Federico Fazio (con una distensión en el tobillo izquierdo) ni los lesionados de larga duración Cheryshev (bíceps femoral) y Cicinho (rodilla). La principal novedad en la expedición es el delantero rumano Raul Rusescu, que ya está cerca de alcanzar un nivel físico óptimo pero que podría ser uno de los descartes. José Antonio Reyes, suplente el pasado domingo, está completamente recuperado de su lesión y podría aparecer en un once en el que se prevén bastantes rotaciones.

Onces previstos en el Slovan Liberec – Sevilla FC

4 comments

Deja un comentario

*