El rival más limitado también puede ser el más incómodo

Swansea City v NapoliUEFA Europa League

El Nápoles llega a la semifinal de la Europa League con un favoritismo poco habitual en una ronda tan avanzada de una competición continental. Con la excepción del accidente de Empoli (3-0 al descanso ante el equipo de Sarri), los partenopeos han llegado al tramo final de temporada en un óptimo momento de forma. Levantaron el vuelo en liga, donde amenazan a una Lazio que sufrirá hasta la última fecha por conservar su plaza de Champions, y en Europa encadenan 9 partidos sin perder. Además, fuera de casa los de Benítez se han mostrado fiables y encarrilaron dos eliminatorias (Trabzonspor y Wolfsburgo) tras anotar cuatro goles en el choque de ida. El sorteo señaló al Dnipro como el último obstáculo antes de la final de Varsovia. El rival con menos recursos de los tres posibles, con una plantilla de menores alternativas y donde el delantero estrella, Zozulya, está lesionado de gravedad. Un contrincante con mucha menos historia, que jamás ha alcanzado estas alturas en competiciones europeas.

Maradona Napoles - Antonio Fucito

El Nápoles no gana un título europeo desde los tiempos de Maradona. Antonio Fucito.

Por estos motivos, por mucho que desde el club y el cuerpo técnico sean conscientes de las dificultades que entraña el cruce, el favoritismo está (muy) decantado en favor de la entidad italiana, que no juega una final europea desde 1989, cuando alzó la UEFA tras derrotar al Stuttgart -de Katanec, Gaudino o Klinsmann, nombres muy familiares 26 años después-, liderado por la mágica pareja ofensiva que formaban Maradona y Careca. Regresar a una gran final, pues, está muy cerca. Y eso es peligroso, porque el Dnipro propondrá el guion que más incomoda al Nápoles. Sin presión alguna, además, y albergando la esperanza de que la eliminatoria se resuelva en la vuelta, en Ucrania. Así pues, lo normal es que veamos un plan conservador en la escuadra ucraniana, que reforzará el centro del campo con el regreso de Fedorchuk, que se perdió el último encuentro continental por sanción. El medio ucraniano acompañará a Kankava en un doble pivote rocoso que tendrá como objetivo impedir que Hamsik e Higuaín reciban entre líneas. Rotan a priori debería jugar un poco más adelantado y supondrá un elemento de carácter muy distinto al de Bezus. Más trabajo sin balón.

El Dnipro planteará un choque espeso ante un equipo que prefiere que los rivales arriesguen y lleven un poco más la iniciativa para robar arriba y contragolpear. Así mataron al Wolfsburgo y así podrían haber dañado a la Fiorentina, pero el Dnipro no les concederá el placer, o al menos no en San Paolo. Si los ucranianos bloquean a los cuatro atacantes partenopeos, el Nápoles sufrirá. Inler puede amenazar con su disparo lejano, o Jorginho puede dinamizar un poco la circulación de balón, pero el doble pivote italiano no destaca por su facilidad para encontrar líneas de pase donde muchos solo ven piernas. Ante este escenario, necesitará que los laterales midan bien sus incorporaciones, suban al ataque con puntualidad y aporten profundidad por los flancos. Tanto Maggio como Ghoulam pueden ayudar a sacar el balón jugado, colgar centros al área (aunque Douglas es una torre) y desbordar por fuera. En líneas generales, los de Benítez deberán armarse de paciencia, mover el balón de un lado u otro y esperar a que el oponente se desajuste, cometa algún error o le puedan penalizar en acciones a balón parado. El plan del Dnipro no debería sorprender demasiado a un Nápoles que no podrá contar con Strinic, que no puede disputar la Europa League porque precisamente la jugó con el equipo ucraniano antes de fichar por los italianos en el mercado de invierno. El propio Benítez ha comentado que ha hablado con el lateral croata sobre este choque, pese a que no podrá ayudar sobre el césped.

“La prioridad es vencer. Si no encajamos gol obviamente sería mejor. Intentaremos imponer nuestro juego y tal vez sorprender con la velocidad. La ida en casa nos obliga a usar más la cabeza que el corazón. Debemos mejorar en la gestión de los partidos. (…) Estamos delante de un momento histórico. Es una oportunidad única. El club es un patrimonio de la ciudad y es necesario estar totalmente concentrados en este partido. Llegar a la final es importantísimo para el club y la ciudad”. Rafa Benítez.

Inler Nápoles - calciostreaming

Los disparos lejanos de Inler, un arma ante equipos cerrados. Foto: calciostreaming.

Si el Nápoles se desespera, crecerán las opciones para que los partenopeos se expongan y dejen espacios a la espalda de su defensa y, en especial, de sus laterales. Ahí pueden emerger dos figuras enormemente verticales y desequilibrantes: los extremos ucranianos, Konoplyanka y Luchkevych. Al primero ya lo conocemos, resulta determinante incluso cuando recibe a cincuenta metros de la portería contraria, pues activa el piloto automático en dirección al área y resulta complicadísimo detenerle una vez ha arrancado en carrera. Suele atraer a varios rivales, porque si le dejan disparar o pasar puede firmar una acción determinante. Luchkevych, en cambio, es mucho menos conocido. Lógico, aún tiene 19 años y apenas ha superado la veintena de encuentros disputados con el Dnipro. Sin embargo, ha ido creciendo a medida que los ucranianos han ido superando rondas y se ha afianzado en la banda derecha por delante de futbolistas más contrastados, como Bruno Gama. Luchkevych es un futbolista rápido, relativamente hábil para superar rivales en carrera, y especialmente punzante. Insiste, es incisivo en sus movimientos y tiene la determinación de hacer daño en cada acción del partido. Ante el Brujas completó una eliminatoria notable, algo que el Nápoles no debería ignorar.

Konoplyanka - Dnipro - Focus

Y como último aliciente, está por ver si Rafa Benítez logrará alzar un nuevo título europeo de largo recorrido, tras lograr la UEFA con el Valencia, Champions con el Liverpool y la Europa League de 2013 con el Chelsea. El español goza de una gran fama en los torneos de eliminatorias, en los que sus equipos siempre se han manejado con especial soltura. El Nápoles es otro ejemplo de ello y la superior experiencia de Benítez -junto a la mayoría de la plantilla partenopea, que ya ha vivido choques de gran exigencia- es otra baza más ante el Dnipro del veteranísimo Myron Markevych, que ya ha hecho historia llegando hasta las semifinales contra todo pronóstico.

Alineaciones probables (21:05 CET por Gol Stadium):

Napoli vs Dnipro - Football tactics and formations

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*