Anthony Lopes y Gonalons frustran a la Roma

Picture by John  Rainford/Focus Images Ltd +44 7506 538356.14/02/2013.Supporters of Olympique Lyonnais before the UEFA Europa League match at White Hart Lane, London.

El Olympique de Lyon resistió ante el asedio de una Roma ultraofensiva para sellar el pase a los cuartos de final de la Europa League. El cuadro italiano hizo todo lo posible por levantar la desventaja en el primer tiempo, pero se topó con un rival que supo encajar todos los golpes de los transalpinos mientras se mantenía en pie. Anthony Lopes representó mejor que nadie la resiliencia de los galos, pues el arquero portugués protagonizó varias paradas de mérito que fueron frustrando a la Roma, varias paradas que mermaron la confianza de los giallorrossi hasta desquiciar a todos sus futbolistas de ataque. Entre el portero y el capitán Gonalons frenaron cualquier aspiración de los de Spalletti y eliminaron al único representante italiano que seguía vivo en el torneo. El último equipo italiano que disputó la final de la segunda competición europea fue el Parma, en 1999.

Roma 2 (Strootman 17′, Tousart pp. 60′)
O.Lyon 1 (Diakhaby 16′)

O. Lyon vs Roma - Football tactics and formations

Salió con todo la Roma y asedió el área de Anthony Lopes, pero le ocurrió lo mismo que en el partido de ida. A pesar de avasallar a los galos, en una de las primeras acciones de ataque los de Génésio abrieron la lata. Otra vez fue una jugada de estrategia cabeceada al fondo de la red por Diakhaby, clave en el desarrrolo de la eliminatoria a sus 20 años. El central galo adelantó al Lyon, pero a pesar de ello la Roma reaccionó de inmediato. Al minuto, De Rossi colgó una falta lateral y Strootman igualó la contienda. La eliminatoria seguía en el mismo punto que al arranque del partido, con la Roma necesitando dos goles más para clasificarse.

Los de Spalletti cargaron el área con mucha gente y movieron la pelota con fluidez. Anduvo particularmente fino en el arranque Bruno Peres, duda en las horas previas al choque. El carrilero derecho filtró buenos balones para los futbolistas de tres cuartos y generó ocasiones de gol. El ímpetu de Nainggolan y el peligro de Salah a la hora de buscar la espalda de Diakhaby inquietaron al Olympique de Lyon, que se limitó a defenderse como pudo. La Roma atacó con todo, con intensidad y agresividad, y robó casi siempre en campo contrario. Los de Génésio resistieron encerrados atrás, pues prácticamente no pudieron desplegarse al contragolpe en el primer tiempo. Abusaron de los balones largos hacia Cornet, en busca de explotar la velocidad del extremo formado en el Metz, y conectaron en pocas ocasiones con Valbuena. El ex del OM fue el futbolista que arrojó más luz a los ataques del OL, pues aportó la pausa necesaria para que sus compañeros se sumaran al ataque y pudieran respirar durante algunos compases. En cualquier caso, los focos se centraron en la brillantez de Anthony Lopes, decisivo con varias paradas antológicas como una doble intervención ante Strootman en el minuto 41.

Diakhaby apunta a titular. Foto: MarcadorInt (Todos los derechos reservados).
Diakhaby anotó el 0-1. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Ya en la segunda mitad, la entrada de El Shaarawy impulsó de nuevo a la Roma. El futbolista de origen egipcio sustituyó a Bruno Peres, ya sin combustible, y reactivó el sector derecho del ataque capitalino. Con El Shaarawy la Roma percutió en varias ocasiones por el perfil de Morel y encontró el 2-1, en una jugada en la que el ’92’ le ganó la partida a Valbuena para poner un centro tenso al corazón del área. La defensa del Olympique de Lyon despejó mal el envío del romanista, pues Jallet tiró el balón contra Tousart para el 2-1. Pocos minutos después El Shaarawy desperdició una oportunidad magnífica para anotar el 3-1 mientras el Olympique de Lyon parecía noqueado.

Fue a partir del autogol de Tousart cuando creció la figura de Gonalons. El capitán del Olympique de Lyon pidió calma a sus compañeros y dio un paso al frente. Asumió el liderazgo mediante el ejemplo. Aportó la experiencia que se espera de uno de los líderes del conjunto del Ródano, pues se ofreció en la base de la jugada y ralentizó el partido. Unió a su equipo con pases simples, no arriesgó en zonas innecesarias. Gonalons tomó buenas decisiones que permitieron frenar las revoluciones de la Roma y alejar a la defensa lionesa del arco de Lopes. Además, recuperó bastantes balones. Así Gonalons desperó a los italianos, cada vez más frustrados, pues a medida que corría el reloj se iban alejando de Lopes para acercarse a Alisson. El portero brasileño intervino para detener dos ocasiones clarísimas de Tolisso y Cornet, que también mandó fuera un centro de Morel que remató en el área pequeña.

Totti jugó los últimos minutos. Foto: Focus Images Ltd.
Totti jugó los últimos minutos. Foto: Focus Images Ltd.

Spalletti introdujo a Perotti por Mário Rui y se encomendó a Francesco Totti en los instantes decisivos. El entrenador apostó por el capitán cuando la eliminatoria entró en esa fase en la que ya no importa tanto cómo juegues sino el acierto que muestres de cara a portería. Sin embargo, la Roma no provocó ninguna falta cerca de la frontal y tampoco pudo acercar a Totti a la portería de Lopes, pues la leyenda romanista se centró en poner balones largos (y precisos) a la olla, pero sus compañeros no pudieron aguantarlos para que le diese tiempo para acercarse al balcón del área. Con una plantilla muy joven, el Olympique de Lyon seguirá compitiendo en busca de su primera final europea.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*