Rostov del Don también se le resiste al United

Mourinho dio la titularidad a Mkhitaryan. Foto: Focus Images Ltd.

Hay que irse atrás en el tiempo o abajo en la pirámide del fútbol para encontrar terrenos de juego como el del Rostov. El pobre estado del césped evocaba las noches europeas de antaño y a José Mourinho le hacía volver a su infancia: “Recuerdo haber visto partidos amateurs en Portugal (con el césped) así cuando era pequeño”, rememoraba el técnico portugués. “Me ha gustado ver cómo mis jugadores se adaptaban a las circunstancias y peleaban cada balón”, añadió. Mourinho había criticado el estado del campo en la previa, pero estaba más tranquilo tras el partido, ya que iban a recorrer los 3.000 kilómetros de vuelta a Manchester sin ningún lesionado y habiendo marcado fuera de casa. La victoria, no obstante, se les resistió.

Rostov 1 (Bukharov 53′)
Manchester United 1 (Mkhitaryan 35′)
Rostov vs United - Football tactics and formations

Más allá de las condiciones del terreno de juego, que sí que afectaron a la fluidez del juego, fue el gran trabajo del Rostov de Kurban Berdyev lo que impidió una victoria del equipo visitante. El Manchester United se une a la larga lista de clubes que comprueban que el Rostov es un rival muy duro en casa. En el último año y medio, sólo el Atlético de Madrid ha logrado ganar en su estadio. Ningún otro de sus contrincantes ha sumado tres puntos allí. Esta misma temporada, el Bayern de Múnich y el Ajax habían perdido en Rostov del Don y el PSV y el Anderlecht no habían pasado del empate.

Mourinho, consciente de la dificultad de la visita, adaptó sus tácticas con el fin de evitarse alguna sorpresa que pudiese haber afectado a la confianza del equipo. El United ganó la EFL Cup hace menos de dos semanas, pero en pasada jornada de Premier empató a uno ante el Bournemouth y el próximo lunes tendrá una exigente eliminatoria de FA Cup ante el Chelsea. Lo último que querían en esta ida de los octavos de Europa League era un resultado negativo que les pusiese presión encima. Así que Mourinho alineó una defensa de cinco, lo cual podría considerarse una formación demasiado cauta teniendo en cuenta la superioridad técnica del United sobre el Rostov. El entrenador portugués explicaría su decisión tras el partido:

“Sabíamos que siempre tratarían de poner el balón arriba a sus dos delanteros, esa es su manera de jugar en este campo. Pensamos que lo mejor sería jugar con tres centrales atrás y tratar de arreglárnoslas así. Lo hicimos realmente bien a excepción del gol, que fue un pequeño fallo que cometimos” — José Mourinho.

En efecto, Jones, Smalling y Marcos Rojo —especialmente este último— respondieron con compostura al juego directo del Rostov. Sin embargo, la zaga falló en la acción del gol, una jugada rápida que surgió de un envío largo de Kalachev, el carrilero derecho del Rostov. El balón lo controló Bukharov, una de las dos referencias en ataque del conjunto ruso, y acto seguido lo mandó a la red con una volea que Romero no pudo interceptar.

La afición local se volvió loca cuando su equipo empató. En cambio, los hinchas visitantes —unos doscientos— se quedaron helados por el gol, pero no por el frío. Desde el Rostov tuvieron un bonito gesto: antes del partido distribuyeron mantas a todos los fans del United para que pudiesen combatir las bajas temperaturas que marcaba el termómetro en Rostov del Don.

El United tampoco pudo ganar en Rostov del Don. Foto: JukoFF.
El United tampoco pudo ganar en Rostov del Don. Foto: JukoFF.

El United se había adelantado antes del descanso con un tanto de Mkhitaryan. Igual que el del Rostov, su gol también se originó con un pase largo. El receptor fue Fellaini, que bajó el balón con su característico control de pecho y prolongó para Zlatan Ibrahimovic. El delantero sueco avanzó hasta la línea de cal y se la dejó de cara a Mkhitaryan. Con ese gol, el United conseguía traducir en el marcador el dominio de la posesión que había tenido.

El del Rostov no fue exactamente el planteamiento ultra-defensivo que se espera en estos contextos. Si bien es cierto que durante gran parte del encuentro esperaron al United replegados atrás, por momentos se adelantaban para presionar su salida de balón. Cuando recuperaban, no siempre optaban por el envío directo a la delantera, sino que también trataban de disputar la posesión. El gol no fue fruto de la única llegada que tuvo el Rostov, pues los de Kurban Berdyev intentaron poner en apuros a Romero en más ocasiones.

Henrikh Mkhitaryan marcó el único gol del United. Foto: Andrew Timms/Focus Images Ltd.
Henrikh Mkhitaryan marcó el único gol del United. Foto: Andrew Timms/Focus Images Ltd.

El 1-1 obliga al Rostov a marcar en la vuelta del próximo jueves en Old Trafford. Será todo un desafío para el equipo ruso. Al United se le escapó el triunfo, pero el hecho de que lograran anotar a domicilio les sigue situando como claros favoritos.

Foto de portada: Foto: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*