El Salzburgo protagonizó una remontada histórica

Munas Dabbur of Red Bull Salzburg during the UEFA Champions League second qualifier round match at Red Bull Arena, Salzburg, Austria.
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
12/07/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***
EXPA-FEI-160712-0009.jpg

Historia. Demasiadas veces utilizamos en fútbol para referirnos a actuaciones notables. Pero en este caso es un hecho, el Salzburgo ha hecho historia al convertirse en el primer equipo austríaco en llegar a unas semifinales de la Europa League. El conjunto de Marco Rose no se vino abajo en ningún momento pese a lo complicado de su cometido, persistió en su idea y tuvo esa pizca de suerte que muchas veces hace falta cuando se dirimen cosas importantes en este deporte. El líder de la Bundesliga austríaca se mostró sólido ante las embestidas de una Lazio con muchísima calidad y sublimó otro tipo de talento, el talento colectivo, hasta lograr su objetivo. Ahora las semifinales de la Europa League esperan, justo premio a una generación de futbolistas como Stefan Lainer, Xaver Schlager, Amadou Haidara o Munas Dabbur que dará que hablar en los próximos años en el viejo continente.

FC Salzburgo 4 (Dabbur 56′, Haidara 72′, Hwang 74′, Lainer 76′)
SS Lazio 1 (Immobile 55′)

FC Salzburgo vs SS Lazio - Football tactics and formations

Se inició el partido en Salzburgo de una forma muy distinta a lo visto siete días antes en Roma y lo hizo por el claro interés de la SS Lazio de bajar las revoluciones de la eliminatoria. Así pues, el equipo de Simone Inzaghi trazó su línea defensiva un poco más atrás y cedió la iniciativa al conjunto local con el objetivo de dejar poco margen a que se rompiera el partido y, ya de paso, aprovechar alguna posible pérdida en la posesión del Salzburgo para armar sus tan temidas transiciones o incluso buscar por arriba a Milinkovic-Savic y que a partir de ahí la joven promesa asistiera a sus compañeros.

Pero el plan de la Lazio funcionó a medias, y es que si bien es cierto que el Salzburgo en ataque estático tiene menos recursos para hacer daño a una defensa pertrechada, también lo es que el funcionamiento de la ofensiva del cuadro de Marco Rose es académicamente casi perfecto. ¿Eso qué significaba? Pues que con más talento o menos, con más acierto o menos también, el equipo austríaco finalizaba sus jugadas. Los pases se iban largos, los detenía Strakosha o simplemente no iban a puerta, pero el Salzburgo nunca dejó durante la primera parte ningún ‘caramelito’ en forma de bola perdida que pudiera lanzar a la Lazio. Además, con la baja del sancionado Samassékou, Xaver Schlager fue el encargado de hacer de pivote. El joven austríaco con su técnica de zurda depurada, se encargaba de ir repartiendo juego como mandan los patrones del pivote posicional y al retrasarse su posición, la entrada de Yabo en la zona de tres cuartos le dio más mordiente al FC Salzburgo.

Valon Berisha of Red Bull Salzburg during the UEFA Champions League second qualifier round match at Red Bull Arena, Salzburg, Austria. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 12/07/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-FEI-160712-0052.jpg
Valon Berisha quizás no es el jugador más talentoso de este Salzburgo, pero posiblemente sí el que aporta más carácter al once. Foto: Focus Images Ltd.

No obstante, ni Hwang ni Dabbur estuvieron demasiado atinados a la hora de rematar. Eso implicó que la Lazio no se viera en demasiados apuros e incluso en los últimos minutos de la primera parte se atrevió a buscar un poco más la meta de Walke. De hecho, Ciro Immobile tuvo dos ocasiones aprovechables, las dos fruto de una genialidad de sus asistentes: la primera tras un pase de cuchara magistral de Milinkovic-Savic y la segunda con un taconazo excelente de Luis Alberto. Pese a la calidad de los envíos, el ex de Torino, Sevilla y Borussia Dortmund no acertó en el área y de este modo el encuentro se fue al tiempo de asueto con el 0-0 en el marcador.

En la segunda estalló la locura

La reanudación deparó el mismo guion. Por parte del Salzburgo porque nadie era capaz o no tenía la clarividencia suficiente como para romper algo en los aledaños del área de la Lazio. Y por parte de los italianos, básicamente porque Ciro Immobile no andaba fino. El delantero de la Lazio tuvo la tercera oportunidad, clarísima, de sentenciar la eliminatoria pero una vez más estuvo sorprendentemente errático. Tres balas eran demasiado para Immobile y a la cuarta no falló. Luis Alberto aprovechó los metros que dejó la línea defensiva del Salzburgo a su espalda para tirar un pase al espacio precioso y esta vez sí, con la rabia de quien sabe que no había estado a la altura hasta entonces, Ciro Immobile puso el balón a la escuadra.

Pero el gol del ariete de la Lazio lejos de sepultar la emoción, le dio al choque un poco de la bebida energética que patrocina al Salzburgo. Prácticamente en la siguiente jugada, Munas Dabbur encontró el acierto o la fortuna que no había encontrado anteriormente y su disparo perforó la meta de Strakosha tras rebotar un defensa. Ahora sí, con media hora delante ya parecía que el encuentro se había roto y había entrado en otra fase en la que el mayor talento de la Lazio le daba más opciones a los de Simone Inzaghi. Ante la locura en la que se preveía que se iban a disputar los últimos minutos, con un Salzburgo tirando la línea de zaga prácticamente en el centro del campo, el preparador de la Lazio optó por darle entrada a Felipe Anderson y así sentenciar con la velocidad del brasileño a la contra. No tardó ni un minuto el recién entrado en justificar su introducción en el verde, de una carrera suya nació una ocasión clarísima, un tres contra dos de manual. Pero la Lazio marró otra vez, en esta ocasión fue Luis Alberto el que mandó el balón a las manos de Walke.

Xaver Schlager ha sido el jugador más destacado de Austria en el torneo.
El joven Xaver Schlager dio un recital de personalidad actuando como pivote. Foto propiedad de marcadorint.com

El karma futbolístico castigó el grosero error del español con un vendaval de acierto. No una, no dos, tres veces llegó el Salzburgo y en tres ocasiones hizo lo que en la primera parte parecía imposible. Primero fue Haidara el que puso el 2-1 con un derechazo excelente. Acto seguido, la fortuna se alió con el equipo de Marco Rose. Luiz Felipe no atinó a rechazar un balón aparentemente fácil y este despiste lo aprovechó Hwang para ir a buscar petróleo en el área de la Lazio, con tal suerte que el disparo del coreano tocó en el central brasileño para despistar a Strakosha y poner el 3-1 que le daba la clasificación. Por si fuera poco, Stefan Lainer hizo el 4-1 al culminar en el segundo poste un envío de córner. En un santiamén –cuatro minutos para ser más precisos- el Salzburgo le daba la vuelta a algo que parecía harto difícil y se situaba en una posición de privilegio para acceder a semifinales.

La Lazio lo intentó a la desesperada, buscó el segundo gol que le metiera ni que fuese en la prórroga. Pero con el Salzburgo ya replegado y ordenado, poco había que hacer. El equipo de Inzaghi apenas inquietó a los austríacos y acabó el encuentro totalmente en shock, preguntándose una y otra vez cómo pudo desperdiciar una eliminatoria que tenía prácticamente en el saco. No atinaron los italianos, persistieron los austríacos y la fortuna premió la fe de un equipo de Marco Rose que ya es histórico. Por el camino queda una eliminatoria con un total de 11 goles, todo un lujo que se debe aplaudir.

Imagen Portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*