Se caen los goles

Wolfsburgo - Ungry Young Man

Cumplidas las primeras siete semanas del año 2015, uno de los máximos goleadores del fútbol europeo responde al nombre de Bas Dost, un futbolista que había pasado inadvertido en los últimos meses de 2014. El suyo es un ejemplo más de ‘cazagoles’ de la liga holandesa, uno de esos jugadores que en la última década ha sido máximo goleador de la Eredivisie superando los 25 tantos y merodeando el promedio de un gol por encuentro. Luis Suárez anotó 35, Afonso Alves firmó 34, Klaas-Jan Huntelaar hizo 33, Bas Dost selló 32, Wilfried Bony completó 31, Dirk Kuyt marcó 29 y Alfred Finnbogason realizó 27. La carrera de este elenco de arietes ha seguido trayectorias muy diversas. Y Dost busca ahora definir el rumbo de la suya. En 2012 dio el salto a la Bundesliga y sus primeras dos campañas y media en el Wolfsburgo fueron correctas, en ningún caso estelares y con números propios del club de ‘ni fu ni fa’: 19 goles en sus primeros 59 partidos con la camiseta verde.

Bas Dost en sus primeros 59 partidos con el Wolfsburgo: 19 goles.

Bas Dost en sus últimos 6 partidos con el Wolfsburgo: 10 goles.

Todo ha cambiado este invierno. De repente, Bas Dost recupera la versión goleadora de su época en la Eredivisie y se convierte en el delantero más en forma del fútbol alemán. Los más de 30 millones de euros desembolsados por el equipo de la Volkswagen para contratar a André Schürrle complicaban aún más el puesto de Dost en el equipo. Y Bas ha respondido con goles.

Contaba Gonzalo Higuaín hace algunos años lo que su compañero Ruud Van Nistelrooy le había dicho sobre los goles: “Ruud me dijo que los goles son como el ketchup. A veces no salen por mucho que lo intentes, y luego vienen todos de golpe”. Algo similar pueden estar pensando en el VFL-Stadion ahora que Dost ve portería con suma facilidad y en citas importantes. Casualmente, se podrían trazar algunas similitudes entre las características dentro del área de Van Nistelrooy y las de Dost.

En los últimos 20 días:

Dost: 2 goles al Sporting, 4 goles al Leverkusen, 1 gol al Hoffenheim, 2 goles al Bayern.

De Bruyne: 1 asistencia vs Sporting, 1 asistencia vs Leverkusen, 2 goles al Hoffenheim, 1 gol al Eintracht, 2 goles y 1 asistencia vs Bayern. 

Dost y De Bruyne han anotado 14 de los 15 goles del Wolfsburgo en 2015.

Bas Dost es ante todo un rematador, un finalizador, un jugador de último toque, si bien ante el Bayern Munich sorprendió con un soberbio golazo desde la frontal  y frente al Bayer Leverkusen firmó uno incluso de más bella factura con el tacón.

La vida sería algo más complicada para Dost si a su lado, o unos metros por detrás, no estuviese Kevin De Bruyne. El belga, inmerso en un estado de forma descomunal, vive sencillamente el mejor momento de su corta carrera. Decía hace unos días Gaby Ruiz que KDB era uno de los futbolistas más en forma de Europa ahora mismo y seguramente no sea ninguna exageración. De Bruyne tiene facilidad para marcar diferencias en diversas zonas. Está actuando como ’10’ en el esquema del Wolfsburgo, pero cae a los costados, baja a recibir el esférico, pisa el área rival y está omnipresente tanto en el contragolpe como en ataque posicional. Como ejemplo, sus dos pases de gol más recientes. Este jueves, frente al Sporting de Portugal, apareciendo por la banda derecha y asistiendo a Dost con su pie diestro. El pasado sábado, sin embargo, Kevin asistió al ‘9’ desde la banda opuesta y con una fantástica maniobra culminada con un envío con la zurda.

El Wolfsburgo en 2015: 4 victorias, 1 empate, 0 derrotas; 15 goles a favor, 6 goles en contra.

De Bruyne hace muchas cosas y casi todas bien. Bas Dost no hace muchas cosas, pero vive un idilio absoluto con el gol: y un rematador con la confianza por las nubes es tremendamente peligroso para el rival. Próximo adversario del Wolfsburgo: Hertha Berlin.

De Bruyne Wolfsburgo - Ungry Young Man

Kevin de Bruyne ha asumido galones de líder en el Wolfsburgo (Foto: Ungry Young Man)
Foto de portada: Ungry Young Man

Related posts

1 comments

Muy acertada la etiqueta del “cazagoles” holandés. Llevaba meses defendiendo que Bas Dost elevaría el nivel del Wolfsburg cuando fuese titular indiscutible, porque aunque la mayoría de entrenadores colocan a los delanteros-tanque como ineficaz plan B, lo cierto es que en el fútbol actual, cada vez más rápido, los delanteros de gran presencia y movilidad pueden permitir que sus trequartistas vean mucho mejor el fútbol de cara.

Me apasiona este Wolfsburg al que llevo viendo mejor que el tan cacareado Leverkusen de Schmidt. En los tops de futbolistas que hago ya sacaban buenas puntuaciones varios futbolistas suyos desde el año pasado (Ricardo Rguez, Naldo, Caligiuri, Luiz Gustavo…) y cada uno de sus fichajes son todos ellos definibles como futbolistas camino del primerísimo nivel cuya trayectoria ha sido ralentizada por decisiones técnicas. De Bruyne podía haber sido el nuevo Lampard, Schurrle en el Chelsea pudo haber sido tan trascendente como Reus en el BvB, a Luiz Gustavo lo echa de menos el Bayern ante grandes rivales, etc.

Deja un comentario

*