Unai gana la primera partida

Unai Sevilla Focus

El duelo entre el Sevilla y el Zenit tuvo elementos que lo hicieron muy disfrutable por parte de todos los públicos. El frenesí con el que se jugó la segunda parte debió entusiasmar a los aficionados que no le piden al fútbol demasiados debates tácticos. Y al mismo tiempo, los amantes de la estrategia gozaron de una hora y media de movimientos de ajedrez entre dos de los entrenadores más reputados del mundo en cuanto a puro análisis del juego. El campeón se lleva a San Petersburgo una ventaja mínima que probablemente no habría firmado antes de empezar (2-1), pero la grandeza de su segunda parte, culminada con un golazo de Denis Suárez en el 88′, prevaleció por encima de cualquier preocupación por lo escueto de la renta. Volvió a demostrar el Sevilla que está más que curtido en estas batallas y que cuando recibe un golpe se levanta sin pararse a pensar en el daño que se ha hecho. El escenario en el descanso era como para caer en un cierto desencanto: 0-1, un gol concedido en casa en una jugada muy mal defendida, y un rival que llegaba sin algunos de sus mejores hombres habiendo tenido más ocasiones claras. A los grandes entrenadores se les ve cuando toman decisiones que modifican estados de ánimo y cambian guiones de partidos. En este sentido, lo de Unai Emery anoche en Nervión fue monumental.

SEVILLA 2-1 ZENIT: PLANTEAMIENTOS INICIALES

Sevilla vs Zenit - Football tactics and formations

André Villas-Boas sorprendió con su dispositivo táctico inicial y de hecho se puede decir que, pese a tener el Sevilla mucho más la pelota, el primer tiempo fue controlado por el Zenit. Los rusos no concedieron ocasiones claras de gol y en cambio se mostraron muy peligrosos por el sector izquierdo, donde el serbio Rodic, la gran novedad en el once, aprovechó a menudo los espacios que dejaba Coke incorporándose mucho al ataque. La posición de Ryazantsev como segunda punta con mucha libertad confundió a menudo a la zaga hispalense, y su aparición por la misma zona que estaba explotando Rodic con sus incursiones acabó convirtiéndose en un preocupante 0-1 que dejó momentáneamente helado al Sánchez Pizjuán. Entonces Unai cambió la manera de atacar -y de defender-. Dos jugadores muy abiertos -Trémoulinas y Aleix Vidal-, tres futbolistas de talento entre líneas por dentro -Banega, Denis Suárez y Reyes- y un delantero centro para fijar a los centrales -primero Gameiro, luego Bacca-. El Sevilla pasó a inclinar el campo con seis amenazas juntas desgastando una zaga rusa que fue metiéndose cada vez más atrás ante la tormenta que le venía encima. Krychowiak y el recién incorporado M’Bia eran fundamentales para hacer coberturas a esos dos teóricos laterales que en realidad ejercieron permanentemente de extremos.

Sevilla vs Zenit - Football tactics and formations

Villas-Boas se dio cuenta de que Aleix Vidal estaba empezando a ser incontenible para el joven Rodic y decidió cambiar de lado a Anyukov -diestro, aunque defensivamente más solvente- y situar a Shatov como carrilero por la derecha. Tampoco eso le funcionó, ya que pocos minutos después de esa modificación Aleix metió el centro para que Bacca empatara el partido, y además la influencia de Trémoulinas iba creciendo al tener delante a un jugador menos especializado en defender.

Sevilla vs Zenit - Football tactics and formations

Desesperado, el entrenador portugués dio entrada entonces a un lateral izquierdo puro -aunque juvenil-: el ruso de origen turkmeno de 18 años Dzhamaldin Khodzhaniyazov. En ese momento es cuando más se notaron las ausencias del Zenit en defensa: seguro que Villas-Boas se acordó de Criscito y Smolnikov, a los que va a recuperar para la vuelta -aunque perderá a Garay, imperial anoche, y al autor del gol, Ryazantsev-. Incluso el veterano Tymoshchuk fue llamado a incrustarse en un centro del campo cada vez más poblado. El Zenit acumulaba a gente para defender pero ni así podía detener el tremendo caudal ofensivo del Sevilla.

Sevilla vs Zenit - Football tactics and formations

El golazo de Denis Suárez en el 88′ empalmando un centro desde el lado opuesto recompensó a un Sevilla que hizo muchas cosas bien para viajar a San Petersburgo al menos con una mínima ventaja. Y que asumió riesgos yéndose hacia arriba, algo que el partido le demandaba. Los rusos van a recuperar también a Hulk y a Danny para la vuelta. La segunda parte de la apasionante batalla táctica entre Unai Emery y André Villas-Boas ya tarda en llegar.

¿Quién crees que es ahora el favorito para ganar la Europa League? ¡Consulta aquí las cuotas actualizadas y aprovecha el bono de 50 euros* de bwin para nuevos usuarios!

Foto: Focus Images Ltd.
* Bono sujeto a términos y condiciones. Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos solo a mayores de 18 años.

Related posts

5 comments

Lo de anoche me pareció otra muestra de algo en lo que venía pensando hacía un tiempo. Si ya es una tarea compleja hacer que un equipo asimile una idea y que rinda, podemos imaginar el mérito de Emery, que ha conseguido formar un Sevilla que no solo funciona sino que lo hace mediante varios registros. Y el equipo pasa de uno a otro con una naturalidad fantástica. Si un día toca replegar y apostar por el balón largo y la velocidad, el equipo sabe hacerlo. Pero si en otro momento la situación requiere ser dominante y combinativo, el equipo tiene igualmente esa capacidad. En ese sentido no sé hasta qué punto Luis Enrique podría tomar a este Sevilla como una referencia óptima (recursos variados que se complementan para aumentar la competitividad del equipo). Esa capacidad adaptativa llega a su máxima expresión cuando Emery, en el mismo partido, es capaz de rectificar. A lo mejor es un matiz dentro del plan o directamente un cambio de registro, pero Unai ya ha demostrado importantes dosis de clarividencia y valentía para hacer cambios sobre la marcha sin importar si eran en ese momento populares o comprendidos (estoy pensando, si ir más lejos, en el cambio de Reyes por Diogo el día del Gladbach). En definitiva, Emery se merece un gran reconocimiento porque su influencia, muy positiva, se nota.

De acuerdo con todo lo que se ha dicho, quizás destacaría la primera parte de Shatov, vaya jugador, tenía locos a los defensas sevillistas tocando siempre con criterio. La segunda parte, un vendaval absoluto, con un Denis sublime, gran Banega y Tremoulinas principalmente. Aún así me sigue dando pena la situación de Deulofeu, ya sé que tiene que adaptarse a lo que le pida el entrenador y lo que siempre se dice… pero es que es un genio, y los genios son así.

Deja un comentario

*