La Fiore no es favorita, pero llega más presionada

Montella Fiorentina - Focus

Mientras el Sevilla disputaba el sábado por la noche un partido de altísima exigencia frente al Real Madrid, la Fiorentina ganaba al virtualmente descendido Cesena con enorme comodidad durante la sobremesa del domingo. Unai Emery hizo algunas rotaciones -su extraordinaria plantilla se lo permite-, pero no pudo dar tanto descanso a sus figuras como el que sí regaló Vincenzo Montella a los Mario Gómez, Joaquín o David Pizarro, que no jugaron ni un solo minuto (además del sancionado Gonzalo Rodríguez). No es que sacara un once de suplentes, porque en ningún caso podría decirse esto de una alineación en la que están Borja Valero, Mohammed Salah o Stefan Savic, y porque además los puntos en disputa eran importantísimos tras cuatro derrotas consecutivas en la Serie A (frente al Nápoles, el Hellas Verona, el Cagliari y la Juventus) que habían dejado al equipo fuera de las posiciones europeas. Pero sí es evidente que el desgaste fue menor y que la competitividad real duró 35 minutos: tras el doblete de Ilicic, la hora restante de partido sobró, y sólo importaba de verdad a los apostadores que se la habían jugado al número de goles. Acabó siendo un 3-1 sin demasiada historia. Incluso los que estaban en el césped pudieron bajar el ritmo y dosificarse pensando en lo que se le viene encima a la escuadra viola: una semifinal europea frente al campeón Sevilla en siete días y en medio de los dos partidos un derbi toscano ante el Empoli, matemáticamente salvado desde este miércoles por la tarde (pero deseoso, imaginamos, de frustrarle al club de la capital de la región su objetivo de acabar entre los seis primeros y, por encima de todo, de proporcionarle una enorme alegría a una hinchada sufridora que seguro que no ve como algo menor vencer al equipo de la ciudad grande que está a sólo veinte kilómetros). Lo del próximo domingo (18:00) puede parecer algo secundario pero en realidad tiene su importancia: una derrota podría volver a colocar a la Fiorentina en la séptima plaza ya con muy poco margen de maniobra, de modo que la presión sobre Montella y el equipo aumentaría de cara a la vuelta de la semifinal ante el Sevilla. No es la Fiorentina un club acostumbrado a ganar títulos, pero acabar por debajo de los dos clubes de Génova y fuera de un top-6 sin escuadras milanesas se vería como una tremenda decepción. Como les ocurre a tantos otros, la temporada viola puede ser aún un exitazo memorable (si ganara la Europa League) o una frustración profunda (si cayese en semifinales ante el Sevilla, como en semifinales ya cayó en la Coppa ante la Juve tras haber ganado la ida en Turín, y quedara fuera de Europa). Habrá haters del mes de mayo.

Salah Fiorentina FocusMohamed Salah es el hombre del momento en la Fiorentina (Foto: Focus Images Ltd).

Reconocía Monchi tras el sorteo que, por su manera de jugar, la Fiorentina podía ser un rival más idóneo que el Nápoles para el Sevilla. “Se abren más, y aunque eso significa que a veces te pueden crear mucho peligro, quizá es un tipo de adversario al que le podemos hacer más daño. El Nápoles se parece más a nosotros: es más un equipo de transiciones”. Gonzalo Rodríguez también presentó a su equipo ante la prensa española como “un conjunto al que le gusta tener el balón, muy de la filosofía que impera en La Liga“. Y aunque es cierto que Montella varía entre el 4-3-3 y el 3-5-2, cuando usa esta última variante lo hace de manera atrevida. Sin ir más lejos, Joaquín, centro del morbo por su pasado y corazón bético, actuó como carrilero largo hace una semana en el campo de la Juventus. Es difícil que eso se repita, ya que no parece estar en condiciones de defender una banda por la que el Sevilla ataca con Trémoulinas y Vitolo. En Turín era diferente: el equipo de Allegri juega sin extremos. De ahí que, conociendo la profundiad de los laterales hispalenses, no sea descartable tampoco que los italianos usen el 4-3-3 en Nervión, pese a que este esquema es más habitual en los encuentros que disputan en Florencia. O un dibujo algo más asimétrico con tres centrales y en el que Joaquín ocupe una posición intermedia entre la banda y la media punta. Maneja bastantes alternativas Montella, aunque parece seguro que Salah y Mario Gomez van a ser titulares arriba. La imprevisibilidad del egipcio cedido por el Chelsea, dominador de los dos perfiles e inclasificable si hablamos de demarcaciones clásicas, es ahora mismo el principal argumento de los toscanos. El alemán, en cambio, está viviendo una campaña complicada, pero aún así su técnico, que también fue un nueve reputado, sabe que la mejor manera de sacarle provecho al momento de inspiración de Salah es juntándolo con un delantero de referencia que fije a los centrales rivales. ¿Puntos débiles? Todos los medios centros que tiene la Fiore en la plantilla son muy buenos con el balón, pero pueden sufrir si el Sevilla acumula varias amenazas interiores y busca su espalda. Es un partido grande.

Alineaciones probables:

Sevilla vs Fiorentina - Football tactics and formations

Axel Torres comentará el partido en directo (21:05) en Gol Televisión

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*