Sin complicarse

Mousa Dembele (19) of Tottenham Hotspur celebrates after scoring with his team mates to make it 2-1 during the UEFA Champions League match at White Hart Lane, London
Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
05/11/2015

Sin complicarse logró el Tottenham el pase a los octavos de final de la Europa League. Tras el 1-1 de la ida, el conjunto londinense resolvió la eliminatoria derrotando en White Hart Lane a la Fiorentina por un amplio 3-0. Apenas generó peligro el equipo italiano ante un ordenado Tottenham que incomodó a los visitantes con su presión organizada y castigó sus errores. Demostraron los hombres de Mauricio Pochettino que un partido también se puede controlar sin tener un dominio soberano de la posesión. Con varias rotaciones, los Spurs exhibieron rasgos de solidez, de equipo competitivo. El pasado fin de semana dijeron adiós a la FA Cup al perder ante el Crystal Palace (0-1), pero en esta ocasión no permitieron que otra competición se les escapara. Este año sí que continuarán su andadura europea más allá de dieciseisavos -en la temporada pasada fueron eliminados en esta misma ronda precisamente por la Fiorentina- y además parecen dispuestos a luchar hasta el final por la Premier League, algo que no se daba desde la 1986-87.

Manager Mauricio Pochettino of Tottenham Hotspur during the UEFA Europa League match at White Hart Lane, London Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117 17/09/2015
Foto: Focus Images Ltd

Estoy muy contento y muy orgulloso de mis jugadores. Ha sido una buena actuación, un gran trabajo. -Mauricio Pochettino

Ambos equipos se tantearon en el primer tramo del encuentro hasta que finalmente el Tottenham se adelantó en el minuto 25′. Desde el lateral izquierdo mandó Davies un balón al que no llegó Nacer Chadli pero sí Dele Alli en duelo con Astori, dejando a Ryan Mason solo ante Tătărușanu. Una vez por delante, el Tottenham cedió parcialmente el balón pero no dejó de apretar a una Fiorentina que casi no produjo ocasiones a excepción de alguna jugada aislada. En la segunda parte, los de Pochetinno aprovecharon una contra para dejar prácticamente sentenciada la eliminatoria. Por el costado izquierdo atacaron los Spurs y tras un rechace Érik Lamela marcó el 2-0. Seis goles en seis partidos de Europa League lleva el argentino, que hoy regresaba al once después de haberse perdido los dos anteriores encuentros de su equipo. La reacción de los de Paulo Sousa no llegaba, así que el técnico portugués probó dando entrada a Jakub Błaszczykowski y a Mauro Zárate. En lugar de una respuesta por parte del cuadro visitante, lo que llegó fue un nuevo gol del Tottenham. Federico Bernardeschi perdió la posesión en el centro, Chadli avanzó por la banda derecha y Kieran Trippier puso un centro raso que buscaba a Alli pero que encontró a Gonzalo Rodríguez. Este tercer tanto, gol en propia puerta de su capitán, culminaba una dura noche para los italianos.

Solventó bien Pochettino las bajas de Harry Kane y Moussa Dembelé. No optó por Son Heung-Min como referencia en ataque, sino que fue un móvil Chadli quien partió de nueve. Probablemente esté satisfecho el aficionado Spur con la madurez que ha demostrado su joven equipo. La media de edad del once inicial era de 23.9 años y en el segundo tiempo Pochettino dio entrada a Nabil Bentaleb (21), Harry Winks (20) y Josh Onomah (18). Quizá la peor noticia para los del norte de Londres fue la tarjeta amarilla que Alli vio por simular una falta, la cual le hará perderse la ida de los octavos de final.

Foto portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*