Bilic recupera en Estambul el prestigio perdido

Bilic Besiktas Focus

Slaven Bilic se hizo un nombre como entrenador siendo aún muy joven, cuando dirigió a la selección nacional de su país en las Eurocopas de 2008 y 2012. A él hay que atribuirle uno de los grandes movimientos tácticos del fútbol mundial en los últimos años: retrasar la posición de Luka Modric y utilizarlo al lado de un medio centro posicional. En parte gracias a este cambio, el hoy jugador del Real Madrid comandó una histórica victoria de Croacia en Wembley que dejó a Inglaterra sin la opción de acudir a la Eurocopa de Austria y Suiza. Pocos meses después el Tottenham ficharía a Modric y el resto de la historia es sobradamente conocido.

Bilic Croacia FocusSlaven Bilic construyó una selección croata que regaló grandes partidos a los amantes del fútbol (Foto: Focus Images Ltd).

Pese a contar con un entrenador del nivel de Bilic y de un súper-clase como Modric, a Croacia le faltó un poco de suerte para hacer algo realmente grande. En 2008, tras ganarle a Alemania en la primera fase, perdió en la tanda de penaltis contra Turquía en cuartos de final después de haberse adelantado en el minuto 119′. En 2012 quedó encuadrada en el grupo de España y de Italia, que a la postre acabarían siendo finalistas, y aunque jugó a un gran nivel ante ambas no pudo pasar de la primera ronda.

Tras esa Eurocopa de Polonia y Ucrania, Slaven Bilic dejó la selección nacional y firmó por el Lokomotiv de Moscú. En Rusia no le fue nada bien. El conjunto de los ferrocarriles acabó la temporada en la novena posición de la liga, su peor clasificación desde la disolución de la Unión Soviética. Derrotas duras como un dolorosísimo 1-4 en un derbi ante el CSKA aumentaron aún más la sensación de fracaso. Al finalizar la temporada, el croata fue destituido y su reputación como uno de los técnicos más interesantes de Europa quedó manchada.

Pero no le costó encontrar trabajo de nuevo. A los pocos meses firmó por el Besiktas. En el conjunto de Estambul hizo una más que decente primera campaña, finalizando tercero y estrechando las diferencias con los otros dos gigantes de la ciudad, que en los años precedentes habían estado muy por encima. De hecho, el Besiktas llevaba desde 2009 sin acabar entre los tres primeros en la liga turca.

Hinchada Besiktas FocusEl Besiktas es el nuevo hogar de Slaven Bilic desde el verano de 2013 (Foto: Focus Images Ltd).

Esta temporada está siendo aún mejor. Tras ganar el pasado fin de semana en Sivas (0-1) y aprovechar el tropiezo del líder Galatasaray en el derbi ante el Fenerbahçe (1-0), el equipo de las águilas se encuentra ahora mismo empatado a puntos con el primer clasificado de la liga turca. Pero es en Europa donde Bilic ha recuperado su prestigio. Y sobre todo, ha vuelto a impresionar a la prensa inglesa, que había quedado maravillada por sus hazañas con la selección croata y en el pasado lo situó como candidato a dirigir a varios clubes de la Premier, en la que ya estuvo como jugador en la década de los noventa en el West Ham y el Everton. Entre la previa de la Champions y la Europa League, el Besiktas ha recibido esta temporada en Estambul a tres grandes equipos ingleses: al Arsenal, al Tottenham y al Liverpool. Ninguno pudo ganarle. Ninguno pudo, de hecho, ni hacerle un gol. Los de Wenger empataron a cero en agosto en el choque de ida del play-off para entrar en la máxima competición continental antes de acabar resolviendo la eliminatoria con muchos nervios en el Emirates venciendo por 1-0 y pidiendo la hora. Y los de Pochettino sucumbieron por 1-0 en diciembre tras haber concedido un empate 1-1 antes en White Hart Lane, perdiendo de este modo la primera posición de un grupo de la Europa League en el que ambos acabaron progresando. Pero lo mejor estaba por llegar. El sorteo de dieciseisavos de final determinó que el Liverpool debía volver al Estadio Ataturk.

Hutchinson Franco Besiktas FocusEl Besiktas se quedó muy cerca de eliminar al Arsenal en la previa de la Champions el pasado verano (Foto: Focus Images Ltd).

La casualidad quiso que el estadio del Besiktas, el antiguo Inonu, se encuentre en obras esta temporada, justo cuando al Liverpool le ha tocado enfrentarse al cuadro de las águilas. El equipo dirigido por Bilic está jugando como local sus partidos de competición europea en el Olímpico Ataturk, precisamente el estadio en el que el conjunto red se proclamó campeón de Europa en 2005 con Rafa Benítez en el banquillo.

Inonu Stadium en reconstrucción Besiktas Foto: Edu Ferrer AlcoverEl antiguo estadio Inonu en obras, en una imagen tomada hace un año (Foto: Edu Ferrer Alcover; todos los derechos reservados).

El Liverpool, ahora dirigido por Brendan Rodgers, había ganado por 1-0 en la ida en Anfield, y era muy favorito para acceder a octavos de final. Quizá por ello Bilic eligió jugar con un planteamiento atrevido en la vuelta buscando la remontada. Salió con un 4-4-2 en el que el habitual centrocampista Necip Uysal actuó como defensor central -algo que cada vez se está viendo más a menudo-. Y en el que dos hombres dinámicos y con vocación ofensiva como Atiba Hutchinson y Veli Kavlak ocuparon el doble pivote, con el ex del Atlético de Madrid José Ernesto Sosa situándose por detrás de Demba Ba en ataque.

La instrucción que Bilic le dio a Necip fue clara. Salir a por Balotelli a cualquier lugar del campo. Impedir que pudiera recibir con comodidad. Estar encima suyo. Evitar que se girara. En definitiva, desquiciarlo. Brendan Rodgers tuvo que acabar sustituyéndolo.

Aunque el cambio ganador del partido lo había hecho antes Slaven Bilic. Tras una hora de partido, reemplazó a Sosa e introdujo al ex jugador del Hamburgo Tolgay Arslan, que llegó al Besiktas en el mercado de invierno. Diez minutos después, este media punta que fue internacional sub-21 con Alemania empataba la eliminatoria con un auténtico golazo.

¿Quieres ver la versión televisiva de este reportaje? ¡Se está emitiendo en el programa Planeta Axel de Gol Televisión!

Y aunque Demba Ba tuvo un par de ocasiones en la prórroga, el destino parecía fijado de antemano. En el regreso del Liverpool al Ataturk, el desenlace iba a escribirse en la misma portería en la que Dudek se convirtió en leyenda en 2005. Los lanzadores turcos parecían haber entrenado los penaltis durante días enteros. Prácticamente todos los mandaron a la escuadra. El Liverpool llevaba el mismo porcentaje de acierto hasta que le tocó tirar a Dejan Lovren, precisamente un hombre al que Bilic había hecho debutar en la selección croata. Y como no podía de ser de otra manera, falló. El regreso a Estambul acabó siendo amargo para los reds, como amarga había sido aquella tanda de penaltis de la Eurocopa 2008 para Slaven Bilic curiosamente ante Turquía. Ahora se cobraba su revancha con los desenlaces desde los once metros y volvía a reclamar un papel entre los entrenadores más cotizados de Europa.

¿Quién se clasificará en la eliminatoria entre el Brujas y el Besiktas? Las cuotas parecen dar como favorito al cuadro de Estambul…

Foto de portada: Focus Images Ltd.
Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.

Related posts

3 comments

Por fin reconocimiento a Bilic. Besiktas ha jugado a un nivel alto desde que llegó. Muy alto en Europa, frente a equipos grandes. Aunque en Turquía le han temblado las piernas en los derbis.

VS Liverpool, lo atrevido hubiera sido poner a Özyakup de mediocentro con Sosa por delante (ya han jugado así alguna vez). Veli-Atiba (se puede incluir a Necip) es lo más defensivo que puede poner (y también lo más seguro y contundente).

Sí, me refería más bien a la actitud del equipo, muy presionante y arriesgando bastante en las acciones de los centrales (Necip saliendo a por Balotelli hasta campo contrario). De hecho, usar a Necip de central creo que ya es de por sí una maniobra muy ofensiva, porque no sólo busca mucho anticipar, sino que además ofrece una salida de balón que no tienes con ningún otro central de la plantilla. Atiba, pese a ser muy físico, entiendo que tiene su punto “ofensivo” por la poderosa capacidad de llegar desde atrás sorprendiendo. De hecho, creo que es un signo inequívoco de equipo atrevido utilizar al más creativo de los dos medios centros un poco más atrás para iniciar jugada (Veli Kavlak) y al más poderoso físicamente más arriba para buscar el robo en una zona alta y para sumarse al ataque a toda velocidad. Al tener a Necip de central, Veli de medio centro y Sosa de media punta, tiene un jugador de mucha calidad en cada línea, por lo que los futbolistas creativos siempre tienen a un posible socio muy cerca.

Deja un comentario

*