Resistencia bajo la lluvia

Oblak está tocado. Foto: Focus Images Ltd

El Atlético sobrevivió en el José Alvalade ante un Sporting CP que apretó como en los días grandes de la temporada, dejando atrás el ruido generado a lo largo de la última semana, pero que volvió a nadar para ahogarse en la orilla. El equipo lisboeta sorprendió al Atlético con un planteamiento distinto, alineando de inicio a tres centrales para compensar las bajas en la medular y en los laterales, y generó suficientes ocasiones de gol para poner a prueba a Jan Oblak pese a la ausencia de su goleador, Bas Dost. El Sporting CP puso contra las cuerdas al Atlético, especialmente incómodo en el primer tiempo, pero nunca encontró el segundo tanto que pudiese provocar la prórroga. La exigencia física del choque fue diluyendo el ímpetu del conjunto portugués, que después de firmar un partido decepcionante en Madrid se despidió de la Europa League con la cabeza alta.

Sporting 1 (Montero 28′)
Atlético 0

Sporting CP vs Atletico - Football tactics and formations

El matiz en la alineación de Jorge Jesus no era una improvisación de última hora, pero sí una alternativa por la que ha optado con menor frecuencia y que reserva para citas muy particulares. El preparador luso arropó a Mathieu y Coentrao con André Pinto, un tercer central que permitiera atar en corto a la dupla atacante del cuadro colchonero. Así el Sporting siempre mantenía la superioridad numérica para contener los contragolpes rojiblancos, y al mismo tiempo potenció la relevancia de sus dos futbolistas de mayor calidad técnica en el centro del campo. El primer beneficiado por la red de seguridad que suponía el trío de centrales fue el costarricense Bryan Ruiz, en una posición más retrasada de lo habitual. Ruiz formó en el doble pivote con Battaglia, en una pareja con los roles claramente definidos: el argentino destruía, el tico aportaba criterio en la circulación. Bryan Ruiz se juntó con Bruno Fernandes, el otro nombre propio del cuadro lisboeta en la primera parte. El ex de la Sampdoria se movió con libertad en el último tercio, participó con asiduidad en una parcela clave y amenazó a Oblak con su disparo desde la larga distancia. Fernandes formó una sociedad muy productiva con Marcos Acuña, un puñal en sus incorporaciones por el flanco izquierdo. El argentino pisó la línea de fondo en cada jugada y aprovechó la tendencia interior de Koke para buscar el uno contra uno frente a Juanfran. Cuajó una de sus mejores actuaciones del curso.

Al Atlético le costó hacer pie en el partido. A diferencia de la ida, apenas encontró a su pareja de delanteros y sufrió para jugar con continuidad tras un arranque plagado de interrupciones. Diego Costa no se pudo imponer en la batalla física ante los centrales verdiblancos y la pelota apenas llegó en condiciones a Griezmann. El Atlético defendió muy atrás y casi nunca se desplegó con peligro. No intimidó a la contra y tampoco pudo gestionar la pelota con acierto, pues la presión del Sporting después de cara pérdida era bastante agresiva y ensuciaba los primeros pases colchoneros. La solidez Savic y la serenidad de Oblak frenaron la mayoría de incursiones de los leones, aunque recortaron la diferencia con un centro lateral de Bruno Fernandes que el esloveno no acertó a despejar. Fredy Montero no desaprovechó la oportunidad. En los últimos minutos previos al descanso, Bryan Ruiz y Gelson Martins lamentaron otras dos ocasiones claras de gol.

Sporting Clube de Portugal fans before the UEFA Champions League match at Stamford Bridge, London Picture by David Horn/Focus Images Ltd +44 7545 970036 10/12/2014
El Sporting jugó una buena primera mitad. Foto: Focus Images Ltd.

La segunda mitad empezó de forma accidentada por el Atlético de Madrid. Simeone agotó todos sus cambios en apenas un cuarto de hora. El técnico argentino se vio obligado a sustituir a Lucas Hernández al descanso tras un golpe recibido en un choque en la primera mitad, Diego Costa se marchó lesionado y poco después el Cholo jugó la carta de Ángel Correa, con menos impacto del habitual en el guion del partido. El Atlético no pasó a dominar el tiempo del encuentro, pero sí redujo la diferencia respecto a su adversario. En la segunda parte al Sporting le costó mantener el ritmo en la circulación y sus figuras se empezaron a diluir. Gelson Martins desapareció, Bruno Fernandes y Bryan Ruiz acusaron el desgaste tras la exigencia de los primeros 45 minutos y Montero disfrutó de menos situaciones de peligro. El cuadro colchonero adelantó la presión y defendió algo más arriba, pero no se acercó con verdadero peligro hasta la recta final de la eliminatoria. Griezmann se quedó solo ante Rui Patricio en dos ocasiones y en ambas perdonó: en la primera el portero luso le negó el gol del empate y en la segunda su remate se marchó rozando la madera. El Sporting mantuvo sus opciones de provocar la prórroga hasta el tiempo de descuento, e incluso gozó de un par de jugadas a balón parado para anotar el 2-0, pero al final su esfuerzo no bastó para doblegar al Atlético

Foto de portada: Focus Images LTd.

Related posts

Deja un comentario

*