Talento turkmeno

Turkmenistan

Sabemos muy pocas cosas de Turkmenistán. Quizás porque es un país que se encuentra en los puestos más altos de las listas de censura y porque se habla poco de sus reservas de petróleo y gas natural. Es un país que, según cuentan quienes lo han podido pisar durante pocos días, no garantiza el cumplimiento de los derechos humanos más básicos e impone el culto al difunto presidente Saparmurat Niyazov. En este contexto se crió Ruslan Mingazow, nacido en 1991, precisamente el año de la independencia de su país.

Con unos pocos minutos nos ha bastado para descubrir que era el futbolista distinto en el Skonto de Riga. Esos precisos controles, su conducción con la cabeza en alto o la improvisación en el regate. Conocíamos a Juris Laizans, uno de los mitos letones en la Eurocopa de 2004, que vive su cuarta etapa en el club. Le pesan los años, por cierto. Pero el bueno era este chico de rasgos asiáticos, pero cuya ciudad de nacimiento, Asjabad, llegó a pertenecer al mismo país que Riga durante muchísimos años.

Todo esto en el estadio nacional de Letonia, que pese a ello es bastante modesto. Ante uno de los equipos más poderosos de la República Checa, el Slovan Liberec. Y en un encuentro que se le había puesto en contra a su club en los primeros minutos, cuando Rybalka adelantó a los suyos con un gol algo afortunado. Pero Mingazow, que llegó al Skonto en 2009, fue quien tiró del carro y lideró la remontada del equipo letón, aunque quien protagonizó una magnífica jugada individual en el gol del empate fue el joven Karasausks, autor del segundo tanto. Pero ese segundo gol, que pilló a algunos fuera de su asiento al producirse en los primeros minutos de la segunda mitad, no habría sido posible sin Mingazow, que presionó al portero rival, le robó el balón y asistió a Karasausks. Hizo levantar al público por enésima vez.

Si no lo volvemos a ver, idealizaremos nuestro recuerdo sobre su actuación en la tarde de hoy.

foto

Related posts

Deja un comentario

*