Todo queda para la última jornada

Trigueros Villarreal Focus

Una parte para cada equipo y un golazo de falta directa. El de Granit Xhaka que sirvió para el 2-2 definitivo y que deja el Grupo A absolutamente abierto de cara a la última jornada de la fase de grupos de la Europa League. Villarreal y Borussia Mönchengladbach ofrecieron una gran imagen en El Madrigal en uno de los mejores encuentros del jueves en la segunda máxima competición continental.

Los hombres de Marcelino García Toral salieron al césped mucho más concentrados que su rival y eso se notó desde el primer minuto de juego. Presión en la salida de balón del conjunto germano, intensidad en la zona media y atentos en defensa sin apenas conceder ninguna oportunidad. Bruno Soriano, el jefe y capitán de los ‘groguets’, estuvo a punto de inaugurar la cuenta a la salida de un saque de esquina. A partir de ahí, la debilidad se apoderó del Gladbach y ese factor hizo creer al conjunto amarillo. Las internadas por banda derecha del omnipresente Mario Gaspar se acentuaban con el paso de los minutos a la vez que la conexión Cheryshev-Vietto se encontraba con suma facilidad.

Precisamente, el argentino Luciano Vietto apareció desde segunda línea para controlar una buena asistencia de Jaume Costa y definir ante la salida de Yann Sommer. Era el minuto 25 y el Villarreal, que merecía el gol, obtuvo su premio. Tras el tanto, el Gladbach pasó por su peor momento pero los locales no supieron aprovecharlo. Manu Trigueros, con un par de disparos desde la frontal, perdonó el 2-0 antes de llegar al descanso.

Raffael & Xhaka

La charla de Lucien Favre en los vestuarios de El Madrigal surgió efecto. El técnico de los alemanes arengó de tal manera a los suyos que salieron muy enchufados desde el minuto 46. De hecho, antes del empate de Raffael, los de Renania del Norte-Westfalia tuvieron tres ocasiones claras en las botas del propio futbolista brasileño y de Hrgota. Todo ello, antes del show del ex del Hertha Berlín. Raffael recibió en tres cuartos, pisó el balón, regateó a Bruno y lanzó un misil desde la frontal que dobló los guantes de Sergio Asenjo. 1-1.

Granit Xhaka Borussia Mönchengladbach Focus

Granit Xhaka marcó un golazo. Foto: Focus Images Ltd.

Cuando mas sufría el Villarreal, llegó el 2-1 en una de las pocas jugadas de ataque de los de Marcelino en el segundo tiempo. Centro de Vietto, error en el despeje de Julian Korb y Cheryshev -muy atento- marcó el 2-1. Un minuto después, apareció la zurda de ese genial futbolista llamado Granit Xhaka. El ex del Basilea pateó de zurda una falta directa que se coló por toda la escuadra. Con el empate, Favre movió ficha y sacó al terreno de juego a Max Kruse y Patrick Herrmann. Este último, tras una asistencia de Raffael -una más- disparó al poste perdonando el 2-3 y la posible clasificación matemática para la siguiente fase.

Repartido de puntos y todo abierto para una última jornada que se presenta apasionante. Villarreal, Borussia Mönchengladbach y Zürich. Tres equipos para dos puestos.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*