¿Turno para Memphis?

Memphis Depay of Manchester United during the UEFA Champions League match against Club Brugge at Jan Breydel Stadium, Sint-Andries
Picture by Andrew Timms/Focus Images Ltd +44 7917 236526
26/08/2015

Cuando ya no se le esperaba y se le incluía en la lista de jugadores con rendimiento decepcionante en una campaña para olvidar en el Manchester United, Depay asoma la cabeza de nuevo en Old Trafford. Al fin y al cabo, es evidente que no ha reproducido en sus primeros meses en Inglaterra las prestaciones exhibidas en su última temporada en la Eredivisie, y menos todavía después de firmar una fantástica carta de presentación en la previa de la Champions League frente al Brujas. Memphis Depay insinuó todo lo que podía hacer, pero los aficionados de los diablos rojos ya no volvieron a disfrutar de aquellas jugadas que habían visto en Youtube cuando se anunció su fichaje. Así pues, visto el rendimiento del jugador neerlandés, no sorprende que en Premier League este curso prácticamente cuente titularidades y partidos en el banquillo a partes iguales.

Pero en los últimos meses Depay ha empezado a demostrar varias de sus cualidades que lo llevaron a Manchester. El extremo neerlandés ha empezado la Europa League con buen pie, anotando dos goles en la eliminatoria contra el Midtjylland y, sobre todo, con una exhibición en el partido de vuelta en Old Trafford que quedará en el recuerdo colectivo del vigente campeón danés. Sin demasiadas alternativas por culpa de las lesiones, Depay se ha convertido casi por obligación en el extremo izquierdo titular del Manchester United. Para abrirse un hueco se han tenido que caer de las convocatorias Rooney, Martial y Ashley Young, pero el jugador parece consciente de que no puede desaprovechar una oportunidad como esta.

Memphis Depay. Foto: Focus Images Ltd.
Memphis Depay. Foto: Focus Images Ltd.

Tras el cruce de Europa League, llegó el Arsenal y firmó una buena actuación. No tan determinante como la del jovencísimo Rashford, pero causó problemas por el sector izquierdo y demostró haber recuperado cierta autoestima. Depay ya se atreve a hacer la diagonal y buscar el disparo -su jugada favorita de siempre-, pero también se le vio con un punto de chispa para encarar y regatear hacia la línea de fondo, aunque luego sus centros no son siempre previstos. Una de sus grandes virtudes siempre ha sido una elevada confianza en sí mismo que le lleva a probar regates y disparos que muchos no intentarían. Le falta refrendar estas actuaciones en los escenarios más imponentes con mayor regularidad, y su aportación frente a Watford y West Bromwich no fue tan destacada. Pero un Depay entonado puede convertirse en un soplo de aire fresco para un Manchester United mermado en la recta final de la temporada. Aunque llegue varios meses más tarde de lo esperado.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*