Victoria con daños colaterales

Zozulya Focus

Sin Rotan y sin Zozulya. Así deberá afrontar la vuelta en Amsterdam el Dnipro, que pierde a dos futbolistas primordiales en este equipo por sendas tarjetas amarillas vistas esta tarde. Especialmente dura es la baja de Rotan, puesto que en el Dnipro no hay otro mediocentro de ese nivel. Prácticamente lo mismo se podría decir de Zozulya, puesto que su dinamismo, su inteligencia en los movimientos y su calidad no tienen igual en este equipo. El gol del Dnipro representa las virtudes de Roman: tras una gran arrancada por la izquierda de Konoplyanka, Zozulya recibió la asistencia del ’10’ y, dentro del área, tiró un control orientado para deshacerse de la marca de Boilesen, se giró rápidamente para disparar y envió el balón al fondo de las mallas con la izquierda. Definición sensacional de un Zozulya al que el Dnipro echará de menos en Holanda.

Media hora de dominio del Dnipro

Treinta minutos tardó en llegar el gol de los de Markevich, que previamente hicieron méritos de sobra para ponerse por delante ante un Ajax agarrotado, que no sabía cómo deshacerse de la presión alta ucraniana. Por si fuera poco, el equipo de Frank de Boer cometió errores de los suyos en los minutos iniciales de partido. Un mal control de Cillessen tras un pase demasiado fuerte de Veltman propició una ocasión clarísima para Seleznyov, que corrió hacia el balón que el portero dejó suelto y lo mandó fuera de manera inexplicable. La actitud del delantero del Dnipro es un fiel reflejo de la primera parte ucraniana, dado que el equipo de Myron Markevich salió a presionar arriba con mucha intensidad. A través del balón largo llegó la primera ocasión ajacied: un extraordinario envío desde la divisoria de Davy Klaassen (hoy mediocentro) acabó en pies de Serero, cuyo disparo fue detenido por Denis Boyko. Viendo que tocando y jugando por el carril central era difícil hasta pasar de su propio campo, el Ajax buscó a sus hombres de banda, que tampoco supieron generar peligro. Muy destacable la actuación de Artem Fedetskiy, que impidió que el Ajax pudiera proyectarse con peligro por la banda izquierda y paró a cualquiera que intentara romper por su lado.

El Dnipro fue bastante más práctico. Cada pérdida en medio campo del Ajax suponía dejar metros para que el equipo ucraniano saliese a la contra aprovechando la velocidad de Konoplyanka. También los balones largos surtieron efecto y a raíz de uno de ellos tuvo una buena ocasión Seleznyov. Veltman calculó mal y no fue capaz de despejar una pelota frontal, lo que propició que al delantero del Dnipro le cayese un balón franco para controlar y disparar. Pero el Ajax se salvó, porque Seleznyov terminó sacando un tiro centrado y a media altura que no metió en problemas a Cillessen. Tras el gol de Zozulya, el Ajax pareció reaccionar y empezó a triangular con cierta velocidad en campo del Dnipro, aunque seguían sin llegar buenos balones para los de arriba. Milik estuvo absolutamente desaparecido y una de las pocas veces que Schöne apareció fue para dar un pase en profundidad a un El Ghazi metido en fuera de juego. A pesar de todo, el Ajax acabó la primera parte teniendo una ocasión clarísima a la salida de un córner. Schöne lo botó, Klaassen prolongó en el primer palo y Veltman, en el segundo palo y con toda la portería para él, remató por encima del marco de Boyko. El Ajax no había merecido llevarse el empate al descanso, pero a punto estuvo de obtenerlo.

Milik Ajax Eduardo Ferrer Alcover

Milik estuvo desaparecido sobre el césped del Olímpico de Kiev. Foto: Eduardo Ferrer Alcover

En el segundo tiempo, el partido empezó algo dormido. El Ajax siguió teniendo un dominio estéril del balón, mientras que el Dnipro, con una intensidad algo menor, mantenía su plan de presionar arriba, contragolpear y enviar balones largos para Seleznyov. De esta forma, precisamente, llegó la primera oportunidad de la segunda parte. El ’11’ del Dnipro recibió la pelota cerca de la media luna del área y envió un disparo inocuo a manos de Cillessen, que pocos minutos después salvó in extremis a su equipo del 2-0. Rotan, haciendo gala de su gran golpeo de balón, botó una falta lateral que Fedetskiy peinó en el punto de penalti y que Zozulya remató casi en área pequeña. Cuando ya se cantaba el gol en el Olímpico de Kiev, Cillessen se hizo con la pelota justo en la línea. El Ajax seguía sin reaccionar  y Frank de Boer metió a Sinkgraven y Kishna por Serero y Schöne. El equipo mejoró y entonces emergió Douglas.

El Almirante Douglas

Douglas Silva Bacelar. De Sao Paulo. 24 años. Ex de Vasco da Gama. Uno de los apodos del club es el Almirante y, sinceramente, no creo que haya una palabra mejor para definir los últimos 15 minutos de Douglas. Con menos de un cuarto de hora por delante, el Ajax empezó a mover el balón con gran comodidad en la frontal, la pelota llegó a El Ghazi, este centró al segundo palo y cuando Milik ya entraba al remate con el cuchillo entre los dientes, apareció la cabeza de Douglas para enviar el balón a córner. El sector izquierdo del Dnipro, dadas las frecuentes subidas de Egídio en la segunda parte, seguía desprotegido. Entrando de nuevo por ese lado, Sinkgraven le metió un gran pase al espacio a El Ghazi, el ’21’ la puso al corazón del área y de nuevo apareció Douglas para desbaratar la ocasión del Ajax. Tras dos llegadas con peligro del Ajax por la derecha, el Dnipro debería haber aprendido la lección, pero no hay dos sin tres. Kishna se introdujo en el área con el Dnipro completamente desguarnecido por su lado izquierdo, se perfiló para tirar con la zurda y… ¿saben quién apareció? Efectivamente, Douglas.

Douglas_Silva_Bacelar - football.ua
Douglas desbarató el arreón final del Ajax y estuvo a punto de hacer el 2-0. Foto: football.ua. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0

Por si estas tres acciones defensivas no hubieran sido suficientes, Douglas apareció de nuevo y esta vez lo hizo en área contraria. Rotan botó un córner desde la izquierda, Douglas se levantó por encima de todos y sacó un muy buen cabezazo que se fue pocos centímetros por encima del travesaño. Por desgracia para el Dnipro, el 2-0 no llegó y el equipo de Myron Markevich se va a Holanda con un 1-0 que está bien pero no es definitivo. A parte del Ajax, el gran rival del Dnipro la próxima semana en el Amsterdam Arena serán las bajas por sanción de Rotan y Zozulya.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*