Wolfsburgo-Inter o una metáfora del nuevo fútbol

Palacio Inter - Focus

Si el Wolfsburgo superara la eliminatoria de octavos de final que lo enfrenta a partir de hoy (19:00, en directo en Gol Televisión) al Inter de Milán, habrá igualado ya su mejor participación en una competición continental. En la temporada 2009-10, tras haberse proclamado campeón de la Bundesliga el año anterior y haber acabado la fase de grupos de la Champions League en tercera posición por detrás del Manchester United y el CSKA de Moscú, el conjunto de la Baja Sajonia saboreó los cuartos de final de la Europa League después de eliminar al Villarreal y al Rubin Kazan. En esa ronda lo echó el Fulham, que acabaría perdiendo la final de Hamburgo frente al Atlético de Madrid de Quique Sánchez Flores. Esa es, pues, la máxima cota alcanzada por el Wolfsburgo en torneos internacionales en sus 69 años de historia.

Considerando que el Inter ha ganado la Copa de Europa tres veces y la Intercontinental otras tantas (e incluso la Copa de la UEFA en el mismo número de ocasiones), podría resultar sorprendente que la mayoría de pronosticadores den al Wolfsburgo como favorito en este cruce. Pero así es el nuevo fútbol. Un gigante tradicional puede derrumbarse y acabar requiriendo ser comprado por un empresario indonesio para ser competitivo en un contexto en el que el dinero no generado por el propio fútbol tiene muchísimo peso en lo que ocurre en el campo. Y un club de nivel medio en Alemania -siendo generosos- se puede convertir en potencia cuando la multinacional que lo sostiene decide aumentar la inversión en cantidades industriales. Ante este panorama, el observador externo tiene dos alternativas: disfrutar del espectáculo que ofrecen los magníficos jugadores reclutados por los clubes poderosos sin tener muy en cuenta que el romanticismo ya se perdió o contemplar con cierto recelo un épico Chelsea-PSG sin poder quitarse de la cabeza que todo es bastante más artificial que antes.

El debate daría para mucho, pero aquí en realidad veníamos a hablar de uno de los partidos futbolísticamente más interesantes de los octavos de final de la Europa League 2014-15. El Wolfsburgo se puso presión a sí mismo festejando el sorteo y comentando luego que el Inter era un equipo “con lagunas” -en palabras de su propio técnico Dieter Hecking-. Roberto Mancini, consciente de que en efecto su escuadra se encuentra en una fase de terrible irregularidad (noveno en la Serie A italiana), usó un término que hizo famoso Vujadin Boskov, el que fuera su entrenador en aquella Sampdoria que ganó una Recopa, dos Copas de Italia y una Liga y que alcanzó la final de la Copa de Europa ante el Barcelona en 1992: Quiero un Inter copetero”En este sentido, y teniendo en cuenta lo importantes que son los goles en campo contrario en las eliminatorias a ida y vuelta, parece que alineará de inicio a Shaqiri, Icardi y Palacio para amenazar a un rival que sólo ha perdido un partido en casa en toda la temporada sumando todas las competiciones (0-2 contra el Everton en noviembre). Los alemanes, además, pueden andar algo cabizbajos tras su derrota del pasado sábado en Ausburgo, donde se dejaron las escasas opciones que aún conservaban de pelear por el título de la Bundesliga. El Bayern ya está a 11 puntos, casi los mismos que separan al Inter (10) de las plazas Champions en la Serie A.

Alineaciones probables:

Wolfsburg vs Inter - Football tactics and formations

 

¿Quién se clasificará? Las cuotas dan un favoritismo amplio al Wolfsburgo… ¡Consúltalas todas aquí!

Foto de portada: Focus Images Ltd.
Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.

Related posts

2 comments

Bueno, sí y no. Inter (y aprovechando que el Pisuerga pasa por San Siro, el Milan también) acusa el cambio en la balanza económica como otros muchos clubes, pero si ha bajado tanto es fundamentalmente por una pésima gestión deportiva y económica. HAce cinco años dominaba Italia con claridad y ganó la Champions.

Deja un comentario

*