Aquel Liverpool mediocre

Charlie Adam Liverpool Focus

La final de la FA Cup de 2012 perdida contra el Chelsea de Di Matteo, que días después levantaría la Champions League, fue la última actuación del Liverpool de los mediocres. Aquella tarde se despidieron del “y si” para instalarse en el “casi”, que es más esperanzador aunque no implique una victoria, como ya se vio el año pasado. Fue el punto y final de una época complicada, de fichajes que no daban el nivel y de onces titulares siniestros, de konchenskys y jovanovics por un lado, de n’gogs y kyrgiakos por el otro. El Liverpool no se lo ha agradecido lo suficiente al Chelsea: ese triunfo evitó un doblete, pues los reds vencieron al Cardiff meses antes en la Carling Cup -tuvieron que llegar hasta la tanda de penaltis-, lo que habría sido considerado como un éxito de temporada, es decir: la continuidad de Kenny Dalglish se habría extendido en el tiempo y la llegada de Brendan Rodgers, con una nueva hoja de ruta, quizás no se hubiese puesto en marcha. Desde los últimos meses de Rafa Benítez, ya con un ambiente enrarecido, hasta el último día de ‘King Kenny’, sin olvidarse del rápido paso de Hodgson con sus ecclestons y joecoles, el Liverpool creyó tener opciones. Se pensaba que estaba metido en un proyecto para ganar, sin saber que realmente estaba planeando cómo sería su entierro, pues Charlie Adam iniciaría la última oración, con El Zhar y Poulsen de monaguillos y Philipp Degen en el coro.

El 26 de febrero de 2012 el Liverpool venció al Cardiff en Wembley y levantó su último título hasta la fecha: la Carling Cup.

El Liverpool no ha vuelto a una final. Tampoco ha ganado un trofeo desde entonces. Sin embargo, está en el tercer año de un proyecto consolidado que ha pasado del “y si seis equipos desaparecen ganamos la liga” al “casi se la levantamos al Manchester City y al Chelsea”. Logró salir de la espiral destructiva hasta alcanzar las posibilidades reales de victoria: “Mi primer año consistía en integrarse, el objetivo del segundo era clasificarse para la Champions League y esta temporada siento que tenemos la profundidad para pelear por títulos”, argumentaba Rodgers hace unos días. La mediocridad en la que se había instalado el Liverpool era molesta, y el miércoles por la noche, en un replay de FA Cup de cuartos de final contra el Blackburn, tuvo una maravillosa oportunidad para darle una patada a la historia, con desprecio y superioridad, y dejar atrás una época de nulo avance deportivo. ¿Cómo? En el equipo de Ewood Park, en calidad de cedido por el Bolton, porque al fin ha encontrado su nivel, está Jay Spearing, que ni siquiera pudo jugar el partido por haber disputado la competición con el club del que es propiedad. Spearing, canterano red y más scouse que Albert Dock, es el adalid de aquel Liverpool de los mediocres: un joven salido de la academia, normal, del montón, decente pero no bueno, que por circunstancias del guión se convirtió en imprescindible.

Spearing Liverpool FocusJay Spearing – Fueron unos años complicados. Foto: Focus Images Ltd

No fue fácil para el Liverpool: olvidar el pasado sólo se consigue con el grado exacto de felicidad en el presente, y de eso no van sobrados, aunque hay ramalazos. La mayoría son de Coutinho: el Liverpool le debería ofrecer un contrato vitalicio no a él sino a su futuro hijo, para asegurar generaciones y seguir tirando. Sin Skrtel, sin Gerrard y sin Emre Can, a Rodgers no le quedó otra que volver a los cuatro defensas. El Blackburn llenó el estadio por primera vez en años y la nevera de Ewood Park fue un termo que alcanzó termperaturas máximas con la entrada en el segundo tiempo de Rudy Gestede, el terror de Anfield. En el primer balón en largo puso a temblar a los defensas, pero el Liverpool aguantó. En cada partido, por lo general, siempre hay un momento en el que Coutinho decide abrir la botella de champagne con la que sale al campo. Lo hizo a veinte minutos del final: le tiró una pared a Henderson y en el área encontró el espacio entre dos mil quinientas piernas para así, feliz brasileño, talentoso como no hay cinco en Inglaterra, representante digno de la actual plantilla, mojar de alegría a los más de 7.000 hinchas visitantes que esperaban en ese fondo para celebrar no sólo el regreso a Wembley, sino para asistir a la defunción oficial del Liverpool de los mediocres.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

9 comments

Excelente artículo alvaro, muchas gracias. Qué valoración te merece mignolet? Nno crees que con una zaga confiable mejoraria sus prestaciones, sobre todo su defensa de los balones aéreos (su mayor debilidad)?

Mignolet es, probablemente, el futbolista que más ha mejorado con respecto a los primeros meses de temporada. Lleva semanas salvando partidos y partidos. Ayer, el último ejemplo.

Gran articulo Alvaro. Queria preguntarte: No crees que el gran pecado que sigue cometiendo el Liverpool es que a la hora de fichar jugadores y confeccionar la plantilla, predomina la cantidad a la cualidad? En las temporadas en las que te refieres es escandaloso por jugadores a los que mencionas. Pero hoy en dia, o es que tengo al Liverpool en muy buena consideracion y le considero uno de los mas grandes, o la mitad de los jugadores que tiene me parece que o tienen el nivel para jugar en el. Me refiero a los Allen, Lucas, Manquillo, Moreno, Lambert, Toure etc. Esto sumado a que creo que ha Sterling se le subio demasiado pronto a la categoria de proxima estrella mundial y a que Sturridge no anda fino, me lleva a ser pesimista. Muchas gracias.

Una plantilla de veintipico futbolistas necesita jugadores de todo tipo. No todo el mundo está dispuesto a ser suplente casi cada semana. No se puede fichar sólo titulares. Sí es cierto que ha habido “columpiadas”, pero en el último verano, quizás con la excepción de Balotelli, eran movimientos interesantes sobre los que construir: Emre Can, Markovic, Lallana, Moreno o Lovren (que no salió como se esperaba…).

Vengo de Vallecas con el móvil sin batería y no sabía cómo había ido quedado mi otro equipo, el Liverpool. Ha sido maravilloso llegar a casa, entrar en MI, y mientras leía esto irme emocionando con lo que iba descubriendo; pues no aparecía el resultado en ninguna parte de las primeras líneas y el título del artículo podía significar cualquier cosa.

Felicidades por la parte que te(nos)toca, Álvaro. Por el artículo. Y porque volvemos a Wembley.

Gran artículo Álvaro. ¿Ves capaz a este Liverpool de ganar la FA Cup? Es muy probable ya que al estar a 9 puntos del Arsenal (4º) se pueden permitir centrarse en la FA Cup. ¿Qué fichajes realizarías el año que viene para el Liverpool, sobre todo en defensa y en la delantera? Muchas gracias a seguir así.

Que tonterías escribes.

Si ves la trayectoria del Liverpool ves que lo del año pasado fue un espejismo ante el mal hacer de Arsenal, Chelsea y United t el buen hacer de SAS y aún así perdimos la oportunidad, en parte por alineaciones inexplicables de Rodgers o fallos en partidos claves.

Este año volvemos a luchar por hacer una FA CUp y un 5-6 puesto y ¿es una gran temporada? Venga por favor y después de gastar una millonada en la mayor parte jugadores mediocres.

Volvemos a tener una plantilla de mediocres, como Coutinho, Skrtel, Balotteli, Moreno, Glen, Allen, Leiva, Lambert, unido a la temporada malisima de Sterling, Gerrard y Sturrdige hace que ante los grandes hagamos el ridiculo y suframos ante segundas.

El Liverpool necesita un lavado importante de cara, empezando por el entrenador y continuando por la comisión deportiva y la plantilla.

Debemos traer un entrenador que sepa ganar partidos desde el banquillo, un tio que sepa fichar y no gastar millonadas en jugadores mediocres y que no den la talla, y que no le roben fichajes ya echos, y fichar entre 10 y 12 jugadores nuevos.

Fuera: Jones, Glen, Manquillo, Touré, Skrtel, Leiva, Balotteli, Allen, Moreno, Coutinho…

Debemos fichar un portero que compita con Mignolet de verdad, un lateral derecho , un zurdo, dos centrales de primer nivel, dos medios de verdad, dos jugadores de banda, un mediapunta o creador y 1 o 2 delanteros.

Pero no fichajes de jugadores por hacer no, prefiero gastar 10 en 1 bueno que 2,5+2,5+2,5+2,5 en 4 malos. Gente como Clyne, Schneiderlin, Ricardo Rodriguez, Marquinhos, Pedro… gente que te aseguren luchar por titulos.

Deja un comentario

*