El sueño del Lincoln termina en el Emirates

Luke Waterfall of Lincoln City (5) scores an own goal to make it 3-0 during the quarter-final of the FA Cup at the Emirates Stadium, London
Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
11/03/2017

El Lincoln chocó de bruces con la realidad en el partido de cuartos de final de la FA Cup. El Arsenal no tuvo piedad con la revelación de la competición, que llegaba a la antepenúltima ronda por primera vez en su historia, y goleó a los Imps con contundencia. A pesar de que el Lincoln plantó cara durante los primeros 45 minutos, miró al Arsenal a los ojos e incluso pudo adelantarse en el marcador, la segunda parte se le hizo eterna al cuadro de los hermanos Cowley y sucumbió ante el poderío ofensivo gunner. Si gana la FA Cup, el Arsenal se convertirá en el club más laureado del torneo con 13 entorchados, por encima del Manchester United, y Wenger será el entrenador con más trofeos, pues alzaría su séptima copa.

Arsenal 5 (Walcott 41′, Giroud 53′, Waterfall pp. 58′, Alexis 72′, Ramsey 75′)
Lincoln 0

Lincoln vs Arsenal - Football tactics and formations

El Arsenal saltó al césped sin la intensidad ni la concentración adecuada y el Lincoln aprovechó los primeros minutos para advertir al cuadro londinense. El modesto equipo de la quinta división presionó arriba, adelantó las líneas y logró que en los compases iniciales el juego se desarrollara en la mitad de cancha gunner, para la sorpresa de todos los espectadores. Además, el lateral derecho Wood trabajó muy bien sobre Alexis Sánchez para incomodar al chileno, con una sombra pegada al cogote cada vez que recibía el balón. Sin embargo, poco a poco el Arsenal obligó al Lincoln a recular. Avisó con un remate al poste de Walcott tras una intervención del portero Farman y respondió el Lincoln con una fantástica maniobra de Arnold, que dejó a Koscielny en el suelo con un fino amago y se topó con Cech cuando quiso colocar su disparo al palo largo.

Con el paso del tiempo el Arsenal encerró al Lincoln en su mitad de campo y no le permitió desplegarse al contragolpe. Los londinenses controlaron la posesión, pero carecieron de la profundidad necesaria para encadenar varias acciones de verdadero peligro. El Arsenal tenía el esférico, pero en zonas inofensivas. Tocaban los centrales y los futbolistas de banda terminaban mandando centros al área, relativamente fáciles para la poderosa pareja de centrales Waterfall-Raggett, que desconectaron a Giroud durante el primer tiempo. Defendió bien el Lincoln, con las líneas muy juntas y sin sufrir en exceso, pues el Arsenal combinaba siempre donde le interesaba al cuadro visitante. Sin embargo, a base de insistencia, la calidad del Arsenal terminó inclinando la balanza. Sobre todo a raíz de la entrada de Özil, enfermo en los últimos días, que sustituyó al lesionado Oxlade-Chamberlain. Con el alemán llevando la manija, el Arsenal se sintió más cómodo, fue más dañino y encontró el tanto antes del descanso en una jugada embarullada que Walcott resolvió con una dosis importante de suerte: el disparo del internacional inglés rebotó en un defensa y acabó en el fondo de la red.

Theo Walcott of Arsenal scores the opening goal during the quarter-final of the FA Cup at the Emirates Stadium, London Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117 11/03/2017
Theo Walcott sigue con su idilio con la FA Cup. Ha marcado siete goles en sus últimos cinco partidos coperos Foto: Focus Images Ltd

La segunda mitad fue un trámite para el Arsenal. El Lincoln recuperó el plan inicial, con la intención de presionar arriba y dificultar la salida del esférico gunner, pero los londinenses la superaron sin demasiados problemas y encontraron mayores facilidades para mover el esférico cerca del área visitante. Muy pronto Giroud culminó una jugada colectiva maravillosa para sentenciar el partido y poco después Waterfall introdujo el balón en su propia portería intentando despejar un centro de Gibbs. Fueron los peores minutos del Lincoln, desbordado por completo hasta el minuto 60. Alexis y Ramsey completaron la goleada en un partido que no debe empañar la hazaña que supone la clasificación del Lincoln para una ronda tan avanzada del torneo de clubes más antiguo del mundo. La posibilidad de jugar en el Emirates hace unos meses era un episodio inimaginable para una entidad que buscará certificar el ascenso a la League Two en la recta final de la temporada. A pesar de la crudeza de la derrota y la dureza que supone volver a la realidad de la non-football league, han escrito una de las historias más bonitas de los últimos años en la FA Cup.

Lincoln City fans outside the stadium before the quarter-final of the FA Cup at the Emirates Stadium, London Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117 11/03/2017
El Lincoln City ha escrito una nueva página en la historia de la FA Cup. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

Nada de lo que digamos del Lincoln puede empañar lo conseguido, es sencillamente una proeza, pero su segunda parte no estuvo a la altura de lo conseguido. No defendieron ni el área propia, con combinaciones del Arsenal ahí que recordaban a otros tiempos del fútbol. Y a pesar de esto siguieron insistiendo en la presión alta cuando ya estaba claro que no tenían ni la disciplina ni la motivación ni reservas físicas para mantenerla, lo que les hizo parecer un juguete roto en manos de los de Wenger.

Tampoco me parece de recibo la actitud de algunos jugadores del Arsenal. En los primeros goles ni lo celebran, es cuestión de opiniones, pero después de la paliza recibida en Champions, no parece que sea lo más conveniente montar un espectáculo por eliminar a un equipo de quinto nivel.

Luego se animan. Con el rival noqueado aparecen las celebraciones y hasta un piscinazo de Lucas con 5-0 que no viene a cuento. Me da la impresión que tanto con el Bayern como con el Lincoln los jugadores del Arsenal han demostrado lo que son… y lo que no son…

Deja las drogas. ¿Qué actitud mala tuvieron los jugadores del Arsenal? ¿Qué celebraciones? Las celebraciones fueron en grupo, sin muchos aspavientos y obviamente sin ninguna falta de respeto. Huele a resquemor hacia el Arsenal tú comentario, lo dicho, deja de consumir drogas que ves alucinaciones.

Tu comentario es improcedente y no está a la altura de la página en la que estás escribiendo.

Con 5-0 Lucas se pega un piscinazo en el área del Lincoln. Los primeros goles ni los celebran y luego los celebran normal, punto. Sobró tirarse en el área cuando tienes a un rival así de noqueado y quizás sobró en este partido cierto entusiasmo que no tuvieron contra el Bayern. Es mi opinión, nada más.

Resquemor contra el Arsenal ninguno, pero creo que el comportamiento de algunos de sus jugadores no está a la altura del Club y de la leyenda que los dirige. A lo mejor cierto resquemor con ese vedettismo superstar de tantos jugadores profesionales que no dan la cara cuando deben por su equipo y a los que sólo les importan ellos mismos sin acordarse de el montón de apoyos que tienen de una afición que posibilita su nivel de vida y cuyos sentimientos a ellos les dan igual. Me acordaba de los aficionados del Arsenal a la salida del Allianz y sus desesperadas quejas porque el equipo no tuvo ni fútbol, ni personalidad, ni amor propio. Yo pienso que tienen mucho por lo que pedirle perdón a su afición y me acordé de eso cuando vi sus sonrisitas relajadas por vencer a un 5ª división en Copa. Quizás era resquemor, pero no contra el Arsenal. Todo lo contrario. Y sólo es mi humilde opinión, eso sí, sobrio…

El Lincon ha hecho historia y ahora debe de centrar todas sus fuerzas en conseguir el ascenso. El equipo que se vio en el Emirates puede jugar muy por encima de la quinta división. Mucha suerte y espero que, muy pronto, tengamos noticias suyas.

Deja un comentario

*