Arsenal-Wigan: morirá una era o morirán las dos

El destino es así de peliculero. Esta noche, el Arsenal de Arsène Wenger puede quedarse por primera vez sin Champions -o muy cerca de ello, para ser más exactos- por culpa del Wigan de Roberto Martínez. Al mismo tiempo, el Wigan de Roberto Martínez puede descender a la League Championship por primera vez y su enterrador sería el Arsenal de Arsène Wenger. Puede ocurrir algo incluso peor: que empaten y que ambos se queden sin cumplir sus objetivos.

“Emocionalmente estamos en el mejor momento de la temporada”, dijo Roberto tras ganar la FA Cup. El mejor momento de la temporada puede ser un día que acabe en descenso. El Wigan puede saltar al Emirates recibiendo un pasillo de honor y abandonarlo entre lloros de Segunda.

“El Wigan tiene calidad y me sorprende que estén en esa posición en la tabla”, comentó Wenger en la rueda de prensa previa. James Milner había dicho exactamente lo mismo antes de la final de la FA Cup.

El empate no le sirve a nadie. Al Arsenal lo dejaría por debajo del Tottenham, necesitando un tropiezo spur en la última jornada para acabar cuarto. Al Wigan lo obligaría a un imposible: recortar tres puntos y once goles de diferencia con el Sunderland el próximo domingo. Un Sunderland que, precisamente, jugará contra el Tottenham.

Y luego está el Aston Villa, claro, que estará salvado si esta noche el Wigan no gana… y sabrá que tiene una final el domingo en Wigan si hay sorpresa en el Emirates. Una final sin Benteke, sancionado.

El destino es así de peliculero.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*