Un sábado de FA Cup siempre deja historias

Blyth Spartans v Birmingham CityFA Cup Focus

No tuvo el famoso sábado de la tercera ronda de la FA Cup tantas sorpresas como le gusta a la gente, pero sí dejó algunas historias que merecen ser contadas. Sólo cayó un equipo de la Premier League (el Newcastle), pero lo hizo ante un rival de la misma categoría (el Leicester). Los únicos conjuntos que derrotaron a adversarios de divisiones superiores fueron el Preston (2-0 al Norwich) y el Rochdale (1-0 al Nottingham Forest). En ambos casos, un League One superó a un Championship. Pero en el recuerdo de los ingleses quedará la incompleta hazaña del Blyth Spartans de la séptima división, que en su modesto estadio de Croft Park (imagen de portada) provocó que el pánico se apoderada del Birmingham City. Los locales se marcharon al descanso ganando por 2-0 gracias a dos goles de Robert Dale (el segundo, magnífico) y habiendo visto cómo un mundialista como Nikola Zigic mandaba casi fuera del campo (tampoco era muy difícil) un remate cómodo desde el punto de penalti. Al joven entrenador visitante Gary Rowett (40 años, dos plays-offs de ascenso a la League One con el Burton Albion en sus dos únicas temporadas como técnico) no le dio por quemarlo todo -como seguramente habrían querido algunos de los hinchas que habían viajado hacia el Norte y estaban viendo a su equipo caer frente a un conjunto de cinco divisiones menos-. Mantuvo a los once jugadores por los que había apostado en una alineación que ya presentaba muchos cambios con respecto a la que venía jugando en la liga y les dio la responsabilidad de arreglar lo que ellos mismos habían estropeado. Y lo hicieron. Lee Novak y Wesley Thomas le dieron la vuelta al partido en los trece minutos iniciales del segundo tiempo, y aunque el Blyth tuvo una clara ocasión en la última jugada del encuentro para empatar, el 2-3 se mantuvo y la gesta se frustró.

Blyth Spartans FocusRobert Dale celebra (aunque no lo parezca) con sus compañeros uno de los dos goles que le marcó al Birmingham (Foto: Focus Images Ltd).

El Swansea es el único equipo de la actual Premier League que nunca ha jugado una final de la FA Cup. Viajaba a Tranmere, que está al otro lado del río Mersey, más cerca aún del mar de Irlanda y sólo separado de Liverpool por el agua. El partido se presentaba como una gran oportunidad para Bafetimbi Gomis, que desde que llegó a Gales ha vivido a la sombra de Wilfried Bony. Con el marfileño marchándose un mes a jugar la Copa África -y quién sabe si luego firmando por un gigante como el Manchester City o el Chelsea-, el ex delantero del Saint-Etienne y el Lyon necesitaba reivindicarse. Y vaya si lo hizo. Aunque se medía a un equipo de League Two, tanto sus dos goles como sus dos asistencias fueron de primerísimo nivel. La pantera fue la figura en el 2-6 que el equipo de Garry Monk logró en Merseyside.

Gomis Swansea Tranmere FocusGomis es felicitado durante el encuentro disputado en Tranmere (Foto: Focus Images Ltd).

El derbi de Greater Manchester confirmó la crisis del Wigan y supuso la sexta derrota de Malky Mackay en sus ocho partidos en el banquillo de los latics. El campeón de la FA Cup 2012-13 no podrá repetir las heroicidades de las dos últimas temporadas tras quedar eliminado en Bolton (1-0). El único gol del partido lo anotó en la segunda parte el joven de diecinueve años Zach Clough, que debutaba con el primer equipo en este duelo de vecinos y superó a Al-Habsi con enorme categoría rematando con la izquierda de manera elegante tras llegar desde la segunda línea. Neil Lennon, manager local, lo describió tras el encuentro como “un talento extraordinario”.

Zach Clough Bolton Wigan FA Cup FocusZach Clough grita el golazo que puso la guinda a su extraordinario debut con el primer equipo del Bolton (Focus Images Ltd).
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*