Dos cesiones decisivas

HULL Livermore Focus

Un día a Bruce le preguntaron en rueda de prensa por los dos jugadores que había conseguido del Tottenham en verano. De Huddlestone, fichado, explicó que era muy importante para el equipo no sólo por su experiencia y saber estar en el centro del campo sino porque tenía un toque de balón exquisito, que la ponía donde quería y que para las jugadas a balón parado iba a ser decisivo. De Livermore, en cambio, cedido, sólo dijo que lo trajo porque era un chico joven que necesitaba minutos y en los Spurs no los estaba teniendo, que necesitaba regularidad, que quería jugar y que el Hull le podía ofrecer eso. Ya metidos en el mes de abril, Livermore ha jugado 31 de los 33 partidos del Hull en liga en esta temporada. Los dos que se ha perdido han sido contra el Tottenham porque la cesión se lo impedía. En todos menos en uno, en la primera jornada contra el Chelsea, ha sido titular. Su papel en el equipo ha sido básico, imprescindible, esencial en el centro del campo tanto con un esquema de tres centrales y dos carrileros como en dos líneas de cuatro. Siempre al lado de Huddlestone, siempre con recorrido para llegar al área, siempre con sacrificio defensivo.

“Vamos a hacer todo lo posible para que Jake se quede con nosotros de forma permanente. De momento, estamos felices porque está aquí. Lo que necesitaba era jugar regularmente. Aquí ha conseguido enlazar ocho partidos seguidos en la Premier League, algo que nunca había hecho antes. Está disfrutando mucho cada semana”, Steve Bruce.

Livermore Hull FocusLivermore ha sido una pieza fundamental del Hull esta temporada (Foto: Focus Images Ltd)

Coady fue escalando categorías en la cantera del Liverpool y nunca se pudo quitar la etiqueta de nuevo Gerrard, con lo mal que sonaba y lo desacertada que era, más allá de que era el capitán de todos los equipos en los que jugaba. En las inferiores de Inglaterra también lo conocen muy bien, aunque el salto a la Sub 21 todavía no lo ha dado. A pesar de que debutó con Rodgers el curso pasado, parecía que se había quedado un poquito estancado así que salió toda la temporada cedido al Sheffield United para probar por primera vez en el fútbol profesional y dejar a un lado las poco competitivas ligas de reservas. En 2014 ha jugado todos los minutos posibles en liga menos 10 y su puesto en el centro del campo junto con Michael Doyle, el capitán, no se discute. Algo se le estará pegando. Lleva 5 goles en liga porque su capacidad para terminar las jugadas en el área rival es una de sus mejores características. En verano, en principio, volverá al Liverpool, donde su contrato termina en 2015. Es decir, cabe la posibilidad de que los reds busquen venderlo ya mismo para sacar algún beneficio económico si consideran que a sus 21 años no será útil en la primera plantilla. Un probable destino, eso sí, ya lo ha encontrado en las gradas de Bramall Lane, con Nigel Clough de técnico.

“Nos encantaría poder quedárnoslo. Conor Coady ha dado pasos agigantados en los últimos meses”, Nigel Clough.

Coady FocusCoady está aprovechando al máximo su cesión en el Sheffield United (Foto: Focus Images Ltd)

Tanto Livermore como Coady estaban en un equipo donde puede que no diesen el nivel pero han salido cedidos y han conseguido rendir. Su historia tiene similitudes y en Wembley están a un partido del más importante de sus carreras, una final de la FA Cup.

Related posts

Deja un comentario

*