Contar la vida

3926436341_e467b3c13f_z

Estoy en un tren atravesando Inglaterra de sur a norte.

Cuando me dijeron que aquí hacía mucho frío fui muy cauto con la ropa que elegí las primeras semanas, pero desde hace ya varias que este calor casi andaluz (ca-si, pero no) no deja de saludarnos por las mañanas. Tanto es así que poco me ha faltado para responder con un grasia killo al hombre de la taquilla de la estación. He salido de Brighton, he hecho transbordo en Londres y me dirijo a Manchester y Wigan, pasando por Stoke, con cuidado por si acaso, que ya sabéis cómo se las gastan allí, para completar un viaje de algo más de 3 horas.

En realidad escribo sobre esto, es decir, sobre nada que interese, porque intento aplicar la frase esa que dice que el periodismo se nutre de lo vivido y desde que me he levantado hasta ahora mismo, in the middle of nowhere, con cielo azul, no he visto más que vagones.

3926436341_e467b3c13f_z

Aficionados del Wigan saliendo del DW Stadium (Foto: Dan Farrimond)

No sé si se percibe, supongo que sí, pero es bastante jodido escribir sin tener nada que contar, aunque más complicado es tener que jugar un partido de fútbol cuando tu plantilla lleva semanas casi (ca-si, pero no) de vacaciones. Algo similar le pasa al Swansea, que esta noche visita Wigan –sin Michu, lesionado- tras haber cumplido hace varios meses todos los objetivos de su temporada (con título añadido) y ha decidido no tomar un papel protagonista en la batalla por el descenso: pierden todo lo que juegan y listo, así evitan problemas. El Wigan es un poquito al revés: ya perdieron todo lo que tenían que perder y ahora ganan cuanto pueden para salvarse (con título al alcance). Una final de la FA Cup contra el Manchester City.

“Sé que tienen una final pronto pero estamos hablando de un equipo que se está jugando la vida en liga”, ha dicho Laudrup con vistas al partido de esta noche en el DW Stadium.

Así que, sabiendo esto, voy de camino a Wigan pero no para salvarles la vida sino para contar cómo la viven, que al fin y al cabo es de lo que se trata: de vivir lo mejor que se pueda. Y, como comprenderéis, ganando se vive mejor.

Pero para saber eso dadme un poco de tiempo que todavía no he llegado.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*