El día de la venganza

Welbeck Arsenal FOcus

Daniel Nii Tackie Mensah Welbeck, el hombre que salió del Manchester United después de ser titular en el día de mayor hundimiento de la temporada, un 4-0 contra el MK Dons , se ha encargado de asestar el segundo y definitivo golpe del año: la eliminación de la FA Cup. Daniel Nii Tackie Mensah Welbeck, al que sus números de cara a puerta no le valieron un puesto en el club de Old Trafford a ojos de Van Gaal, acertó en el momento justo que falló hace un año: fue contra Neuer, en los cuartos de final de la Champions League, pues se quedó solo ante el meta alemán y, en lugar de definir por abajo en el caso de que hubiese un mano a mano como le habían indicado los analistas del staff técnico, decidió picarla. Neuer atajó rápido el balón y en el partido de vuelta el Bayern eliminó a los red devils. Una temporada después y vistiendo los colores del Arsenal, un error de la defensa del United dejó a Welbeck sólo ante De Gea, pero no tuvo ni que definir. Llegó antes, tocó un poquito la pelota para esquivar al portero español y marcó a puerta vacía el gol que clasificaba a los gunners (1-2) para las semifinales coperas por segunda temporada definitiva. Daniel Nii Tackie Mensah Welbeck, aunque tampoco este año tiene números de delantero centro de primer nivel (4 en Premier, 3 en Champions League y 1 en FA Cup), metió uno gol decisivo, precisamente el que le faltó a su ex equipo.

Wenger: “Welbeck jugó un gran partido. No es fácil manejar una situación mental así. Había un punto psicológico en mi decisión de que fuese titular porque todos queremos hacerlo bien contra nuestro antiguo equipo”.

Poca claridad para iniciar

El Manchester United tuvo un claro problema en sus primeros pases. La presión del Arsenal no existía sobre sus centrales sino sobre los posibles destinatarios del balón, de modo que tanto Rojo y, sobre todo, Smalling pudieron conducir sin tensión alguna. Los visitantes adoptaron esa versión que se les ha visto en otros encuentros fuera de casa en esta temporada (en el Etihad ante el Manchester City, por ejemplo), donde no les preocupa tanto el balón sino recuperarlo bien y salir rápido una vez lo roban. En ello fueron muy útiles tanto Alexis como Oxlade, en concreto por pérdidas de Di María, ya que permitieron salir al Arsenal a toda velocidad y rondar constantemente la frontal del área de David De Gea. Con una gran frecuencia se plantaban en el campo rival, ágiles, ligeros y a sus anchas, pues Blind no dio de sí. La presencia en solitario de Blind, que fue el mediocentro titular con Ander Herrera y Fellaini muchos metros por delante, dificultó la elaboración de la jugada en los locales, ya que obligó a los centrales a utilizar dos vertientes para llegar arriba: el balón largo o las conducciones de Smalling, con lo mal que suena eso. El primer gol gunner llegó tras una magnífica combinación en tres cuartos, donde Oxlade dribló a tres jugadores en la frontal y asistió a Monreal, pero a los pocos minutos Di María le dejó en bandeja un centro a Rooney y éste puso el 1-1: su 13º gol al Arsenal, el equipo contra el que más veces ha visto portería en un partido en el que, además, jugó como único delantero (Van Persie está lesionado y Falcao no disputó ni un minuto).

Captura de pantalla (751)Un problema claro en la salida de balón (Foto: sharemytactics)

Van Gaal: “Hemos perdido por nuestra culpa, no por el rival”.

Intentó arreglarlo Van Gaal en el descanso (doble pivote Carrick-Blind y Fellaini de mediapunta), pero siguieron los problemas. El gol de Welbeck fue gracias a un error de Valencia, “el mejor jugador de nuestro equipo” según el técnico holandés, y a partir de ahí el Manchester United en particular y el partido en general entraron en estado de locura. Mata y Falcao no tuvieron oportunidad de salir al campo. Di María fue expulsado por agarrar al árbitro de la camiseta minutos después de que Oliver le perdonase la segunda tarjeta a Bellerín. De Gea salvó un remate imposible de Cazorla para mantener a los suyos en el partido y, en los últimos minutos, Januzaj vio otra amarilla por simular un penalti. Coquelin, que volvió a ser titular, cumplió un papel muy importante dentro del esquema defensivo de los de Wenger: ganó 10 de los 12 balones aéreos que disputó con Fellaini, a quien le iban dirigidas todas las pelotas en largo, una vía que el Manchester United ha utilizado a menudo por los buenos resultados que ha obtenido mediante ella.

Van Gaal Manchester United FocusNingún título por el que luchar (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*