El Emirates se divierte

Arsenal v Tottenham HotspurThe FA Cup Rosicky

El Arsenal había ganado 33 partidos consecutivos de FA Cup como local hasta que el Blackburn Rovers rompió esa racha el pasado mes de febrero. Un Blackburn que poco o nada tenía que ver con el equipo que llegó a ganar la Premier League en 1995. Un Blackburn que estaba y está en segunda división inglesa. Fue una derrota dolorosa, incluso traumática -dejó a Jack Wilshere prácticamente llorando sobre el césped- para un club gunner que vivió en aquellas semanas del invierno pasado los peores días de la era Wenger. Eliminado de la FA Cup por un equipo de la Championship -y antes había caído en la Capital One Cup ante el Bradford de 4a división-, derrotado claramente por el Bayern en el Emirates y perdiendo en White Hart Lane un partido que dejaba a los de Wenger ya a siete puntos de la cuarta plaza. El alsaciano y los futbolistas fueron capaces de reconducir la situación en el tramo final del pasado curso, y continuar esa buena línea tras el verano.

Wilshere, Arteta, Rosicky, Walcott, Cazorla, Monreal, Koscielny y Vermaelen se resarcieron este sábado de lo ocurrido aquella tarde ante el Blackburn. Y de qué forma. Superando la tercera ronda de la FA Cup, batiendo al gran rival ciudadano (Tottenham) y haciéndolo con muy buen fútbol.

Rosicky vive un muy buen momento de forma. (Foto: Focus Images Ltd)
Rosicky vive un muy buen momento de forma. (Foto: Focus Images Ltd)

Tim Sherwood repitió su habitual 4-4-2 y únicamente realizó una modificación con respecto a la alineación con la que venció el miércoles en Old Trafford: Nabil Bentaleb en lugar de Étienne Capoue. El Tottenham asumía de esta forma un riesgo que le pasaría factura: su inferioridad numérica en el centro del campo. La pareja formada por Bentaleb y Dembéle se enfrentaba a Mikel Arteta, Jack Wilshere y Tomas Rosicky, a los que se sumaba Santi Cazorla al partir el asturiano desde la banda izquierda pero con la tendencia interior habitual. Este escenario de inferioridad en el centro del campo solo le podía salir bien al Tottenham si, a cambio, Lennon hacía daño a Monreal, y Adebayor y Soldado a los centrales. Era la forma de contrarrestar ese dominio gunner en la medular. Y más allá de un primer cuarto de hora de tanteo y cierta igualdad, los Eriksen, Lennon y cía no inquietaron en exceso a una zaga en la que Arsène Wenger no dio descanso a Sagna, pero sí a Mertesacker. Por tanto, apenas hubo motivos para que el Arsenal tuviese que preocuparse en exceso por la transición ofensiva rival y eso dio lugar a que los gunners se hicieran definitivamente con el control del choque mediado el primer tiempo.

Por un lado estaban las combinaciones entre Arteta, Wilshere y Rosicky, pero en el siguiente escalón aparecían Serge Gnabry y Theo Walcott para cambiar el ritmo de la jugada. Con la ayuda del propio Rosicky, con la colaboración de Cazorla partiendo desde el costado opuesto y con las siempre inteligentes incorporaciones de Sagna por la derecha. Los 18 años del alemán no impiden que vaya sobrado de descaro dentro del campo, que lo intente y que no se esconda. Hoy tenía una oportunidad Gnabry y no solo no la desaprovechó, sino que fácilmente estuvo entre los tres o cuatro más destacados del encuentro. Suyo fue el pase de gol en el 1-0 de Cazorla. Luego está Rosicky, 15 años mayor que Gnabry, y que vive muy buenos días de fútbol. El checo sabe de qué va esto y el checo, claro está, de fútbol nunca ha ido escaso. Está incluso a un nivel notable en cuanto a intensidad y esfuerzo sin balón.

No todo fueron alegrías en el Emirates. Era un partido, no lo olvidemos, cuya previa ya había quedado muy marcada por la cantidad de bajas por lesión en ambos conjuntos: una decena en el Tottenham y media docena en el Arsenal. El encuentro se cobró un par de víctimas más: Thomas Vermaelen y Theo Walcott. No parece grave lo del central belga, aunque por leve que sea deja a Wenger con un total, asómbrense, de dos centrales sanos en la plantilla (Mertesacker, Koscielny). Dice Arsène que lo de Walcott tampoco parece grave. Pero el susto a los aficionados del Emirates ya no se lo quita nadie. Cómo se divirtieron viendo jugar a su equipo durante más de una hora tampoco se lo quita nadie.

Todos los textos de MarcadorInt sobre la Tercera Ronda de la FA Cup 2014

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Una inconformidad que me deja este derby, wilshere. No puede ser que teniendo 100 partidos con los gunner todavia drible en mitad de campo cada dos por tres. Entiendo que eso es lo que lo hace diferente pero abusa mucho de esto y contra rivales que son TOP (como el mancity) pagas caros esos errores.

Yo, en general, lo aprecio más como una virtud que como un defecto. Lo aprecio más como una forma de eludir la presión rival -o de eliminar a un rival con ese dribbling- que como una forma de poner al riesgo al equipo. Hay jugadas y jugadas, pero ya digo que en general creo que esa característica suya es más beneficiosa que perjudicial.

Yo tambien pienso lo mismo por eso digo que ultimamente “abusa”. Vamos que wilshere se dio a conocer por esa arrancada en 3/4 de cancha para campo contrario.

Otra cosa, ya me voy dando cuenta que a wilshere le perjudico la “explosion” de ramsey porque la posicion natural de jack es el doble cinco. En estos partidos se le ve mas suelto, que gran problema y bonito va a tener arsene para que los dos puedan jugar juntos.

Deja un comentario

*