El Hull se va a la final de la FA Cup

Hull City v Sheffield UnitedThe FA Cup

Hace menos de un año, el Hull tuvo que ir al campo del Barnsley y del Ipswich para intentar certificar de forma matemática su ascenso a la Premier League. No lo consiguió hasta una loca última jornada y en su regreso a la máxima categoría no han sufrido lo más mínimo para estar casi salvados. Es más: en ningún momento se han visto apurados. Es lógico, por lo tanto, que los aficionados tigers comprasen caretas de Steve Bruce para ir a la semifinal de la FA Cup en Wembley. La primera vez en 110 de años de historia. “Este partido es para que lo disfruten los hinchas“. El entrenador que les ha devuelto al primer nivel desprende carisma, entusiasmo e intensidad. Lo que Bruce hizo como futbolista -se fue del Manchester United de Ferguson porque no quería ser uno más de una plantilla: quería jugar cada semana y sentirse importante siendo ya un veterano- es lo que ha logrado con su equipo: querer más.

FIL HULL CARDIFF 15Steve Bruce ha llevado al Hull de segunda a la final de la FA Cup (Foto: Focus Images Ltd)

El regalo para el vencedor de la semifinal no estaba en la final, que también, sino en acercarlo a la Europa League de la próxima temporada (el subcampeón se meterá en ella si el Arsenal acaba cuarto). Para el Sheffield United el reto era mayor: su año en League One no ha sido nada cómodo y hasta que no llegó Nigel Clough al banquillo no comenzaron a despegar. A mediados de octubre eran colistas y en enero seguían en descenso. La carrerilla del mes de febrero les sirvió para asegurarse un puesto tranquilo en liga y una total motivación en los partidos coperos. “Queremos que nuestra racha en liga inspire nuestros partidos de copa“. Eliminaron a domicilio al Aston Villa y al Fulham, dos equipos de Premier. Luego, al Nottingham Forest y al Charlton. No conocían una final de FA Cup desde 1936 y para Nigel Clough el significado era aún mayor: la FA Cup es el único título que su padre Brian se quedó sin levantar en su etapa como entrenador.

El Sheffield United es un equipo que llega a meter 20.000 personas en Bramall Lane en sus partidos de liga y a Wembley desplazó a más aficionados que el Hull. La historia era perfecta para cerrar el círculo. Se adelantaron en dos ocasiones. El 0-1 de Baxter y el 1-2 de Scougall tras una jugada fantástica de Murphy por la banda izquierda. Y así se llegó al descanso.

 “Teníamos que cuidar mejor el balón y eso es lo que hicimos en toda la segunda parte”, Steve Bruce.

Captura de pantalla (332)Inicio del Hull en el segundo tiempo (Foto: Focus Images Ltd)

Las cámaras de BT Sport empezaron a poner planos de Long y Jelavic, los dos delanteros fichados por el Hull en el mercado de invierno pero que no pueden jugar la FA Cup porque ya la disputaron con el West Brom y Everton, respectivamente. Necesitaban marcar pronto en la segunda mitad. Antes de que el tiempo se les echase encima. Bruce metió a Fryatt y Aluko, todo lo que tenía en el banquillo. Fryatt tardó 4 minutos en marcar.

El golpe fue demasiado duro para un Sheffield United que ya se había exprimido y empezaba a perseguir el balón de forma loca: de Huddlestone para Meyler, de Meyler para Livermore, de Livermore para los centrales, de los centrales para Huddlestone otra vez. Huddlestone volvió a demostrar su importancia en cuanto ha tenido la oportunidad de jugar los minutos que se le negaban en el Tottenham: tiene un toque maravilloso que acompaña con una potencia física descomunal. Pases largos al pie, pases cortos precisos y dos controles en carrera que significaron el gol que ponía el 3-2 de la tranquilidad. Luego entró Quinn, poniendo un centrocampista más y un delantero menos, y sentenció. Aunque el Sheffield quiso darle emoción y marcó el 4-3 a punto del descuento, dejando unos minutos de tensión, los espacios eran tan amplios que Meyler hizo el 5-3 casi en la última jugada.

Huddlestone Focus HullHuddlestone marcó el gol de la remontada y fue de los mejores del partido (Foto: Focus Images Ltd)

“Un Hull-Sheffield United era la semifinal que ambos querían”, Dean Windass, autor de un gol que ascendió al Hull y ex futbolista del Sheffield United.

El Hull City tiene casi garantizada la permanencia a falta de cinco jornadas por jugar. El Arsenal aún tiene que pelear su puesto de Champions League que ahora mismo le corresponde al Everton. En la final de la FA Cup, el equipo de Bruce tiene poco que perder. Ya han hecho todo lo que tenían que hacer. Pero quieren más.

Artículo relacionado: El Arsenal aguanta la presión

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*