El plan Naismith

Everton Naismith Focus

El Everton tiene un plan ganador cuando los partidos le van mal: meter a Naismith.

Por distintos motivos, el escocés ha obtenido un papel muy importante en los planes de Roberto Martínez y está respondiendo de forma inmejorable: 6 goles en esta temporada. La principal razón por la que Naismith ha cobrado protagonismo es la ausencia de delanteros. Lacina Traoré llegó lesionado al club, Koné lleva en el dique seco desde comienzos de curso y Lukaku será baja las próximas semanas tras su lesión en Anfield, por lo que los toffees no tenían un recambio natural para la posición de nueve. Con ese panorama, entre Mirallas y Naismith se han repartido los minutos en la punta del ataque.

Naismith Jagielka Everton FocusEl papel de Naismith en el Everton está cobrando mayor protagonismo (Foto: Focus Images Ltd)

El primer día que Naismith salió en una posición centrada -habitualmente acostumbra a ocupar uno de los dos volantes, ya que su sacrificio defensivo ayuda mucho a los laterales, ambos muy ofensivos- fue cuando el Everton iba perdiendo en Stoke. Al final, un penalti a Osman lo transformó Baines y empataron el partido. Después, frente al Stevenage en FA Cup se repitió la historia, pero esta vez de inicio: Naismith fue titular en punta y terminó con dos goles en un 0-4 claro, uno de ellos con una definición de exterior maravillosa. Hace dos jornadas, cuando el Everton no podía con el Aston Villa, Roberto Martínez volvió a usar el plan Naismith y el escocés, de delantero, ganó el encuentro con otra definición ante el portero.

Artículo relacionado: Roberto Martínez gana desde la banda

Ante el Swansea iban 1-1 cuando Naismith entró al campo sustituyendo a Lacina Traoré, que debutaba como titular y que marcó el primero de la tarde. Naismith se puso de nueve, con Osman de mediapunta y Mirallas y Pienaar en las bandas. Por un error de Taylor en defensa le cayó un balón al revulsivo toffee que, una vez más, consiguió batir al portero y decantó la balanza para el Everton. El encuentro terminó con un 3-1 gracias a un penalti que transformó Baines. La pena máxima, por supuesto, la había provocado Naismith. Lo que antes era un futbolista que entraba en las rotaciones para jugar los últimos minutos, ahora se ha convertido en una pieza decisiva para cambiar los partidos del Everton.

Related posts

Deja un comentario

*