En el descenso del Wigan Athletic

Corría el minuto 81 y el Wigan perdía 4-1 en el Emirates. Necesitaba marcar cuatro goles para llegar vivo a la última jornada. Roberto Martínez miró de nuevo el marcador y vio que quedaban nueve minutos más la prolongación. Pegó cuatro gritos e intentó animar a sus chicos. Es más que posible que en ese momento aún creyera en la remontada. Es la persona más optimista que he conocido jamás.

Se va a hablar mucho ahora de su futuro, de si se va a ir al Everton o no. La realidad es que el escenario es absolutamente nuevo. Es absolutamente nuevo porque él nunca se planteó la posibilidad del descenso. Nunca creyó que fuera a ocurrir. Ni ayer, cuando hablamos antes de la entrevista para Radio Marca, lo veía cerca. Era una conversación informal, fuera de micro, y no necesitaba vender ningún discurso al exterior. “¿Qué harás si bajáis?” “Es que no vamos a bajar”. Ayer, teniendo que ganar hoy en el Emirates, la misma respuesta que hace algunos meses, cuando el sueño de la FA Cup aún se veía lejano y en cambio la permanencia era realmente complicada. Cualquier plan que él pudiera haber hecho sobre su futuro era anterior a asumir un descenso y ahora habrá que ver cómo reacciona ante el golpe anímico que le habrá supuesto el regreso a la League Championship del club de su vida.

Hoy es muy doloroso todo, porque la Premier League es la Premier League y no estar en ella es prácticamente no existir. Pero pienso que la temporada compensa. Pienso que en Navidad un hincha del Wigan Athletic la habría firmado. Dentro de ochenta años, ocho temporadas en la Premier o diez no marcarán mucha diferencia. Porque, asumámoslo, este club tenía que descender algún día. Estaba viviendo muy por encima de sus posibilidades, de su magnitud, de su dimensión social y de su presupuesto. Pero un título de la FA Cup se recuerda siempre. Es palmarés, es un motivo de orgullo que se va a trasladar de generación en generación. Siglo XXII, si es que el siglo XXII acaba existiendo, y unos niños en un parque cerca de Wigan Pier: “mi bisabuelo estuvo en Wembley cuando marcó Watson”. Es un título, es jugar en Europa, es jugar la Community Shield contra el Manchester United. Si tienes que bajar alguna vez -que sí, tarde o temprano tenías que bajar- no hay mejor manera que hacerlo así. Incluso en el currículum de los jugadores y del técnico es preferible: bajaron con el Wigan Athletic (¿normal, no?) y ganaron una FA Cup con el Wigan Athletic (¡¿¡What the fuck!?!).

Pero habrá tiempo para hablar del futuro. Ahora no es el momento. Ahora todo el Wigan Athletic debe llorar un descenso y celebrar el mayor éxito de su historia.

Related posts

8 comments

Axel, la verdad es que eres increíble, como logras emocionar a la gente por los éxitos de equipos que apenas sabemos que existen.Muy buen artículo, de verdad, casi me imaginé contándole a mis nietos como un día vi el gol de Watson en Wembley…

Grande roberto merece ir a “cualquier equipo de la premier ” menos el.City alli no importa para nada el trabajp de un tecnico , solo porque tenga estrellas tiene que ganar ,gran error sino miren su temporada 0 titulos comparado con lq del wigan que es infinitamente inferior en cuanto a nombres ,no en entrenador no hace falta tener al autoproclamado mejor tecnico de la premier (GRANDE ROBERTO)

Ya te lo dije en el tweet de ayer. Quería un Arsenal en la Champions y un Wigan en la Premier, pero si tenía que elegir, prefería un Wigan un año más en la Premier.

Fue duro lo vivido ayer. Y se te vio muy triste en la retransmisión. Pero lo normal es lo que mencionas, cualquier hincha lo firmaría a principios de temporada; ganar una FA Cup y jugar en Europa la siguiente temporada aunque estés en Championship

Gran reflexión Axel, espero que el Wigan vuelva a la Premier el año próximo por lo menos, junto a mi Bolton.

Eres muy grande Axel, aunque me fallas cuando no me respondes en las charlas de marca…. Pienso que el Wigan no descendió ayer si no cuando perdió contra el Swansea porque hoy era previsible perder contra el Arsenal que se la jugaba, aunque vinieran con confianza después del partidazo contra el City y de ganar la FA Cup.

Deja un comentario

*