Equilibrio de la mano de Ander y Fellaini

Preston North End v Manchester UnitedFA Cup

El Manchester United, que no está disputando competiciones europeas esta temporada, únicamente se ha enfrentado a equipos de tercera o inferior categoría en las Copas: MK Dons en la Capital One Cup; Yeovil Town, Cambridge United y Preston North End en la FA Cup. Pese a ello, no hay partido contra rival de inferior división que no se le atragante al conjunto de Louis van Gaal. El último, en el repleto estadio del Preston, asistió a la enésima demostración de que el 2015 de Ángel Di María, Radamel Falcao y Wayne Rooney está dejando mucho que desear. En ausencia de las grandes figuras mediáticas de la entidad, aparecieron dos actores relativamente secundarios para rescatar al equipo de lo que habría sido algo próximo a un fracaso.

Una hora de ‘embudo’

Los red devils, como indicamos el día que empató sin goles en Cambridge, no disipan las dudas que continúa dejando partido tras partido su ataque posicional, una situación de juego en la que el Manchester United sigue insistiendo en juntar gente por el carril central, lo cual acaba resultando problemático cuando uno es tan previsible, mueve el esférico de forma tan lenta y se encuentra con un rival medianamente ordenado sobre el campo. Eso sucedió durante una hora en Preston. Frente a un equipo de League One, el Man United tardó 58 minutos en realizar su primer remate entre los tres palos (un flojo disparo de Di María desde 25 metros a las manos del guardameta Thorsten Stuckmann).

Un par de minutos después, en el 60, todo empezó a cambiar. Pese a la necesidad de remontar en el marcador, Louis van Gaal retiró a Radamel Falcao e introdujo a Ashley Young. La modificación táctica resultó vital a la hora de reanimar al enfermo, que se podía despedir de la FA Cup -y virtualmente de la opción de ganar algún título esta campaña- si no evitaba el ‘cupset’ del Preston North End.

Manchester-United-formation-tactics-2

Disposición táctica del Manchester United durante los primeros 60 minutos en Preston (Infografía: Share My Tactics)

Tres razones de la mejoría del Man United

El equipo fue inequívocamente más equilibrado a la hora de situarse sobre el terreno de juego. Louis van Gaal optó por dibujar un 4-4-2 con con dos extremos abiertos -Di María en la derecha y Young en la izquierda-. Young firmó treinta minutos realmente notables. Llama la atención que, pese a la irregularidad del equipo en cuanto a resultados y especialmente en lo que se refiere al juego, el técnico holandés esté probando tan poco esta temporada la posibilidad de actuar con dos extremos abiertos, algo que no se está viendo sencillamente por la insistencia en juntar a tanta gente por dentro (Falcao, Van Persie, Rooney, Mata, Di María, etc).

Además, Fellaini ocupó el puesto de Falcao como referencia en el área tras la sustitución del colombiano. Y no es ninguna exageración decir que el belga es más eficaz y peligroso ahora mismo delante de la portería rival que un ariete que hasta hace poco era uno de los mejores futbolistas del mundo. Falcao sigue sin transmitir buenas sensaciones, todo lo contrario que Marouane Fellaini, el plan B de Van Gaal cuando las cosas se complican y, en ocasiones, también como parte del plan A. No hay muchos jugadores que ganen tantos balones por alto como Fellaini, que se está aprovechando de ellos para marcar tantos decisivos o participar en jugadas de gol.

Otro beneficiado por el cambio de sistema del segundo tiempo y responsable al mismo tiempo de la mejoría experimentada por los red devils fue Ander Herrera. Que los extremos se abran y generen superioridades por los costados junto a Valencia y Shaw permite a los centrocampistas (Blind-Ander como pareja) tener más espacio en su zona de influencia y, por supuesto, más y mejores opciones de pase. El United, como conjunto, es más difícil de defender y la zurda de Herrera golpeó con sutileza un balón que se coló en la portería local para resucitar la FA Cup del Manchester United. No es casualidad que los dos tantos que permitieron la remontada llegasen en sendas acciones por la banda de Young y Valencia. No es casualidad que el gigante inglés juegue mejor cuando tiene un plan coherente, equilibrado y con la manija en las botas de Herrera. El contraste con respecto al ‘embudo’ de la primera hora -o de partidos anteriores como el del West Ham- no pasa inadvertido.

A pesar de ser únicamente el 17º jugador más utilizado (932 minutos) por Louis van Gaal en este curso, Herrera se sitúa como 5º máximo goleador del equipo (por detrás de RVP, Rooney, Mata y Fellaini) y como 3º máximo asistente (por detrás de Di María y Rooney).

Manchester-United-formation-tactics

4-4-2 con el que disputó el Manchester United la última media hora (Infografía: Share My Tactics)

El Manchester United ha tenido que esperar hasta el 16 de febrero para completar su primera remontada de la temporada. Puede parecer insignificante y casi anecdótico el tanto de penalti transformado por Wayne Rooney en el minuto 88, pero quizás al capitán del equipo le sirva como punto de inflexión en lo que está siendo un año 2015 muy por debajo del nivel que uno espera de él.

A Rooney, situado como centrocampista en las últimas semanas, le está costando más que nunca pisar el área y eso lo acusa. Hace tiempo que se habla de su hipotética reconversión en un ‘organizador’, pero los partidos siguen indicando que Wayne rinde mejor cerca del área (o dentro de ella) que a 50-60 metros del arco adversario. Al menos hasta hoy.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

La baja de Michael Carrick es clave en el Manchester United. Los malos momentos han coincidido con periodos en los que Carrick no estaba disponible. En parte es bueno tener un jugador de su peso en la plantilla, pero deja en evidencia al otro mediocentro del equipo, Daley Blind, que su posicion ideal es mas la de interior que sale a morder mientras le guardan la espalda, si juega en medio campo…, no digamos lateral o central. Tambien los recurrentes problemas fisicos de Carrick y su edad son dos factores que solo le han permitido tener regularidad en un tramo en el que el united paso a ocupar la tercera plaza. Sin ninguna duda tienen que fichar un mediocentro este verano si quieren aspirar a algo y dejarse de inventos como Rooney mediocentro puro

Daley Blind no puede llevar el peso del centro del campo el solo. Mejoró con la ayuda de Herrera, pero sobre todo mejoró porque los jugadores jugaron en sus posiciones. La pizarra de Van Gaal es muy bonita y tiene jugadores excelentes, pero no los pone en sus posiciones. Falcao si no recibe balones en posición de remate no luce nada. Esto es así. Lo que no entiendo es porqué no puso a Mata en lugar de Fellaini para jugar por dentro. Los mejores partidos que ha jugado el United este año, además de estar Carrick, estaba Mata. Así di María puede pegarse a una banda y crear más peligro.

Deja un comentario

*