Serge Gnabry, los ingredientes están ahí

FIL ARSENAL TOTTENHAM 005 Arsenal, Gnabry

Serge Gnabry ya tiene su partido. Esos 90 minutos de fútbol de primer nivel que colocan el nombre de un futbolista en las columnas de los diarios más prestigiosos, en las tertulias televisivas y en la memoria de los aficionados de su propio equipo. Lo ha conseguido con solo 18 años. Y la repercusión es todavía mayor: lo ha logrado contra el gran enemigo del Arsenal, el Tottenham, en una victoria incontestable de los gunners en la Tercera Ronda de la FA Cup. Al finalizar el encuentro, todos los periodistas preguntaban por Serge. Todos los aficionados que cogían el metro a la salida del Emirates hablaban de Serge.

“Tengo mucha confianza en él, pero no vamos a crear una superestrella por un único partido. Aunque los ingredientes están ahí. Es muy joven pero es brillante y tiene el fútbol en la cabeza. Creo mucho en él. Él realizó buenos partidos (antes) pero hoy ha mostrado su calidad. Hoy completó un muy buen partido”, Arsène Wenger.

A mí me ha sorprendido. No solo porque ha jugado con una madurez extraordinaria, como si los 2 minutos disputados en Champions League y los 151 en Premier League fuesen 15 veces más, sino porque su inteligencia, su lectura de juego y su capacidad para asistir superaron con creces todo lo que había mostrado con el equipo reserva del Arsenal. El Gnabry que yo había visto jugar con cierta asiduidad durante los últimos dos años era un futbolista con tendencia a dejar la banda para moverse por dentro -hoy lo ha demostrado- pero mucho más propenso a buscar portería con ambas piernas, a resolver rápido, que a madurar la jugada y elegir bien el último pase. Más talento bruto, capaz de marcar diferencias en el uno contra uno, que futbolista con condiciones para participar sumando en circulaciones de pelota largas en horizontal y romper esa rutina “tan Arsenal” de mecer la pelota de banda a banda a través de un pase profundo medido o una pared al primer toque. Es evidente que el contexto le ha favorecido, el 4-4-2 de Tim Sherwood benefició a los centrocampistas locales: Rosicky, Wilshere, Arteta, Cazorla y Gnabry. Todos ellos encontraron líneas de pase sencillas y compañeros libres de marca, porque a la precisión técnica del quinteto de Arsène se le unió una superioridad numérica más que evidente en la zona central del campo. Pero aún así, aún teniendo en cuenta que los Spurs no rindieron al nivel esperado y el arriesgado planteamiento de su entrenador pudo ser una losa inicial demasiado pesada, Serge lo bordó.

Gnabry estuvo magnífico. Solo tiene 18 años, menudo talento. Lo he visto entrenar y es uno de los futbolistas con más calidad de la plantilla”, Robert Pirès.

Arsenal v Tottenham Hotspur The FA Cup

Gnabry superó a Rose con claridad. (Foto: Focus Images Ltd)

Con Bendtner lesionado (tobillo) para un mes, Giroud (enfermo) con molestias físicas y una carga de partidos en las piernas muy importante, Podolski cogiendo el ritmo de competición y dejando dudas como delantero centro, Oxlade saliendo de una inactividad prolongada y Walcott tocado -se desconoce el alcance de su lesión de rodilla-, Gnabry ha aprovechado su oportunidad y, salvo sorpresa, no saldrá cedido. Y no lo hará porque el Arsenal no puede prescindir de un futbolista que no desentona ni lo más mínimo entre sus compañeros. Y si la lesión de Theo no es grave y se queda simplemente en un golpe, no es descabellado pensar que la variante Walcott punta + Gnabry extremo puede convertirse en un plan B efectivo a corto/medio plazo.

Theo se mueve siempre cerca del último hombre, buscando una asistencia de los centrocampistas que le permita medirse en velocidad frente a los centrales rivales y Serge aprovecha esos espacios libres y la presencia de Wilshere y Rosicky en banda derecha, los dos caen siempre a los costados, para arrancar en diagonal hacia el carril central. El 1-0 es el mejor ejemplo: Sagna se incorpora al ataque, encuentra a Gnabry entre líneas, Theo arrastra a la defensa, Serge lo aprovecha encarando a Chiriches de derecha a izquierda adentrándose en el área y acto seguido coloca un pase medido a la espalda de Walker para que Cazorla pueda batir a Lloris con un disparo cruzado. Esa diagonal es su diagonal característica; sin embargo, es el último toque lo que a mí me ha dejado tremendamente satisfecho. Lo que aumenta su valor en este equipo.

“Serge Gnabry es el mayor talento de la cantera del Arsenal desde que emergió la figura de Jack Wilshere en el primer equipo. Su superioridad en categorías inferiores era aplastante y los técnicos que trataron de potenciar sus virtudes en los últimos años afirmaban sin rubor que el club londinense no había desarrollado un atacante con tanto talento desde hacía décadas”, escrito en ‘Gnabry se presenta‘ tras el Swansea City – Arsenal del mes de septiembre en Gales.

Arsène Wenger no regala elogios de forma gratuita y hoy ha recalcado su confianza total y absoluta en Serge. Hay que empezar a tenerlo en cuenta.

Todos los textos de MarcadorInt sobre la Tercera Ronda de la FA Cup 2014

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*