Harry Winks se abre paso en el Tottenham

Harry Winks of Tottenham Hotspur has a shot on goal during the Premier League match at White Hart Lane, London
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
14/12/2016

La de Harry Winks ha sido una aparición que se ha ido cociendo a fuego lento. Mauricio Pochettino quería observar muy de cerca la progresión de este prometedor mediocentro de la cantera Spur; tan de cerca que Winks se unió al primer equipo hace ya más de dos años. Al principio tuvo que ser muy paciente. Entre la 2014/15 y la 2015/16 sólo sumó veinte minutos de juego en tres encuentros distintos de la Europa League. Entremedias, una infinidad de convocatorias en las que acababa viendo el partido entero desde el banquillo. Se pudiese haber marchado cedido el pasado verano para ganar experiencia, pero como cuenta Winks en una muy recomendable entrevista con el Independent, Pochettino se opuso. El técnico argentino quería tenerle en la plantilla porque ya le veía preparado. Ahora, a sus 21 años recién cumplidos, Winks finalmente está contando con oportunidades.

“Llevaba ya dos temporadas en el primer equipo en las que me estaba haciendo un sitio gradualmente, muy poco a poco. Esta temporada ya todo está yendo mucho más rápido”, nos cuenta Harry Winks. Fan del Tottenham desde pequeño, Winks ha emergido en una temporada muy especial para los Spurs, pues es la última que disputarán en el emblemático White Hart Lane.

Mauricio Pochettino está dándole minutos a Harry Winks. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.
Mauricio Pochettino está dándole minutos a Harry Winks. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.

Winks suele estar entre los tres cambios que realiza Pochettino en cada partido. Por ahora ha jugado 19 jornadas de Premier, dos de ellas como titular. “Es muy importante que el entrenador crea y confíe en mí y que me de oportunidades”, afirma Winks. Siempre que cuenta con minutos deja sensaciones positivas. La figura de este canterano genera entre la afición de los Spurs una ilusión similar a la que en su día producía la aparición de su tocayo Kane.

Harry Winks es, ante todo, un gran pasador. Con envíos cortos y largos, su clase contribuye a la distribución del juego. Winks se ofrece constantemente, retrasando su posición para darle salida al balón y también acompañando la jugada. Tiene además una buena conducción y cumple con las labores defensivas. Actúa sobre el césped con una compostura elogiable, ¿acaso no nota la presión de estar jugando en la Premier League? “Antes sí que la notaba. Me llevó tiempo acostumbrarme a todo esto. Pero ahora estoy disfrutando de mi fútbol y he ganado mucha confianza”, responde.

Las características de su estilo hacen que este Tottenham de Pochettino sea un medio ideal para la progresión de un futbolista del perfil de Harry Winks. “El juego que practicamos me encanta: tempo alto, fútbol de posesión, jugadas elaboradas… es exactamente lo que más me gusta como mediocentro. Lo disfruto mucho”, dice con entusiasmo.

Harry Winks ha sido titular en los tres partidos de FA Cup que ha jugado el Tottenham y se espera que vuelva a serlo el domingo ante el Millwall. Foto: Matthew Usher/Focus Images Ltd.
Harry Winks ha sido titular en los tres partidos de FA Cup que ha jugado el Tottenham y se espera que vuelva a serlo el domingo ante el Millwall. Foto: Matthew Usher/Focus Images Ltd.

Esta temporada ha traído muchas novedades a la carrera de Winks. Empezando por su primer gol con el primer equipo. Fue el pasado mes de noviembre, cuando aprovechó un rechace para marcar ante el West Ham en el London Stadium. También en noviembre, Winks hizo su debut con la selección sub-21 de Inglaterra en un amistoso ante Francia. En febrero, tras haber visto su nivel en los primeros meses del curso, el club volvió a mejorarle el contrato — ya había firmado una renovación en septiembre. “Fue muy positivo porque me demostró que el club tiene fe en mí y también mostró que yo estoy comprometido a progresar aquí. Es un sentimiento muy reconfortante”. Más tarde, ya en este mes de marzo, llegaría su primera asistencia. Winks, que había entrado en la segunda parte, vio el desmarque de Dele Alli y le sirvió un centro de falta lateral que propició el tercer gol del Tottenham ante el Everton.

En el trato, Harry Winks es igual que sobre el terreno de juego. El mediocentro responde con serenidad y transmitiendo madurez. Entre sus referentes menciona a Steven Gerrard, Xavi Hernández y Andrés Iniesta. Salvando las evidentes distancias, se podría decir que este joven talento evoca con su juego a esos tres maestros del centro del campo. Pero él es más que consciente de que todavía le queda mucho por delante y se ciñe a seguir el tan simple como acertado consejo que Pochettino le repite siempre: “Sigue trabajando duro, no dejes de esforzarte”. Tras haber sido titular en las tres anteriores rondas, se espera que Harry Winks salga de inicio ante el Millwall este domingo en la FA Cup.

Foto de portada: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Miguel, se que es pronto para decirlo, pero ¿no te parece un perfil de mediocentro que podría encajar en la selección inglesa?

De hecho, aparte de Wilshere y Henderson no se me ocurren ahora mismo mediocentros de su perfil. Y creo que con el del Liverpool podría mezclar muy bien.

Deja un comentario

*