El Lincoln elimina al Burnley y sigue haciendo historia

La afición del Lincoln City de quinta división espera celebrar un triunfo en Burnley. Foto: Focus Images Ltd.

No había pasado nada igual en 103 años. El Lincoln, un equipo de non-league football, ha logrado avanzar a los cuartos de final de la FA Cup. Su hazaña ya es historia de la competición. Con un gol en el 89’, este conjunto de Conference National (quinta división) ganó en el campo del Burnley de Premier. Lo dieron todo por la gloria de la copa. Exprimieron al máximo los saques de banda, los de puerta, los lanzamientos de falta y los córners. Al final fue precisamente un saque de esquina lo que propició el único gol del encuentro.

Burnley 0
Lincoln City 1 (Raggett 89’)

Burnley vs Lincoln - Football tactics and formations

A medida que avanzaba el partido, el dominio del Burnley se iba acentuando. Ambos equipos eran propensos a practicar un fútbol directo, con recurrentes envíos en largo y múltiples batallas para ganar la segunda jugada. Aunque el Burnley, técnicamente superior a su rival, por momentos trató de construir jugadas desde atrás, buscando los espacios con el balón a ras de suelo.

En el fondo visitante de Turf Moor, la hinchada del Lincoln City desplazada al condado de Lancashire animaba desde el primer minuto con sus camisetas, bufandas y gorros, todos luciendo los colores rojiblancos del club. Su equipo había dado un primer aviso en los compases iniciales del encuentro, demostrado que eran capaces de sorprender en cualquier momento. Un balón largo llegó al extremo Nathan Arnold, que con clase recortó y le sirvió un buen balón al delantero Jack Muldoon. El tiro de Muldoon se marcharía desviado y el Lincoln apenas tendría más llegadas como esa. De hecho, en todo el partido sólo tuvieron un disparo a puerta.

Nathan Arnold, que es peluquero, protagonizó una de las acciones de mayor peligro del Lincoln. Foto: Hannah Fountain/Focus Images Ltd.
Nathan Arnold, que es peluquero, protagonizó una de las acciones de mayor peligro del Lincoln. Foto: Hannah Fountain/Focus Images Ltd.

La falta de inspiración del Burnley, así como el orden y acierto de la zaga del Lincoln y la disciplina defensiva de todo el equipo en general, causaron que el encuentro llegara a su tramo final con un empate a nada en el marcador. En el Lincoln destacaban la labor del mediocentro Alex Woodyard y los detalles de su compañero en el doble pivote Alan Power. Arriba, el delantero Matt Rhead se peleó por todos los balones y llegó a tener sus más y sus menos con varios jugadores del Burnley.

La frustración del Burnley era palpable. Buscaban un gol con el que pudiesen evitar un inconveniente replay a domicilio y al final acabarían encajando un tanto que directamente les dejó fuera de la copa. El Lincoln no estaba encerrado atrás, sino que apretaba en los minutos finales. El equipo de quinta división estaba teniendo más presencia ofensiva que nunca.

Ya en la recta final, el Burnley recuperó fuerzas y amenazó con romper la igualdad. Tuvo una ocasión clara tras una buena asociación en la banda derecha, pero el guardameta del Lincoln Paul Farman se hizo grande e impidió un gol que hubiese hundido el sueño de los suyos. A una de estas, el Lincoln logró responder con un ataque y provocó un córner. Su afición se vino arriba y su entrenador sonreía. A saber qué podían hacer con ese saque de esquina. Era toda una oportunidad para adelantarse. En el ambiente se palpaba que algo gordo iba a suceder, como si el épico gol que se iba a marcar acto seguido hubiese tenido tanta repercusión en el futuro inmediato que su efecto había viajado por el espacio tiempo. El centro se fue largo al segundo palo, donde encontró la cabeza de Luke Waterfall, uno de los dos centrales. Waterfall asistió con la testa al otro central, Sean Raggett, para que marcase el tanto de la victoria. Hubo unos momentos de incertidumbre en los que no se sabía si el gol había valido o no. Entonces el árbitro indicó que sí, que era gol, y los jugadores, el cuerpo técnico, la hinchada… todos lo celebraron con júbilo.

Turf Moor fue el escenario de esta hazaña histórica. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.
Turf Moor fue el escenario de esta hazaña histórica. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.

El Lincoln aguantó los cinco minutos de descuento defendiendo su ventaja. Cuando el árbitro señaló el final, el partido entró automáticamente en los anales de la historia del fútbol inglés. En el bar en el que un servidor estaba viendo el encuentro, un aficionado del Lincoln estaba sentado en una mesa al lado de uno del Burnley. Con el del Lincoln había hablado en el descanso. Me contó que él es de allí pero que ahora vive en Londres y que no es seguidor de ningún otro equipo, sólo del Lincoln City. Cuando marcaron se vino arriba y en mitad de la celebración se giró y me miró como diciendo “¿esto está pasando?”.

Sueñan con volver a la Football League

Además de estar viviendo una participación histórica en la FA Cup, el Lincoln City está firmando un gran curso liguero. Actualmente lideran la Conference National con tres puntos más que el segundo clasificado y un partido pendiente por jugar. El Lincoln, equipo de la homónima ciudad de las East Midlands, espera regresar la temporada que viene a la Football League seis años después de haber descendido de League Two.

La afición del Lincoln está disfrutando de una temporada memorable. Foto: Hannah Fountain/Focus Images Ltd.
La afición del Lincoln está disfrutando de una temporada memorable. Foto: Hannah Fountain/Focus Images Ltd.

Dirigidos por dos hermanos

Una de las peculiaridades del Lincoln City reside en su cuerpo técnico. Dos hermanos, Danny y Nicky Cowley, dirigen al equipo. Danny ejerce de entrenador, mientras que Nicky es asistente. Ambos trabajan codo con codo y suelen atender a los medios juntos. En su anterior club, Danny y Nicky trabajaban durante el día como profesores de educación física y entrenaban al equipo por las tardes. Desde que llegaron al Lincoln el pasado mes de mayo su contrato les permite dedicarse exclusivamente al fútbol. El cambio que ha vivido el club con los Cowley al mando no podría haber sido más positivo. El Lincoln -que antes jugaba varios escalones más arriba en el fútbol inglés- encadenaba varias temporadas discretas en quinta división. Desde su descenso en 2011 eran incapaces de pelear por el ascenso y siempre terminaban en la mitad baja de la tabla. Ahora están en lo más alto y hacen historia en la FA Cup.

Los demás partidos de la quinta ronda de la FA Cup:

Previa de la quinta ronda de la FA Cup

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

No sé por qué este fin de semana los vuelos estaban tan caros para ir a Inglaterra, ya que lo consulté (y descarté) para haber ido a ver al menos este partido, que finalmente ha sido histórico. A ver quién toca en cuartos y sobre todo dónde, ya que la afición del Lincoln aprieta mucho en casa.
Y por cierto, el Boro-Oxford parece que ha sido un partidazo tremendo.

Espero no molestar al entregar mi humilde opinión, pero el fútbol británico es muy discreto, todas las llegadas a los arcos son forzadas a pelotazos, rara, muy rara vez se observan jugadas de gran calibre, por lo mismo, no me sorprende que un equipo de la 5ta división esté avanzando de rondas, porque salvo los equipos de G5 (Con gran cantidad de extranjeros, especialmente latinos) el resto no se a que juega…

Deja un comentario

*