Oxlade conduce al Arsenal a Wembley

Arsenal v EvertonThe FA Cup

Hace casi nueve años, el Arsenal venció por penaltis al Manchester United de Roy Keane, Cristiano Ronaldo o Paul Scholes en la final de la FA Cup en Wembley tras derrotar en la semifinal al Blackburn Rovers con goles de Pirès (1) y Robin van Persie (2). Ha pasado muchísimo tiempo desde aquel mayo de 2005 y sin embargo los gunners no han conseguido volver a levantar un trofeo. Ahora, tras superar al Everton de Roberto Martínez por un 4-1 bastante engañoso, están a tan solo dos partidos de reencontrarse con la gloria y poner punto y final a una sequía que parece eterna.

Arsenal v Everton The FA Cup

El Everton de Roberto Martínez se vio desbordado en los minutos finales. Foto: Focus Images Ltd
Planteamientos iniciales:

Roberto Martínez no sorprendió de inicio: Stones acompañó a Distin en el centro de la defensa ante la baja de Jagielka, aún con molestias físicas, y el resto del once alineado fue el habitual, si exceptuamos la presencia de Joel bajo palos puesto que el español defiende la portería de los Toffees en la FA Cup en lugar de Tim Howard.

4-2-3-1 con Lukaku estirando al equipo arriba, Mirallas jugando de fuera a dentro, Barkley con total libertad para moverse a la espalda del centro del campo del Arsenal y Pienaar fijando un poco más su posición y ofreciendo apoyos por dentro a la pareja Barry-McCarthy. El Everton optó por ceder la pelota y explotar las transiciones rápidas con las incorporaciones por sorpresa de los dos laterales a posiciones ofensivas. Los futbolistas habituales siguiendo un plan totalmente distinto al ejecutado el pasado 9 de diciembre en liga: hace solo 3 meses el Everton salió al Emirates a dominar, sufrió muchísimo con las contras de los locales y solo un destello de calidad de Deulofeu en los minutos finales permitió que los de Liverpool arañasen un punto.

Arsène Wenger, con las bajas de Wilshere, Ramsey o Koscielny (afecta al juego de ataque), decidió apostar por una variante un tanto innovadora en la línea de medios: Flamini, generalmente interior cuando acompaña a Arteta, se situó por delante de la defensa, como mediocentro, y el ex del Everton desempeñó el rol de centrocampista box to box que habitualmente llevan a cabo Jack o Aaron. Vermaelen entró de inicio junto a Mertesacker en el centro de la zaga y Sanogo volvió a ser la referencia en punta, como ante el Bayern en Champions. Por detrás (4-2-3-1), Özil de 10 con Cazorla y Oxlade partiendo desde las bandas pero desocupándolas en cuánto el aléman recibía en la media punta. Santi comenzó en la izquierda pero pronto permutó con Ox de forma que el internacional inglés jugó la mayor parte del encuentro a pierna cambiada, aprovechando sus recepciones interiores en tres cuartos de campo para armar el disparo rápidamente con la pierna derecha.

La posición de Arteta provocó dos cosas: la salida del Arsenal desde atrás fue mayoritariamente lateral y su presencia en posiciones ofensivas sumó un apoyo de calidad que facilitó una circulación más limpia. Con la pelota, el Arsenal por momentos formó una línea de cuatro por delante de Flamini. En el debe: Barkley tuvo metros y metros para destrozar con y si balón a un Mathieu muy desprotegido.

Roberto Martínez: “El marcador final no refleja lo que sucedió en el partido. […] No estamos contentos con el primer gol que encajamos, pero a partir del minuto 20 estuvimos dónde queríamos estar. Perdimos una eliminatoria en la que pusimos todo de nuestra parte para conseguir la victoria”.

Arsenal vs Away team - Football tactics and formations

Arsenal-Everton (sharemytactics.com)

Arsène Wenger: “Tuvimos fortuna con los sorteos porque hemos jugado siempre en casa, pero también es cierto que hemos tenido rivales muy difíciles. Nos hemos tomado la FA Cup muy en serio”.

El partido:

Al Everton le costó encontrarse a sí mismo, acostumbrado a llevar la iniciativa. A pesar de ello, las subidas de Baines por la banda izquierda llevaron peligro durante los primeros compases del encuentro y Distin pudo adelantar a los visitantes en una acción embarullada que el central francés finalmente no consiguió rematar en el segundo palo. Oxlade, Özil y Cazorla se asociaban bien, se encontraban rápido y las combinaciones de los gunners lograban la ansiada profundidad; sin embargo, tras pérdida, Mirallas y Barkley eran dos puñales. Ritmo alto en el que los ataques se imponían a las defensas.

Cuando únicamente se habían disputado siete minutos, tiempo suficiente para comprobar que Joel no ofrecía plena seguridad bajo palos, el Arsenal consiguió adelantarse en el marcador. Cazorla, muy activo, le rebañó la pelota a McCarthy diez metros por detrás de la línea del centro del campo. El mediocentro irlandés se resbaló y dejó vía libre para que el asturiano condujera una contra mortal: midió los tiempos perfectamente y le puso un pase medido a Özil, que había tirado el desmarque hacia la izquierda en un 3 para 2 entre la pareja de centrales del Everton y Cazorla, Sanogo y Mesüt. El alemán, muy cuestionado en las últimas semanas, acomodó la pelota en la portería con un pase a la red lejos del alcance de Joel.

Aprovechando el empujón anímico de un gol tan tempranero, el Arsenal se vino arriba y destapó el tarro de las esencias: Cazorla disfrutó con la pelota, Oxlade lideró el ataque con arrancadas espectaculares y Arteta y Özil se unieron a la fiesta. Sanogo y Ox probaron a Joel desde fuera del área, sin suerte. El Everton consiguió superar el arreón local tras diez minutos muy complicados, y lo hizo de la mano de un Mirallas tan vertical como siempre. Sagna tuvo que emplearse a fondo para que Pienaar no hiciese el 1-1 en un centro envenenado al punto de penalti con Fabianski casi vencido.

Arsenal v Everton The FA Cup

Özil: un gol y una asistencia. Foto: Focus Images Ltd

La pelota la tenía el Arsenal y no era un dominio estéril: Joel, inseguro en el juego aéreo, tuvo que desviar numerosos disparos desde media distancia. El buen hacer defensivo mantuvo al Everton en el encuentro y pasada la media hora consiguieron igualar el marcador: un contraataque dirigido por Barkley, frente al que Flamini no tuvo respuesta (previamente amonestado), finalizó con un centro perfecto del inglés al segundo palo que Mirallas, a un metro de la línea de gol, no consiguió introducir en la portería; pero el rebote cayó en los pies de Lukaku y el belga no perdonó.

Oxlade, otra vez él, se echó el equipo a la espalda y lideró la reacción local. Con empate a uno se llegó al descanso.

El Everton dispuso de ocasiones claras en el primer cuarto de hora de la segunda mitad: Lukaku se benefició de un resbalón de Vermaelen y Barkley pudo hacer el 1-2. Una acción de la que se lamentaría Roberto Martínez en rueda de prensa. Ahí pudo cambiar el devenir de la eliminatoria.

Pasada la hora de partido, Wenger reemplazó a Sanogo por Giroud y el Arsenal se sintió más cómodo. Las llegadas se sucedieron y, en una de ellas, Oxlade consiguió superar a Barry, que lo derribó dentro del área. Arteta, por dos veces (Clattenburg mandó repetir el lanzamiento porque Giroud invadió el área) puso el 2-1.

El Everton se jugó el todo por el todo en el tramo final y en los últimos minutos dio entrada a McGeady, Osman y Deulofeu. El extremo cedido por el Barça esperaba en la banda para saltar al campo cuando Giroud hizo el 3-1 tras un gran pase de Sagna desde línea de fondo. Con la eliminatoria sentenciada, los gunners se permitieron el lujo de trenzar una jugada asociativa fantástica que finalizó con el cuarto de la tarde, el segundo de Giroud.

Wembley espera al Arsenal. Un Arsenal cansado de esperar.

Foto de portada: Focus Images Ltd
¡Ya puedesdescargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premiumpodcasts individualizadosde las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

[app-store-download id=760410884]

Related posts

11 comments

Özil apareció por fin, espero que sea una antesala de lo que va a ofrecer en München. Y Oxlade, que más decir? Lleva 2 meses en plan superestrella, no se nota la baja de Theo (de hecho creo que ganamos). Hace poco que se publicó aquí el once de futbolistas del 93: Jesé titular y Oxlade al banquillo. Por favor, un poco de seriedad y caigáis en el marketing de As y Marca 😉
Saludos y felicidades a todos los aficionados del Arsenal!

Si tu opinión no coincide con la de otra persona, ya directamente indicas que lo que se produce es una falta de seriedad por nuestra parte. Por mi parte en este caso. Llamativo.

Se suponía que Oxlade es/era peor que Jesé. Para descojonarse una vida entera, Santomé. De risa. Un saludo.

Ox lleva más tiempo demostrando cosas, y Jesé lo que ha mostrado es hacer buenos partidos, pero no como Oxlade que lleva dos o más meses tirando el solo del Arsenal (casi) cuando el que lo debe hacer es Özil y éste está desaparecido. Por eso creo (y creémos, que no soy el único) que Ox se merece ese puesto más que Jesé. Lo de falta de seriedad lo digo como frase hecha, hacéis un trabajo cojonudo, y perdón por la palabra. Pero es verdad que se le ha dado bombo a Jesé (y mucho) y puede que hayas caído en él.

Sin dudas la página más sería de fútbol. Sigan así. Que los autores lean y escriban los comentarios de sus compañeros me parece maravilloso.

Lo que está jugando Oxlade es de otro planeta. Físicamente está en un nivel muy alto, pelea todos los balones y si pierde alguno, corre para recuperar. Siento que ha madurado mucho, pero mucho, en lo que a juego colectivo respecta. Sigue teniendo esas arrancadas espectaculares, sigue siendo vertical, pero toma mejores decisiones para desprenderse del balón. No sé cómo lo vean ustedes pero para mí este muchacho apunta muy muy alto. Igual la figura del encuentro, en mi humilde opinión, fue Cazorla.

A lo mejor Ox estaba en el banco, de los del 93 porque Jesse esta disputando el puesto con jugadores como Bale e incluso les ha quitado el puesto en partidos importantes como en semis de la copa del Rey contra el At. Madrid, y Ox no tiene mucha competencia en su puesto, Podolski no es extremo. Aun asi Ox ha mejorado muchisimo, también por necesidad del equipo, ya que Ramsey lesionado y Ozil desaparece (excepto en este partido). Ahora mismo los dos Jesse y Ox estarian de titulares y Draxler al banco, que aunque ganaron este finde (no lo he visto) No aparecio ni contra el Madrid (Carvajal se lo comió) ni contra el Bayern, siendo el jugador "franquicia" del equipo.

Ox tiene que competir actualmente con Cazorla y Rosicky suponiendo que quitamos lesionados, Özil al medio, Podolski a la izquierda y Gnabry al banquillo. Jesé ha despuntado por la sanción a CR7 y Bale seamos sinceros: no está al 100% y vino en verano tocado.

Lo que es una obviedad es que el estilo del Arsenal está cambiando. Arsene ha cambiado extremos por interiores, que implementen la figura de Ozil. Busca dominar en 3/4 de campo implementando una superioridad, que se ve apoyada por la verticalidad y polivalencia de Oxlade y la subida de un Sagna, en un estado de forma pletórico.

Esta combinación sumada a la técnica combinativa de Ozil, provoca un enorme aumento de la circulación interna y provoca mayores espacios a las bandas.

Es la primera temporada en mucho tiempo en la que Arsene, renuncia a su esquema básico en función de sus necesidades. Y puede ser la primera temporada en mucho tiempo, en la que ganen un título

Deja un comentario

*