El campeón se encomienda a un luchador de Alemania Oriental

Wigan Rösler Focus

Desde que el Wigan Athletic levantara la FA Cup en mayo en una de las mayores sorpresas de la historia de la legendaria competición inglesa, han cambiado muchas cosas en el club de la pequeña ciudad de Greater Manchester. A saber: se consumó el descenso anunciado, se marchó Roberto Martínez, se fueron algunos de los mejores jugadores (James McCarthy, Arouna Koné, Antolín Alcaraz, Maynor Figueroa…), llegó Owen Coyle, se perdió la Community Shield ante el Manchester United, se compitió en Europa por primera vez, fue destituido Owen Coyle tras el mal arranque en Segunda y Uwe Rösler se ha convertido en el tercer entrenador de la entidad en menos de ocho meses. Y pese a todo ello, pese a esta enorme convulsión, el DW Stadium será este sábado (16:00, hora española) el único lugar, de entre los 32 escenarios en los que se va a disputar la famosa Tercera Ronda, que podrá presumir de ofrecerle al mundo el debut en la edición de 2014 del vigente campeón de la FA Cup. Aunque la situación descrita hasta ahora dibuja un panorama más bien gris para los latics, es indiscutible que el conjunto de Rösler va a partir como favorito en el choque frente al Milton Keynes Dons. Ambos son undécimos en sus ligas, prácticamente con la misma puntuación. Pero el Wigan juega en la League Championship (la segunda categoría) y el MK Dons en la League One (la tercera).

El nuevo entrenador del Wigan, el alemán Uwe Rösler (Foto: Focus Images Ltd).
El nuevo entrenador del Wigan, el alemán Uwe Rösler (Foto: Focus Images Ltd).

Más allá de la diferencia de categoría, la sensación que se tiene en Inglaterra es que el Wigan va a más con Rösler y que acabará siendo un claro candidato a meterse en el play-off. Ayer ganó en Pride Park ante un Derby County (dirigido actualmente por el ex seleccionador inglés Steve McClaren) que llevaba nueve jornadas consecutivas sin perder (ocho victorias y un empate) y prolongó la buena dinámica que ha cogido desde que el alemán dirige al equipo del DW Stadium (invicto en liga con él en el banquillo). La plantilla tiene buen nivel para lo que es The Championship. Una buena prueba de ello es el once que sacó ayer Rösler en Derby (pudiendo además permitirse el lujo de dejar en el banquillo a Jordi Gómez, a James McClean, a Callum McManaman y a Grant Holt):

Wigan - Football tactics and formations

El mallorquín Iván Ramis, cuya lesión de larga duración la temporada pasada fue un factor clave en el descenso del Wigan, tuvo que ser sustituido pronto por molestias físicas y se perderá el encuentro copero de este sábado frente al MK Dons. “Tiene mucha experiencia y pidió el cambio para que el percance no se hiciera más grave, pero pienso que no es una lesión seria”, dijo Rösler tras el partido. El otro español que queda en la plantilla, Jordi Gómez, uno de los grandes héroes del título copero, podría recuperar su lugar en el once tras haber sido remplazado en Derby debido a la estrategia menos combinativa que decidió usar el alemán para contrarrestar al equipo de moda de la categoría. “Quisimos sorprenderles y jugar como ellos no esperaban. No utilizamos nuestro estilo de pases habitual y en cambio buscamos hacer una presión alta e intensa”.

La apuesta por Rösler ha sido muy bien recibida en el entorno wiganer. Con él el equipo recupera algunos conceptos de la era de Martínez que había perdido con Coyle. Dave Whelan fue a buscar al alemán y tuvo que negociar con su club anterior, el Brentford, para poder contratarlo el mes pasado. Con los londinenses, Rösler se quedó a las puertas del ascenso a Championship la temporada pasada de manera absolutamente increíble y surrealista y estaba de nuevo en la parte alta de la tabla de la League One cuando fichó por el Wigan.

De hecho, el técnico germano se va a enfrentar a un rival al que conoce bien, porque hasta hace treinta días competían en la misma división. Su antiguo equipo derrotó al MK Dons por 3-1 este pasado fin de semana, con lo que el scouting del rival habrá sido sencillo. Su principal figura hasta la fecha ha sido el delantero cedido por el Chelsea Patrick Bamford (20 años, 14 goles esta temporada), del que Álvaro de Grado ya escribió en octubre en su habitual sección de “los lunes”.

Lo que despierta más confianza con respecto a Rösler es su amplio conocimiento del terreno en el que va a trabajar. Jugó entre 1994 y 1998 en el Manchester City -era delantero centro y anotó 50 tantos con los cityzens– y vivió a escasos kilómetros de Wigan. Posee una mentalidad futbolística “continental” y la mezcla con un dominio del fútbol inglés que, tras seis años como jugador y dos y medio como técnico en las Islas, no puede ponerse en duda. Es un luchador. Un hombre que creció en Alemania Oriental y que jugó en algunos de los clubes más grandes de la RDA, como el Magdeburgo o el Dynamo de Dresden. Tras la caída del muro probó fortuna en el Oeste y no la encontró, así que salió a la aventura y se fue a Manchester a ver si le querían. Cuando, jugando en el Lillestrom noruego en 2003, le diagnosticaron un cáncer, se dedicó a sacarse el título de entrenador mientras se sometía al tratamiento. A los dos años estaba plenamente restablecido y le dieron el banquillo del mismo club en el que la enfermedad le obligó a retirarse. En 2010 salvó al Molde del descenso cuando estaba prácticamente condenado, y pese a que había cumplido con éxito el objetivo por el que le habían ofrecido cuatro meses de contrato, no le renovaron y le dieron el puesto a Solskjaer. Rösler esperó entonces a que le llamaran de Inglaterra. El Brentford lo hizo. Y después, el campeón de la FA Cup.

Todos los textos de MarcadorInt sobre la Tercera Ronda de la FA Cup 2014

Related posts

3 comments

¿Qué fue de Callum McManaman? El año pasado tuvo una segunda mitad de temporada brillante y pintaba para crack pero parece que se ha estancado.

Deja un comentario

*