Una noche en Bolton

FIL BOLTON LIVERPOOL 049

Bolton es un lugar del que ahora mismo no se puede esperar demasiado: en una noche de partido de desempate copero contra el Liverpool, con una masa de aficionados visitantes (unos 5.500 en total) que hacen un trayecto de menos de una hora para ir al estadio, deciden empezar obras en la estación y el último tren disponible de regreso sale diez minutos antes de que acabe el partido. Para normalizar la mediocridad de la situación, como si en la región hubiese una pérdida masiva de sentido común, todos los equipos de la misma zona del país (Bolton, Blackburn, Wigan, Blackpool) han quedado contagiados por el descenso de categoría, una especie de gripe muy fuerte que no se va, y desde que dejaron la Premier League no han tenido reparo en seguir empeorando.

Neil Lennon en el Bolton: 9 victorias, 6 empates y 5 derrotas.

En Bolton se agarran a lo que pueden y la última medicina que les han recetado se llama Neil Lennon, el ex entrenador del Celtic. A Lennon no le va nada mal. El equipo ha ganado más de lo que ha perdido, ha dejado atrás una dinámica muy negativa y hasta ha abandonado los puestos de descenso. Los ‘Trotters’, sin embargo, son un club a la deriva desde hace un par de años. Su estadio va cambiando de nombre con regularidad, en función de los patrocinios, y algo parecido pasa con la plantilla, que unas veces se nutre de cesiones y en otros casos recurre a futbolistas libres: los últimos, Gudjohnsen y Heskey, que firmaron contratos cortos hasta final de temporada. El otro día vendieron al Crystal Palace a su mejor futbolista, el coreano Lee Chung-Young. Si no lo hacían, se iría en verano. Del filial ha aparecido Zach Clough, un pequeñito mediapunta que mueve las piernas con una agilidad que quita el frío. En su debut marcó dos goles. El otro día, uno más. Tiene ángel y en la grada lo saben. El del Liverpool era sólo su cuarto partido con el primer equipo y parecía que llevase una vida.

Clough Bolton FOcusZach Clough, 19 años, jugador del Bolton (Foto: Focus Images Ltd)

La falta de delanteros en el Bolton obligó a Neil Lennon a tomar una decisión inolvidable en la alineación titular. Matt Mills es un central de los de toda la vida: alto, más o menos fuerte, inglés y de las Midlands, que lo primero que piensa si ve un balón, en lugar de darle una patada, es sacarlo del campo, y no necesariamente con el pie si ahorra tiempo con la cabeza. Hace unos años ascendió a la Premier League como defensa titular del Reading. Contra el Liverpool, junto a Gudjohnsen, fue delantero centro desde el primer minuto. Tenían un punto cómico sus acciones: le querían tirar una pared cuando se estaba desmarcando al sprint y, al no ver la pelota, no paraba de correr hasta que la grada le avisaba de que ya habían perdido el balón. Era todo tan extraño, en Bolton y en el Bolton, que por poco se infecta también el Liverpool: Zach Clough cogió una pelota dentro del área, le hizo un amago a Skrtel y cayó. El árbitro pitó penalti. Si era o no falta, que no, es lo de menos, porque marcó Gudjohnsen y metió el miedo en el cuerpo de un Liverpool que tiene en la FA Cup su mayor deseo: la final se juega el 30 de mayo, cumpleaños de Gerrard y, si se clasifican, será su último partido como futbolista y capitán red.

La historia no iba a acabarse en un campo que se llama Macron Stadium -una marca italiana de ropa que cerró la etapa del Reebok Stadium- y entre Emre Can, con un pase maravilloso, Sterling, con una definición magnífica, y Coutinho, con un gol estelar para celebrar su renovación que no es eterna porque no hay suficiente oro en el mundo, salvaron el partido en los últimos cinco minutos, como si en Bolton, aunque fuese sólo esa noche, todo tuviese que ser necesariamente desordenado.

FIL BOLTON LIVERPOOL 051Un pase de Emre Can y una genialidad de Coutinho (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Buen artículo, gran noticia para el Liverpool la renovación de Coutinho y victoria ajustada, algo que tampoco sorprende ya mucho.

No viene mucho a cuento, pero, ¿qué fue de los dos hijos de Gudjohnsen?. Ambos jugaban en categorías inferiores del Barça, creo recordar. Y de eso hace ya unos años…

Deja un comentario

*