Jugadores Fieldoo: cantera, carrera en el propio país y trayectoria internacional

A

Fieldoo es la red social que conecta a agentes con futbolistas de diversas edades, trayectorias y culturas. Su crecimiento está siendo especialmente satisfactorio en la parcela de los jugadores, por lo que su directiva ha decidido preparar una actividad muy atractiva para ellos en el mes de septiembre. Han de estar atentos a las novedades de la plataforma. Qué será aún no se puede decir, puesto que es una sorpresa, pero se puede adelantar que gustará y llamará mucho la atención. Esta semana hemos puesto el foco en 4 futbolistas con perfil en Fieldoo que reflejan cómo la web agrupa a jugadores canteranos en formación, a jugadores con trayectoria desarrollada solo en su propio país y a futbolistas con carrera en diferentes ligas del mundo. Son Aritz Hernández, Salvador Maidana, Christian Patricio Ruiz y Zoran Zlatkovski.

Aritz Hernández

Aritz Hernández se zafa de un defensa rival en un partido con las categorías inferiores del Atlético de Madrid. Foto: Fieldoo.

“Mi objetivo es firmar un contrato profesional y algún día jugar para la selección española”, anhela el representante de la cantera de esta selección de jugadores. Hernández es un delantero centro de 15 años formado en las categorías inferiores del Atlético de Madrid. Es un delantero móvil, con gol, pero su principal cualidad distintiva es física: su altura. Se está desarrollando físicamente muy deprisa, y pese a ser nacido en 1997 ya mide 185cm. Esto le permite rematar muy bien de cabeza centros al área y jugadas a balón parado, y también le ayuda a bajar balones aéreos cuando su equipo juega de forma directa y vertical.

Salvador Maidana

Aaaaa
Salvador Maidana ataviado con los colores de River Plate de Montevideo. Foto: Fieldoo.

Se trata de un lateral izquierdo uruguayo versátil, que puede jugar como volante y como central. Se desdobla bien al ataque pero sus virtudes principales son defensivas: las ayudas y el cierre de su banda. Tiene 25 años y es un ejemplo de jugador con carrera desarrollada íntegramente (hasta el momento) en el propio país. Empezó jugando con Cerro Largo en 2009. En ese año, este equipo de la ciudad de Melo, al noreste del país charrúa, afrontaba su octava temporada de vida y su segunda en la Primera División de Uruguay después de haber conseguido la permanencia poco tiempo atrás. Apenas tuvo minutos en el curso 2009-10, que acabó con el descenso de los arachanes, pero adquirió protagonismo en Segunda División la temporada siguiente. Sus buenas actuaciones lo llevaron a firmar por River Plate de Montevideo, pero su nuevo técnico Guillermo Almada no contó apenas con él y lo cedió al club del que vino en febrero de 2012. El Cerro Largo había vuelto para entonces a la élite del fútbol uruguayo y se había metido incluso en la Copa Sudamericana al haber finalizado 4º en la temporada posterior al ascenso. Las expectativas y la competitividad eran altísimas en Melo, y de nuevo Maidana apenas jugó unos minutos en Primera División. Acabó siendo traspasado a un club humilde de Segunda, el CA Villa Teresa, y sus aspiraciones ahora pasan por volver a un club que juegue en la máxima categoría y que cuente con él.

Christian Patricio Ruiz

El Pato Ruiz en un partido del Universidad San Francisco de Quito a comienzos de este año. Foto: Fieldoo.

Hablamos de un central ecuatoriano de 25 años, físicamente potente, que al igual que Maidana ha desarrollado hasta ahora toda su carrera profesional en su país. En su juventud era una promesa muy llamativa merced a lo efectivo de sus marcajes, sus coberturas y su golpeo de balón. Fue internacional sub 16 y sub 17 con La Tricolor y fue integrante de la sub 17 que buscó sin éxito un billete al Mundial sub 17 de Perú 2005 en el Sudamericano de la categoría, celebrado ese el mismo año en Venezuela. Por aquel entonces militaba en el equipo reserva del gigante nacional Liga Deportiva Universitaria de Quito, y tuvo oportunidades con la primera plantilla. En 2008 perdió protagonismo y acabó marchándose a un equipo más pequeño pero que también militaba en la Serie A ecuatoriana, el Universidad Católica del Ecuador, con quien tuvo bastante regularidad y con quien descendió de categoría. Tras bajar, se fue a un club de Serie B de fuera de la capital, el Mushuc Runa de Ambato, con quien no finalizó la temporada al recibir una oferta de un club de la élite y rival ciudadano: el Técnico Universitario. Allí descendió de nuevo a la Serie B en una temporada más discreta que las anteriores. Ese fue el último contacto del Pato Ruiz con la máxima categoría. Desde entonces se ha movido por la Serie B y la Segunda Categoría en la que se encuentra ahora con el Universidad San Francisco de Quito (equivalente a la Segunda División B española).

Zoran Zlatkovski

Entre 2005 y 2007, Zlatkovski jugó en el Lokomotiv Plovdiv y llegó a competir en la Copa Intertoto. Foto: Fieldoo.

Es un delantero búlgaro de origen macedonio que puede jugar como segundo punta, mediapunta o volante derecho. Tiene 26 años y es el futbolista de esta muestra que representa a los jugadores de trayectoria internacional. Pese a haber nacido en Makedonska Kamenica, al este de la ARY Macedonia, ha crecido y vivido desde joven en la vecina Bulgaria. A los 17 años se hizo un hueco en el que fue el primer club en su carrera deportiva, el Pirin, equipo mediano del oeste del país (cerca de la frontera) que jugaba en la A PFG, la máxima categoría del fútbol búlgaro. Tras una temporada con 9 tantos en 14 partidos disputados es fichado por el Lokomotiv Plovdiv, con quien gana regularidad, madura futbolísticamente y juega la extinta Copa Intertoto en 2006. A los 20 años finaliza su contrato y el Slavia de Sofía se hace con sus servicios mediada la temporada 2007-08. Juega bastante allí y roza la Copa Intertoto, pero no continúa acabada la liga. En ese momento da un pequeño paso atrás y pasa unas temporadas en el humilde Vihren Sandanski y en su Pirin. En 2011 ficha por el Ludogorets Radzgrad, equipo que con un apoyo económico importante estaba a punto de alcanzar la A PFG que después ganaría dos veces (2011-12 y 2012-13). Sus goles allí ayudaron al equipo de Razgrad a ascender, pero no continuó en el vigente campeón de Bulgaria sino que puso rumbo a Irán. Concretamente a Bandar-e Anzali, ciudad del norte del país bañada por el Mar Caspio. Ahí juega el Malavan FC, un equipo pequeño de la primera división iraní. Con los cisnes blancos marcó 10 goles en 20 partidos. La experiencia duró un año y volvió a Europa para jugar la temporada pasada en su país de nacimiento y en la misma región en la que nació, en el Bregalnica de Štip, un club que vive los mejores momentos de su historia.

 

1 comments

Deja un comentario

*