Dos equipos sudaneses en semifinales de la Champions africana

Arsenie Coseac - Sudán

La Champions League africana ya tiene semifinales. Y dos equipos sudaneses se han metido en ellas buscando la presencia de un club de su liga en la final por primera vez desde 1992. Los dos gigantes de su fútbol, Al-Hilal y Al-Merrikh, no se cruzarán en semifinales y aspiran a lo que sería una final histórica. Y todo gracias al empate del Al-Hilal en el campo del Smouha egipcio en la última jornada de la fase de grupos (1-1). Un resultado que rompe el corazón del Moghreb Tétouan de Sergio Lobera. El equipo marroquí ha caído goleado 5-0 en su visita al TP Mazembe congoleño a pesar de que se metía si el Al-Hilal perdía. Lo estaba haciendo en Alejandría pese a que el Smouha ya estaba eliminado. Pero un gol de Nasr Eldin El Shigail en los últimos minutos, a pase del brasileño Andrezinho, le dio a los sudaneses el punto salvador.

Semifinales:

Al-Merrikh (Sudán) – TP Mazembe (RD Congo)

Al-Hilal (Sudán) – USM Alger (Argelia)

Los partidos de ida se jugarán el fin de semana del 25 de septiembre mientras que la vuelta se jugará el fin de semana del 2 de octubre.

Como ya anticipamos, el dominio de los equipos del norte de África es total en la actualidad. Se cumplieron los pronósticos en las rondas previas y solamente un equipo que no es de un país arabófono, el TP Mazembe de la República Democrática del Congo, se metió en la fase de grupos. Y la ha superado como campeón del grupo A, goleando en la última jornada al Moghreb Tétouan. Su duelo en semifinales será contra el Al-Merrikh, uno de los dos grandes de Omdurmán, la ciudad sudanesa más poblada. Situada justo enfrente de la capital Jartum, al otro lado del río Nilo, Omdurmán vive dividida por la rivalidad de estos dos clubes: Al-Merrikh y Al-Hilal. Con empresas relacionadas con el petróleo detrás de ambos, son dos clubes estables con capacidad para reclutar a los mejores jugadores locales e incorporar a algún buen delantero de otros Estados africanos. Mantienen una rivalidad terrible, muy fuerte. Si se enfrentaran en la final, sería el partido más importante en tiempo para millones de personas.

Al-Hilal Omdurman 2011 mustapha_ennaimi
El Al-Hilal sudanés jugará su primera Semifinal de Champions desde que lo hicieran estos futbolistas en 2011. Foto: mustapha_ennaimi.

África ha vivido este año una Champions muy norteña. Estados con selecciones fuertes, como Nigeria, Ghana, Sudáfrica, Camerún o Costa de Marfil, ya se quedaron sin clubes antes de la fase de grupos. Una fase con hasta tres clubes argelinos, además de uno de Marruecos, otro de Egipto y dos sudaneses. Aunque sea un fútbol desconocido, la presencia de los dos gigantes de Omdurmán en la fase de grupos es una sorpresa menor. Sí sorprende, en cambio, que ambos se hayan clasificado para semifinales.

La última jornada del grupo A era una maravilla, pues tres equipos llegaban con los mismos puntos (8). El poderoso TP Mazembe, campeón en cuatro ocasiones (dos en la última década) y subcampeón del mundo en 2010, tenía las mismas unidades que Al-Hilal y que el Moghreb Tétouan. El sorprendente Smouha de Alejandría era el juez del grupo, y durante buena parte de su partido le ganaba 1-0 al Al-Hilal, resultado que metía en semifinales al club marroquí entrenado por el aragonés Sergio Lobera y en el que juega Jesús Rodríguez ‘Tato’. Aunque al final, el club sudanés ha sacado un punto clave.

Delante de 20.000 hinchas, el TP Mazembe ha goleado al club de Tetuán en su mejor actuación hasta ahora, pues en casa, en Lubumbashi, en la región de Katanga, antes solamente empataron con Al-Hilal (0-0) y derrotaron al Smouha por 1-0 con gol del costamarfileño Roger Assalé. Pero en el partido clave se han comido al MAT de Lobera, debilitado en el mercado veraniego por la perdida de su goleador Mouhcine Iajour, fichado por el Qatar SC. Un 5-0 contundente, con tres goles de Mbwana Samata, el goleador de Tanzania que ya es leyenda en el club, para llegar a semifinales contra Al-Hilal, club que llegó a dos finales de Champions (1987 y 1992) y que ha acabado segundo del grupo B. Con su plantilla competitiva, uno de los estadios más modernos del continente y un empresario como Moïse Katumbi Chapwe detrás, un tipo que controla toda la región de Katanga, los cocodrilos del TP Mazembe llegan otra vez a las semifinales. Y aspiran a todo.

TP Mazembe 2011 mustapha_ennaimi
Quedan pocos jugadores en la plantilla del TP Mazembe respecto a su glorioso comienzo de década. Entre ellos, el portero Robert Kidiaba. Foto: mustapha_ennaimi.

El grupo B ya se había decidido en su quinta jornada, así que la última fue un trámite. El USM Alger perdió su primer partido de fase final, 1-0 contra Al-Merrikh, aunque ya era campeón. Ambos equipos se meten en semifinales superando al vigente campeón, el ES Sétif, que acabó su defensa de la corona empatando 2-2 contra sus rivales regionales del también argelino El Eulma. Al-Merrikh ya sorprendió en los anteriores turnos al Kabuscorp (un nuevo rico, un club angoleño con ambición) y al histórico Espérance de Tunis.

Las semifinales, con ida y vuelta, tienen como protagonistas a tres clubes que nunca ganaron el torneo: Al-Hilal y Al-Merrikh de Sudán, y un club muy amado de Argel, el USM. Solamente el TP Mazembe ganó antes el torneo.

Foto de portada: Sudán, Arsenie Coseac.

Related posts

Deja un comentario

*