El equipo todopoderoso manda en África

TP Mazembe 2011 mustapha_ennaimi

El Tout Puissant Mazembe reina en África otra vez. El gigante congoleño ha conquistado su quinta Champions y volverá al Mundial de Clubes por primera vez desde su famosa final contra el Inter de Milan de 2010, cuando se cargó al Inter de Porto Alegre en semifinales. El equipo todopoderoso (eso significa Tout Puissant) vuelve a ser protagonista. Y Kidiaba, su portero, pegará saltitos en Japón otra vez.

El TP Mazembe ha confirmado su dominio en un fútbol africano en que solamente ellos pueden plantar cara a los equipos norteños. El partido de vuelta de la final no fue una maravilla (2-0), con faltas en el centro del campo y tensión, aunque los congoleños ya habían dejado claro su nivel en el partido de ida. La multinacional de jugadores de diferentes nacionalidades del TP Mazembe ha impuesto su ley (1-2) y el séptimo gol en esta Champions de Samatta sentenció la final.

En las últimas 11 ediciones siempre han ganado clubes del norte, ya sea de Egipto, Túnez o Argelia, como el Sétif argelino, vigente campeón. El último triunfo de un equipo del África negra que no sea el Mazembe fue en 2004, con los nigerianos del Enyimba de Aba. Los grandes clubes marfileños, ghaneses o sudafricanos no pueden competir, perdiendo sus mejores jugadores. Solamente el Mazembe aguanta en el sur gracias al dinero de su propietario, el gobernador de la región de Katanga, Moïse Katumbi. Katumbi preside una región que produce minerales, clave en la economía mundial, y aporta su dinero a un club que tiene un estadio moderno y ficha los mejores jugadores de los países vecinos. El dominio es total en casa y también en competiciones internacionales, con 3 Champions en las últimas 7 temporadas, y en una fue suspendido sin jugar por motivos burocráticos. O sea, han ganado la mitad de las últimas 6 Champions disputadas. Y en casa, el TP Mazembe solamente ha perdido 3 de los últimos 77 partidos, el último hace 6 años.

TP Mazembe disputará el Mundial de Clubes de nuevo. En 2010 eliminó a Inter PA. FOTO: Jefferson Bernardes/Preview.com / Mundial Colorado
TP Mazembe disputará el Mundial de Clubes de nuevo. En 2010 eliminó a Inter PA. FOTO: Jefferson Bernardes/Preview.com / Mundial Colorado

Los congoleños se convierten ya en el segundo mejor equipo africano en el palmarés, con 5 copas y dos finales perdidas, superando las 5 copas (y una final perdida) del Zamalek egipcio. Por delante solamente queda el Al Ahly egipcio, con sus 8 copas ganadas y dos subcampeonatos.

Por su parte, el USM Argel llegaba a su primera final y se convirtió así en el quinto club argelino en disputarla. Y el segundo de la capital después de sus rivales del MC Argel, campeones en 1976. Pero después de perder la ida en casa por 1-2, lo tenían crudo. Los goles de Rainford Kalaba y Mbwana Samatta marcaron diferencias ya en el partido de ida, cuando el Mazembe llegó a fallar un penalti antes de encajar el único gol local en una individualidad de Mohamed Seguer.

Carteron toca el cielo

Sin Youcef Belaili, sancionado por doping, ni Hocine El Orfi, por amonestaciones, el USM buscaba ganar su segundo partido fuera de casa a nivel internacional en 15 meses y no pudo. Sobre el césped artificial del estadio del Mazembe se vio superado por los chicos de Patrice Carteron, el entrenador francés de los locales. Carteron, bretón, nacido en la costa norte, una zona fría, ha acabado entrenando en el corazón de África después de una buena carrera como jugador (vistió la camiseta de Saint-Étienne y Lyon, dos rivales). Como entrenador ya apuntó maneras cuando le dio a Mali una Tercera posición en la CAN del 2013, y ahora llega un título conseguido gracias a una plantilla con jugadores de 8 estados africanos diferentes.

Una fiesta en las gradas

Sin el goleador zambiano Kalaba en la vuelta por sanción, ni el defensa Jean Kasusula (se rompió el brazo en un accidente de moto antes de la final), el Mazembe intentó dominar el juego, atacando, como le gusta. El ambiente era de fiesta, pese los llamamientos a la calma del presidente y Carteron. Las crónicas hablan de horas y horas de fiesta ya antes del partido. Y la presión se notó, pues el Mazembe, poco a poco, perdió el control del juego, aunque la defensa aguantó bien los centros laterales y disparos lejanos de los visitantes. Kidiaba, el famoso portero que celebra los goles con esos saltitos con el trasero, controló un disparo de Benmoussa y un remate sin fuerza del delantero Andrian, el primer jugador de Madagascar titular en una final de Champions. Al USM le faltó pólvora.

Samatta decidió

Las triangulaciones de los delanteros tanzanos Thomas Ulimwengu y Mbwana Samatta animaron un poco el partido, aunque Carteron, insatisfecho, intentó controlar más el partido con dos substituciones en la segunda parte: sacó a Daniel Nii Adjei, ghanés, y el marfileño Roger Assalé por los inoperantes en fase ofensiva Solonon Asante (formado en la escuela del Feyenoord en Ghana) y el delantero internacional con Zambia Sinkala. El juego mejoró un poco, aunque todo se luchaba en el centro del campo. Y eso frustraba a los visitantes. Aoudia entró por Beldjilali y Nadji por Berrefane, en un intento de cazar balones en el área, jugando con dos delanteros puros, aunque poco a poco las contras locales empezaron a desmoralizar al USM, especialmente gracias a Samatta, un puñal. Precisamente, el tanzano marcó de penalti en el minuto 70 el gol. A sus 23 años, el exjugador del Simba Club acaba con 7 goles, convertido en el máximo goleador empatado con el sudanés Bahkri.

Rachi Nadji perdonó el empate (83′), aunque el Mazembe aguantó bien y en la última jugada, Assale marcó el 2-0 a la contra. La fiesta empezó en las calles por la mañana. Y en el estadio, por la tarde, con una tangana entre los dos equipos en el terreno de juego.. El TP Mazembe es campeón africano otra vez.

Foto de portada: mustapha_ennaimi.

Related posts

1 comments

Estimado Toni Padilla: le comento que Nathan Sinkala, el jugador zambiano que ud menciona y que fue reemplazado en el entretiempo del partido final de Champions League africana, no es delantero. Sinkala se desempeña en la línea media junto a Boubacar Diarra y, si bien llega con asiduidad a las cercanías del área adversaria, es centrocampista e incluso ha jugado como zaguero central. Como dato agregado, en la primera final debió ser expulsado, ya que cometió dos faltas de clara amonestación -que el árbitro no juzgó así- luego de haber recibido la primera tarjeta amarilla en el minuto 14 de juego.

Deja un comentario

*