El TP Mazembe y el USM Argel camino de la final de la Champions africana

Arsenie Coseac - Sudán

La Champions League africana busca finalistas. Los dos gigantes del fútbol sudanés se han metido en semifinales y han jugado el partido de ida en casa con resultados dispares, aunque el sueño de una final entre ellos aún es posible. Aunque la lógica apunta en dirección contraria: una final sin sudaneses.

El Al-Merrikh, uno de los dos grandes de Omdurmán, la ciudad sudanesa más poblada, consiguió derrotar al quizás gran favorito del torneo, el TP Mazembe congoleño por 2-1. Y el Al-Hilal perdió 1-2 con USM Argel.

Situada justo enfrente de la capital Jartum, al otro lado del río Nilo, Omdurmán vive dividida por la rivalidad de estos dos clubes: Al-Merrikh y Al-Hilal. Con empresas relacionadas con el petróleo detrás de ambos, son dos clubes estables con capacidad para reclutar a los mejores jugadores locales e incorporar a algún buen delantero de otros estados africanos. Mantienen una rivalidad terrible, muy fuerte. Si se enfrentaran en la final, sería el partido más importante en tiempo para millones de personas. De momento, el Al-Merrikh ha ganado su partido. El Al-Hilal, no.

El poderoso TP Mazembe, campeón en cuatro ocasiones (dos en la última década) y subcampeón del mundo en 2010, deberá ganar en casa el partido de vuelta si quiere jugar otra final. Pocos dudan que lo conseguirá, pues tiene mejor equipo, el único estadio de nueva generación de la RD Congo, con césped artificial y todo el dinero que quiere gracias a Moïse Katumbi Chapwe, el empresario y político local que ficha los mejores jugadores de la región.

En la ida, el Mazembe ha perdido contra un Al-Merrikh entrenado por un aventurero del fútbol, el francés Diego Garzitto, entrenador precisamente del Mazembe hace 12 años. El ghanés Francis Coffie marcó el 1-0 (pasó fugazmente por el Leganés), el joven delantero tanzano Thomas Ulimwengu empató y en los últimos minutos Bakri Al-Madina, delantero internacional sudanés, firmó un resultado que permite al Al-Merrikh soñar con su primera final de Champions.

Sus vecinos sí han jugado finales. Al-Hilal llegó a dos finales de Champions (1987 y 1992), aunque las perdió. Y ahora ha desaprovechado su ocasión, pues dominó el partido contra los argelinos del USM Argel… y perdió. Este club de la capital argelina busca su primera final, su primer título y conseguir que por segundo año consecutivo un club argelino levante la copa, después de la victoria del Sétif la última temporada. Las últimas cuatro temporadas, es más, han ganado equipos del norte: Al Ahly de Egipto en dos ocasiones, el Esperance tunecino y el Sétif. Solamente el TP Mazembe aguanta el orgullo del fútbol del África negra.

El Al Hilal marcó a los tres minutos de juego de su partido gracias al delantero internacional sudanés Mudather El Tahir, aunque el delantero cedido por el FSV Frankfurt alemán, Mohamed Amine Aoudia, empató de cabeza antes del descanso. La defensa visitante sufrió demasiado, aunque el brasileño Andrezinho (un tipo que ha jugado en China, Malasia, Hungría y Lituania) falló un penalti cuando el experimentado portero Mohamed Lamine Zemmamouchelo sacó los pies. Y en la siguiente jugada, un jugador formado en el USM, Karim Baïteche, no perdonó: 1-2 y los argelinos sueñan con su primera final después de tres semifinales.

La próxima semana, los partidos de vuelta. Una final TP Mazembe-USM Argel parece lo más lógico. Aunque los sudaneses no se rinden.

Foto de portada: Arsenie Coseac.

Related posts

Deja un comentario

*